Primeros entrenamientos en 2013

mizuno

Mis mizuno Wave Rider 15

Este verano pasado me enteré de que tenía escoliosis, por lo que si quería correr, debía de hacerme un alza para igualar la altura de mi cadera. Hice caso omiso, comencé a correr y como al principio no noté nada, pensé que era una tontería el preocuparme por ello. Conforme continuaba entrenando y aumentando la dureza de mis sesiones, comenzaron a aparecerme molestias y dolores, con lo que, tras mi media maratón en el pasado mes de diciembre, decidí descansar por unos días para recuperarme y que mientras tanto, me hiciesen el alza. Cuando por fin me hice con ella, y hube fijado mis objetivos para este presente año (al menos a rasgos generales), comencé a volver a entrenar.

¡El dolor por fin ha desaparecido! Estoy comenzando a disfrutar del running a otro nivel y la verdad es que, aunque no esté hecho para este deporte, cada vez me gusta más. Los primeros entrenamientos corriendo de este 2013 los hice en Huelva, por donde están las Marismas del Odiel. Es un sitio realmente bonito, tanto para ir a correr, como para ir en bicicleta, por lo que si alguna vez vais a entrenar por esa ciudad, os recomiendo que os acerquéis. Ya de vuelta en Sevilla he continuado entrenando a la vera del río Guadalquivir y para mi sorpresa, este año he visto corriendo a mucha más personas que el año pasado por estas mismas fechas ¡Arriba esa gente sana!

Mis Spiuk ZS11

Hoy decidí variar un poco, coger la bicicleta por primera vez en el año y estrenar así mis nuevas zapas de Spiuk (Dios, cómo se nota la diferencia entre unas zapatillas de MTB, con el resto de calzado). Primero, fui desde Sevilla hasta las inmediaciones de Gines (siguiendo caminos de tierra), después, volví a bajar a la ciudad por la misma ruta de subida, a la que un amigo y yo llamamos “La ruta de los toboganes” (una bajada aproximadamente de 1 km, que lleva desde un cruce de carretera, hasta la parte más elevada de Camas, a través de surcos en la tierra, similares a pequeños toboganes, en los que puedes saltar si llevas suficiente velocidad) y finalmente volví a casa tras dar unas cuantas vueltas al Parque del Alamillo. Mientras volvía a mi casa a ritmo crucero, me sucedió algo que suele pasar cuando vas a entrenar en bicicleta: alguien que se pica al ver que le adelantas y que vas más rápido que él, por lo que trata de seguir tu estela, intentando aprovechar el rebufo y así devolverte el adelantamiento. La verdad es que es algo que me divierte bastante, así que, cuando me aseguré de que estaba justo detrás de mí, bajé piñones, aceleré y… ¡sayonara! jajajajaja siempre me sube la moral hacer esto.

En fin, quedan semanas duras antes de volver a participar en alguna carrera (supongo que será a finales de febrero cuando participaré mi primera del año), pero del entrenamiento también se disfruta. Espero poder terminar un par de proyectos antes y hacerme con un poco más de material,

¡Un abrazo a todos y dadle duro!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar