El Caso Amstrong y el dopaje en general

sangreEn los últimos tiempos, mucho se ha venido hablando sobre el tema Amstrong, el ciclismo, el dopaje y demás, por lo que me gustaría aportar mi punto de vista acerca de este tema.

El dopaje y el deporte

Para empezar, y sin querer ponerme en plan filosófico, no creo que el hombre sea un ser bueno y honesto por naturaleza. No soy un escéptico, simplemente no soy tan ingenuo como para pensar lo contrario. Evidentemente no todos somos iguales, pero como especie somos egoístas, miramos por nuestro interés y si tenemos normas y sistemas para castigar infracciones, es porque tan buenos no somos…

Hoy en día, en el deporte profesional hay demasiados intereses puestos, tanto políticos como económicos,  por lo que de una manera u otra, éste se ve alterado y adulterado: sobornos, sabotajes, dopaje, etc. No digo que todas las competiciones estén manipuladas ni nada por el estilo, pero el caso es que no me creo que sean tan honestas como mucha gente pueda pensar.

Creo que en los deportes individuales es especialmente tentador el hecho de doparse, pues uno al final gana el dinero que gana en base a su rendimiento y resultados, y al no poderse escudar en un colectivo, sus defectos y limitaciones se hacen más evidentes. Además, a este hecho hay que añadirle que hay disciplinas en las que si no estás en el top, lo que ganas no te da para vivir y en ocasiones ni estándolo es suficiente.

Caso Amstrong

En cuanto al caso de Lance, he de decir que no me sorprende en absoluto el hecho de que se dopase sistemáticamente a lo largo de su carrera (quien me conoce sabe que siempre he dicho esto acerca de él). Ni me caía bien como personaje público, ni tampoco me creía su rendimiento como atleta.

Dejando esto a un lado, yo me pregunto ¿Por qué lo sacan justo ahora? Muchos dicen que es para mantener el juego limpio en el deporte, no dejar que los tramposos se salgan con la suya, etc. Pero yo simplemente toda esa parafernalia no me la trago, porque el aparataje que tenía aparentemente Amstrong tras de sí, era lo suficientemente elaborado y amplio como para que se hubiese descubierto antes si realmente los que mandaban tenían la voluntad de hacerlo. Ante eso yo extraigo dos suposiciones: dentro estos organismos, federaciones y demás, hay agentes comprados que dificultan la detección de este tipo de trampas, y  llegado a una escala de poder, lo que queda es más una organización mafiosa que unos gestores honestos. Básicamente, creo que todo el que estuviese en ese mundillo conocía de las trampas de Lance y miraban hacia otro lado porque en ese momento les interesaba, y que ahora lo sacan a la luz por el mismo motivo.

Ahora bien, dicho todo lo anterior, hay una cosa que me gustaría resaltar: me parece bien que de quienes se acredite de forma inequívoca que se han dopado, se les desposea de sus títulos y premios, así como de las ganancias asociadas a sus victorias. El Tour Down Under es una prueba ciclista australiana que abre el calendario de competiciones de la Unión Ciclista Internacional. Hace unos años, los organizadores de la misma le pagaron a este señor para que con su presencia, la carrera ganase caché y peso internacional, cosa que efectivamente lograron. Pues bien, ahora los directores de la carrera y algún que otro político, están estudiando denunciar a Amstrong para que devuelva el dinero. Independientemente de la ética profesional de este corredor, ¿Acaso no asistió a esa Vuelta? ¿Acaso ésta no ganó prestigio con su asistencia? Si efectivamente le llevan a los tribunales por este motivo, me parece que estarán cometiendo una falta de dignidad y profesionalidad tremenda.

Estimaciones por mi parte

Aunque evidentemente se ha avanzado mucho con el tema de la lucha contra el dopaje, creo que:

Siempre habrá deportistas sin ética que tratarán de hacer trampas, ya bien sea dopándose o haciendo otras cosas.

– Hoy en día hay demasiados intereses puestos en el deporte profesional como para poder erradicarlo por completo.

Quienes mandan tienen demasiado poder. Hacen lo que quieren y cuando quieren, con todo lo que ello acarrea.

– La tecnología de quien se dopa va siempre por delante de la de sus perseguidores.

– La normativa que lucha contra el dopaje está desfasada y muy superada por los tiempos actuales, llevando a situaciones injustas y completamente absurdas como la sanción a Alberto Contador. Con este tipo de cosas, uno pierde la esperanza en que esta situación mejore y pone en evidencia las múltiples deficiencias del sistema. A quien discrepe conmigo en este último punto le animo a que haga dos cosas antes de darme su opinión: 1º Que se lea la sanción a Alberto y 2º Que vea la película “Doce hombres sin piedad”.

Un abrazo a todos y ojalá me equivoque, pero no creo que esta situación pueda ser cambiada.

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar