Mochila de hidratación B’Twin 9.2

water-pouch-92Si eres un apasionado del deporte te habrás dado cuenta de que resulta bastante caro el hacerte con un material que te ofrezca las máximas garantías, por lo que es probable que sólo te quieras gastar el dinero en cosas que consideres absolutamente imprescindibles. Las mochilas de hidratación no son algo absolutamente imprescindible para salir a rodar con la bici de montaña, pero desde mi punto de vista son uno de los mejores saltos de calidad e inversiones que uno puede hacer si le gusta mucho eeste deporte ¿Por qué? Pues por varias razones:

  1. Son mochilas especialmente pensadas para practicar este deporte, por lo que se te adaptan al contorno de la espalda resultando mucho más cómodas que las mochilas tradicionales.
  2. El tejido del que está cubierta la zona que entraría en contacto con la espalda, evacúa mucho mejor el sudor, evitando que éste se acumule.
  3. Te permiten llevar unos litros extra de agua gracias a las bolsas de hidratación que llevan en su interior. Como éstas no están expuestas al aire libre la temperatura ambiente no modifica la temperatura del agua, aunque lleves horas rodando.
  4. El espacio tanto interior como exterior, está optimizado para que lleves en el mínimo espacio el mayor número de elementos posible.

Todo parecen ventajas, pero ¿Cuál es la pega? Pues por lo general son bastante caras incluso para sus modelos básicos, siendo los más completos casi prohibitivos para el gran público. La marca que domina completamente este segmento es Camelbak, aunque en los últimos años están apareciendo con fuerza otras que están tratando de repartirse el pastel como Hydrapak y Shimano (como alternativa espñaola podría destacar Trangoworld). En España son especialmente populares los complementos ciclistas de la empresa francesa Decathlon (siendo sus marcas registradas para ciclismo RockRider y B’Twin). Yo decidí hacerme con una mochila de esta última empresa: la Mochila de Hidratación 9.2 de B’Twin y tras un año de uso intensivo no puedo estar más contento.

Vista de la espaldera de la mochila

¿Qué características tiene esta mochila en concreto?

Si dividiésemos estas mochilas entre pequeña, mediana y gran capacidad, ésta sería una mediana con características de gran. Para empezar tiene una bolsa de agua de 2 Litros (realmente nunca serás capaz de llenar los 2 Litros pero la cantidad que restaría no es significativa), por lo que teóricamente te debería de servir para salidas largas de más de dos horas. En el mercado te podrás encontrar bolsas bien de 1 (salidas cortas), 2 (salidas largas) ó 3 litros (salidas muy largas). Por otra parte, tiene una capacidad de almacenaje de hasta 7 Litros cosa que está bastante bien, teniendo en cuenta que la capacidad habitual suele ser de 3 para las mochilas intermedias.

Como puedes ver en la imagen superior, la zona de la espalda está cubierta con un tejido de rejilla, bastante fresco que efectivamente envita la acumulación de sudor y además tiene una serie de almohadillas que hacen que resulte muy cómoda de llevar aún si tienes dentro de la mochila objetos duros y con formas irregulares.

Tiene dos arneses: uno a la altura del pecho y otro por encima del ombigo que consiguen que te de una sensación de sujeción total, pero sin resultar incómodo en ningún momento.

La mochila tiene 3 bolsillos auxiliares: uno en la zona derecha de la imagen (parte superior de la mochila) en la que te pueden caber perfectamente el móvil, las llaves, una barrita y el carnet de identidad, otro en la zona baja-izquierda (zona derecha de la mochila), en la que también te podría caber el móvil, alguna barrita, dinero, etc. y otra que quedaría a la izquierda de la imagen (donde está la banda reflectante) que realmente no te sirve para guardar nada, pero tiene en su interior una red deplegable que te sirve para llevar objetos grandes y robustos que en principio no te deberían de caber dentro de la mochila.

Interior de la mochila

Volviendo al interior y capacidad de la mochila, puedes observar que tiene 3 espacios reservados especialmente para la bomba de inflar, los multiherramientas y otros pequeños objetos que no quieras llevar sueltos.

Precio

Por último su precio es inferior a 50€, así que teniendo en cuenta esto y lo anteriormente analizado en mi opinión está claramente por encima de sus máximas rivales (la Camelbak Lobo). Mi nota para este modelo es de un 7,5.

Tipo de uso

El usuario tipo para esta mochila es todo aquel ciclista que quiera hacer etapas largas, llevando todos aquellos objetos que pueda necesitar durante las mismas: chubasqueros, cámaras de aire de repuesto, barritas, geles, multiherramientas, bocadillos, etc. Si lo que buscas es una mochila para irte a la aventura, del estilo: hacer muchas etapas de largos kilometrajes, esta mochila puede cumplir perfectamente esta función, aunque creo que lo más correcto sería adquirir una mochila del estilo Camelbak Mule.

Lo Mejor

– El tamaño de la bolsa de agua.

– La capacidad de almacenaje.

– El precio.

– Se lava fácilmente.

Lo Peor

– Apariencia tosca y sin distintas opciones de colores.

– Podría tener más bolsillos para llevar accesorios.

¡Un abrazo!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar