II Acuatlón Villa de Rota por relevos [Mi crónica]

Cartel de la carrera

Cartel de la carrera

Desde hace un poco más de dos meses he estado completamente parado en cuanto a competiciones se refiere ¿Por qué? Pues porque básicamente tenía la convocatoria de Junio-Julio de la universidad en la que tenía mis exámenes finales. Estoy bastante próximo a terminar mi carrera por lo que competir me quita bastante tiempo. No sólo el correspondiente a la propia competición, sino también al de los entrenamientos (aunque no pare de entrenar, el competir hace que entrene más). La jugada me ha salido bien porque he aprobado muchos exámenes y la mayoría con muy buenas notas.

Volviendo al tema que me atañe, a principios/mediados de junio, vi que en el foro de mi club se abrió un hilo en el que mis compañeros discutían sobre si ir o no a la carrera que da título a esta entrada. La prueba consistía en competir en equipos de 4, recorriendo cada miembro 500 metros a nado + 2 kilómetros corriendo y dando tras ello el relevo al siguiente participante. Yo no sabía si podría asistir ni si estaría en la forma adecuada porque la natación es el único deporte que he dejado de practicar por completo en estos últimos meses. Me ofrecí como sustituto para el caso de que alguien eventualmente fallase y se necesitase a quien completase una plantilla.

Pasaron los días y finalmente recalé en un equipo cuyos integrantes iban básicamente a finalizar la prueba. Dos días antes de la prueba me propusieron hacer un cambio e irme a otro de los equipos del club, pues éste había sufrido dos bajas y no encontraban a nadie. Aquello me sorprendió mucho pero por otra parte me alegró bastante porque en él se encontraban mis dos mejores amigos en el club: Borja y Javi.

Jose, Nati, Mariano, Manuel, Jose, Borja, Javi y yo

El día de antes

Como Javi tiene un piso en una playa muy cercana a donde competíamos, Borja, él y yo nos fuimos allí el día de antes para evitar darnos una paliza de coche y disfrutar además de un buen fin de semana de relax. Así lo hicimos y además reconocimos el terreno con otros buenos compañeros del club. Fue un buen día.

Todos los camaleones antes de empezar la prueba

El día de carrera

El día de la carrera llegamos con el tiempo un poco justo (a 10 minutos de que cerrasen la recogida de dorsales), nos cambiamos, nos aseguramos de cuál era nuestro orden de participación, dejamos las cosas en el box, calentamos y nos dirigimos al punto de salida. Mi turno era el 3º con lo que tenía tiempo de sobra.

Dieron la salida y todos los participantes volaron hacia el agua. Se podía ver perfectamente que había una corriente relativamente intensa en el agua que provocaba muchas desviaciones en el rumbo de los nadadores. El tiempo fue pasando, yo animaba a mis amigos y los primeros relevos se fueron dando.

Finalmente fue mi turno y salí lo más rápido que pude hacia el agua. Mis primeros metros fueron buenos, pero la corriente era lo suficientemente fuerte como para hacer que la travesía fuese incómoda. No era fácil tener referencias sobre la boya que marcaba el circuito y aunque no me desvié en ningún momento ni tampoco tuve problemas de flato ni mareos, me fallaban las fuerzas. Se notaba que llevaba sin nadar casi dos meses. Una vez hube terminado la ida, me tocó dar la vuelta y ahí fue cuando se me hizo la prueba más larga (entre otras cosas un nadador despistado colisionó conmigo y casi me ahogo por el golpe que me dio en la cabeza). Tras mucho esfuerzo y tratar en vano de avanzar con rapidez salí del agua y me dirigí hacia la transición.

En ese momento tuve una de las peores sensaciones que he tenido en toda mi vida, pues sentí un agarrotamiento total en los músculos. Hice la transición relativamente lenta porque quería coger un poco de aire. Cuando estuve listo, comencé a trotar para comenzar mi carrera a pie. Noté tres cosas: una que no tenía fuerzas, dos que estaba Javi animándome para que incrementase el ritmo (tuvo gracia la verdad) y tres que mi dorsal se estaba deshaciendo ¡Estaba hecho de papel! ¿Pero cómo se les ocurre hacer un dorsal que se disuelve con el agua en un acuatlón?

El primer tramo a pie lo hice con mucha fatiga en el cuerpo y sólo tenía ganas de terminar. En el segundo comencé a respirar bien y a incrementar mi ritmo, sintiéndome cada vez mejor hasta que comencé a sentirme relativamente bien. En ese momento se acabó mi participación pues llegué al punto en el que debía de dar el relevo a mi siguiente compañero: Borja. En ese momento me enteré de que el circuito de natación había sido finalmente de casi 800 metros y no 500 como nos había dicho la organización.

A pesar de mi desastrosa participación, estoy muy contento por la labor de mi equipo que finalmente terminó el 26 de 62 finalistas (algunos equipos fueron descalificados por recortar en la natación). Después continuamos con un buen día de playa y risas con el resto de mis compañeros del C.T. Camaleón. El haberme metido en este club es de las mejores decisiones que he tomado en mi vida y ciertamente soy muy feliz de poder formar parte de este grupo que tiene una calidad humana incomparable. Necesito y quiero mejorar, pues no estoy  nada satisfecho con mis marcas y rendimiento actual. Ahora viene el verano y pienso darme bastante caña para poder dar un salto de calidad, o al menos sentar las bases para dar ese salto de cara a la preparación de invierno.

En principio no sé cuándo volveré a competir pero espero hacerlo durante el verano en alguna carrera a pie y tras el verano en el II Triatlón Puerto de Sevilla (si es que finalmente se realiza pues han pospuesto la fecha, aún no se ha ofrecido alternativa y aún no sé si entraría en conflicto con mis exámenes de septiembre).

Hasta entonces por aquí seguiré contándoos mis batallitas,

¡Un abrazo!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar