Dolores, reinvención… ¡Junio!

Yo entre la multitud…

Lo cierto es que las historias sobre mis dolores se remontan al año pasado. Todo comenzó cuando habiéndome propuesto correr la Carrera Nocturna del Guadalquivir de 2012 (en Septiembre) empecé a entrenarme en verano. Fueron dos meses y medio de sesiones en las que mejoré no sólo mi condición física, sino también mi rendimiento en lo que era correr.

Todo era bienestar, felicidad, flores y el osito de mimosín bailando sobre un prado verde… Hasta que una semana antes de la mencionada carrera, comencé a notar molestias en el lateral de la rodilla izquierda. Desde entonces continué entrenando y compitiendo con más o menos dolor pero tras correr la Media Maratón de los Palacios decidí que era hora de ir al médico a ver qué me sucedía ¿Resultado? Tenía escoliosis (una pierna 3 mm más larga q la otra), por lo que tuve que hacerme un alza para las zapatillas de mi pie izquierdo.

Enero fue un mes genial, pues gracias al alza desaparecieron todos mis dolores de rodilla con lo que pude entrenar más que nunca la carrera a pie, mejoré mucho mis ritmos gracias a un buen volumen de entrenamientos, probé cosas nuevas como el fartlek y tuve en general muy buenas sensaciones. Entonces llegó febrero y con él mis exámenes y la alergia. Aquello frenó en seco mi progresión y por si fuera poco a mediados de aquel mes, volvieron mis dolores, en el mismo sitio pero en distinta rodilla.

Al igual que me pasaba con la rodilla izquierda, la derecha sólo me dolía al correr pues en la bici y en la piscina no notaba molestias, y lo peor de todo es que no sólo me molestaba durante mis entrenamientos de running sino incluso varios días después. Probé de todo: estirar más, correr por terrenos más blandos, hacer más descansos, etc. Pero aquellos dolores no desaparecían, sino que cada vez se hacían más intensos y perduraban más, por lo que terminé por entrenar menos la carrera a pie.

Como vi que aquello no era normal continué dándole vueltas y me fijé en que mis zapatillas estaban completamente destrozadas por el interior de la suela y ahí ha comenzado mi reinvención. Primero cambié de zapas comprándome mis K-Swiss sabiendo que aquello me ayudaría con mi pronación, luego me enteré de que el dolor que ahora notaba se debía a una cosa llamada Fascia Lata por lo que comencé a hacer una serie de estiramientos específicos, he incrementado la dureza de mis sesiones de bici para fortalecer los cuádriceps y por último he comenzado a corregir mi pisada para talonear menos y aterrizar más con el metatarso.

Al principio no noté una gran mejoría, pero la verdad es que poco a poco el dolor ha ido remitiendo. Primero dejó de dolerme en los días posteriores a los entrenamientos y después durante las propias sesiones también. Ahora en junio a pesar de tener mis exámenes estoy pudiendo disfrutar de carreras cortas, intensas, con buenas sensaciones y sobretodo sin dolor.

Aunque a lo largo de estos meses ha habido momentos puntuales en los que pensaba en los que estaba mejorando de mis dolores, creo que ahora puedo afirmar que ésta es la ocasión en la que por fin podré aparcar estas molestias (al menos creo que no volveré al punto en el que me encontraba). En el deporte al final todas las mejoras, tanto en rendimiento como en molestias, vienen dadas no por remedios milagrosos sino por la conjunción de muchas cosas pequeñas. Ésta es una lección que he ido aprendiendo con el paso del tiempo y que a día de hoy forma parte de mi disciplina personal como deportista popular.

Confío de corazón en que éste sea el punto y final a mis molestias con la Fascia Lata y tenga que dejar de reinventarme en este sentido. El deporte es mejora y reinvención constante y eso me encanta, pero cuando se trata de temas ajenos a las lesiones.

¿Y tú tienes así algún tipo de molestia que lleves arrastrando algún tiempo? ¿Cómo lo llevas?

¡Un abrazo!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar