Consejos para evitar robos y recuperar tu bicicleta

En el pasado ya escribí un post en el que ofrecía consejos para quien se quisiese comprar una bicicleta de montaña. Ahora quiero orientarte un poco sobre qué cosas has de hacer tras comprar una y evitar futuros robos o recuperarla en el caso de que ya te haya desaparecido. Desgraciadamente todo esto que te pongo está basado en mi experiencia personal y en la de algunos conocidos míos, con lo que espero que esto te evite el pasar un mal rato más adelante.

robo

Si te roban una bicicleta y lo vas a denunciar a la policía tienes que tener en cuenta varias cosas: es muy difícil que la recuperes por muchas razones (que no voy a entrar a criticar o analizar en esta entrada), pero por tu parte tienes que ofrecer toda la colaboración posible para procurar que la rescaten. Yo te sugiero lo siguiente:

El Ticket

Es fundamental que guardes el ticket de compra. No sólo te servirá de cara a posibles reclamaciones a la tienda que te vendió la bicicleta, en caso de defectos de fábrica, sino que además será un elemento esencial a incluir dentro de la denuncia. Lo mejor es guardarlo junto con la garantía en una carpeta perfectamente identificada, para así evitar que se destruya o que la tinta del mismo quede ilegible con el paso de los años (algunas tintas dejan de poder leerse con claridad si están expuestas al aire con el paso del tiempo).

La razón de ser de esto es que al presentar el ticket de compra justificas que eres el dueño y titular de la bicicleta (aunque hay más formas de demostrar esto).

El número de bastidor/cuadro

Todos los cuadros de las bicicletas tienen un número de serie que, por lo general, se sitúa debajo del pedalier. Apúntalo y guárdalo junto con el ticket y la garantía. Este número es único para cada bicicleta, así que puede que sea la única forma que tengas de justificar que eres el legítimo dueño de la bici y no el ladrón. Además, si éste la pinta para intentar revenderla, este código será el único método que tengas para identificarla. Aquí te dejo un enlace en el que enseñan en qué sitios suelen venir estos códigos.

Toma una foto

Hazle una fotografía a tu bicicleta, así ayudarás a que la identifiquen con mayor rapidez. Ten en cuenta que los policías no tienen por qué entender sobre bicicletas, por lo que aportar una imagen puede determinar que al final la encuentren o no. Hoy en día se tienen cámaras en todas partes, desde móviles, hasta algunos reproductores de mp4, tablets, cámaras digitales, webcams, etc. así que es algo que no te tomará nada de tiempo.

Marca, modelo y año

Otra cosa muy importante es apuntar el nombre de tu bici (marca, modelo y año). Pues de un año a otro las marcas cambian los colores, especificaciones, etc. Y para la policía no es lo mismo tener que buscar: “una bicicleta azul y blanca de montaña” que una “Orbea Alma S50 Azul y blanca del año 2009”.

Señas distintivas

Mientras más información aportes, más posibilidades tendrás de recuperarla. Hay bicicletas que tienen componentes llamativos que las distinguen de otras (pegatinas, sillines de colores, puños con forma exótica, etc.) o incluso señales de caídas que las hacen únicas (raspones, roturas, piezas de repuesto, etc.). Mientras más cosas aportes, mejor.

Ahora te daré unas indicaciones para intentar evitar directamente que te la roben.

El candado

Hablando claro: los candados buenos salen caros y si te quieren robar algo, te lo robarán igual (si se puede robar un banco, una bicicleta no es problema). La cosa es que mientras mejor sea el dispositivo que montes o de mayor calidad sea tu cerrojo, disuadirás a más ladrones, habrá muchos que no tengan la habilidad suficiente para robarla y quien sí la tenga, tardará más en robarla (incrementando las posibilidades de que le vean intentándolo y por lo tanto de que le pillen o incluso le pilles tú).

Las marcas suelen incluir niveles de protección con respecto a sus candados (a mayor nivel, más sofisticado, robusto y fiable es), con lo que antes de comprarlo deberías indagar sobre cuál es el que más te conviene. Alguna marca añade una especie de seguro antirrobo que consiste en lo siguiente: si en el primer año de uso te roban la bicicleta, la compañía que lo fabricó te devuelve el importe de lo que te costó ésta al adquirirla. No te fíes mucho de esto, porque la letra pequeña es muy traicionera: requieren que haya grabaciones que demuestren cómo te la robaron, que les mandes una copia de la denuncia, así como el candado destrozado/trucado para poder analizarlo (cosa que resulta casi imposible porque en estos robos, los ladrones se los suelen llevar para no dejar huellas ni pruebas).

Lo ideal es que dispongas de al menos 2 candados que tengan forma de U (aquí se ve muy bien los distintos tipos de candados que hay) y que sean lo más largo posible. Mientras más grandes sean, más engorrosos y pesados son de transportar, pero al mismo tiempo te permiten enganchar la bicicleta a soportes más gruesos (como farolas) y que no estén en ángulos fáciles.

Otros consejos

  • Los 2 candados son para asegurar las ruedas (suelen robarlas mucho, sobre todo si tienen un sistema de cierre rápido), que en todo momento han de quedar atadas al cuadro. Si sólo puedes asegurar una, que sea la trasera ya que es mucho más cara que la delantera.
  • Nunca aparques una bicicleta atando únicamente una rueda al mobiliario urbano (si desenganchan la rueda, ésta la conservarás pero se llevarán el resto de la bici). Siempre ha de ser el cuadro (o bastidor) el que desempeñe esta labor de quedar unido con el candado al mobiliario (el resultado ideal sería una cosa así).
  • No aparques la bici en una señal de tráfico. Son fáciles de tumbar y separar del suelo, con lo que se llevarán vuestra bicicleta igualmente.
  • Es mejor aparcar en zonas muy transitadas y preferiblemente donde haya cámaras cerca (como en frente de los bancos).
  • El candado es mejor que no esté demasiado cerca del suelo. Es más difícil levantar sospecha si intentas trucarlo agachado en el suelo, que de pie expuesto a la vista de todo el mundo.
  • Es importante que no dejes pasar el tiempo y pon la denuncia con la máxima rapidez posible.
  • En algunas localidades hay registros de bicicletas. Puede ser conveniente inscribirse en ellos, porque es un elemento disuasorio e identificativo más.

Espero de todo corazón que esto te resulte de utilidad y así no tengas que sufrir por culpa de algún indeseable

¡Un abrazo!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

2 Respuestas

  1. Paco Pastor dice:

    muy bueno campista, gracias por tus consejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar