Olímpica decepción

Olympic_optLas aspiraciones de Madrid por convertirse en ciudad olímpica se han vuelto a desvanecer. A mí particularmente me hacía mucha ilusión que Madrid pudiese salir elegida (más allá de viejos rencores que mucha gente en Sevilla parece guardar por aquella disputa que hubo con la candidatura de 2012), porque me hubiese gustado poder ver competir a los mejores atletas del mundo en disciplinas como la maratón, el triatlón, el ciclismo en ruta o el mountain bike.

Me hace mucha gracia que quien esgrime argumentos a favor de la celebración de unos juegos, hace hincapié en el buen impacto económico que tiene para el país y la ciudad que los alberga, mientras que quien está en contra, utiliza precisamente el argumento económico para desincentivar que se celebre este acontecimiento, pues también se dice que quien celebra este evento mundial suele acabar sumido en una especie de semiruina económica. No sé quien es quien manipula los datos, pero es algo que me importa bien poco.

Para empezar ¿Cómo podemos aspirar a ser anfitriones de unos Juegos si no apoyamos a nuestros deportistas de élite?

  1. Vivimos en un país en el que sólo existe el fútbol. Entiendo que es el deporte mayoritario y que entidades privadas como Marca y As (Real Madrid Media para los amigos) o el Mundo Deportivo y el Sport (Barça Corporation para quienes no los conozcáis) sean casi lo único que traten. Otra historia bien distinta es el apoyo que institucionalmente se les brinda. El fútbol es un deporte multimillonario y autosuficiente que en ningún caso creo que deba de ser apoyado desde el erario público. Si no está mejor gestionado es por la avaricia de unos y la torpeza de otros.
  2. Cuando le dieron el premio Príncipe de Asturias a Xavi e Iker Casillas en un año olímpico una pequeña parte de mí murió ¿Cómo puede ser que a dos tíos que ya ganaron el galardón por formar parte de la selección española de fútbol, les vuelvan a dar este premio? Porque mantuvieron la amistad a pesar de sus entrenadores y a ese nivel de competitividad la tensión es muy alta y bla bla bla… En deportes como el atletismo donde ganar y perder puede significar comer el día de mañana o buscarte un nuevo trabajo, veo día tras día que quien se ha quedado fuera del pódium final se funde en un abrazo con el ganador y viceversa. Pero eso sí, démosle premios a los futbolistas por ser amigos a pesar de estar en equipos distintos… Hay que joderse.
  3. En los últimos años hemos pasado de tener becas deportivas para todo el mundo y ahora al estar en crisis se ha pasado al extremo opuesto, cuando en realidad se tendría que haber buscado un sistema más lógico y justo sobre el sistema de becas. Sin buenos representantes de deportes minoritarios no hacemos competiciones dignas ni hay Marca España que valga.
  4. En los pasados Juegos Olímpicos las opciones que había sobre los abanderados eran: en primer lugar Nadal y en segundo lugar Gasol. Entiendo que son los dos mejores embajadores que podemos tener deportivamente hoy en día pero, por otro lado considero que no es su ambiente ¿A qué me refiero? Pues que tanto en el caso del baloncesto como en el tenis la competición más grande que hay no son los Juegos, sino mundiales y anillos de NBA en el primero y Grand Slam en el segundo. En el caso del atletismo y otros deportes como el remo y demás sí que creo que los Juegos son la máxima aspiración profesional de cualquiera de sus practicantes, por lo que creo que el mayor premio y reconocimiento a su labor es que sean ellos mismos quienes porten nuestra bandera en las galas de apertura y clausura. Este es un mal extendido a todos los países (desde mi perspectiva).
  5. Más importante que celebrar unos Juegos y construir miles de instalaciones que al final se van a malograr, creo que es más importante que haya un plan general en todo el país para crear buenas estructuras deportivas que nos sirvan no sólo para formar mejor a nuestros deportistas, sino también para atraer a atletas de otros países y celebrar competiciones de prestigio, pues así se crean fuentes de ingresos atractivas para el Estado. Tenemos una geografía privilegiada dentro de Europa y no lo aprovechamos: Sevilla es una ciudad ideal para la práctica de deportes como el kayak, el piragüismo, o el remo, Lanzarote y Granada lo son para el ciclismo, Cádiz lo es para la vela, etc.
  6. No sabemos vendernos. Sólo hay que ver la profesionalidad que tiene la realización del Tour de Francia, en comparación con la Vuelta a España que ni siquiera somos capaces de vender aquí (lo mismo ocurre con otras competiciones como pueda ser la Liga de Fútbol profesional en comparación con la Bundesliga o la Premier League, etc.).
  7. Hay quien está en contra de ayudar al deporte, pero yo en concreto estoy hasta los huevos de financiar una educación pública que está a la cola de Europa y que nos sale carísima, una policía que roba drogas incautadas, partidos políticos, sindicatos y otras asociaciones que deberían vivir de lo obtenido por afiliados y simpatizantes, una sanidad pública de muy baja calidad y carísima también, películas subvencionadas sobre la Guerra Civil, prostitutas y Torrentes, etc. El deporte no deja de ser salud, ni siquiera para una población como la nuestra que está en el top de obesidad y sedentarismo.

 

En lo referido al COI y otras instituciones:

  1. Está visto que no interesa qué esfuerzo haga tal o cual país a la hora de celebrar un acontecimiento deportivo por asignación, pues en celebraciones que he seguido más activamente como las candidaturas a los mundiales de fútbol que ganaron Rusia y Dubai “se tenían en cuenta tres cosas”: la capacidad hotelera, las instalaciones ya construídas y los medios de transporte. Qué casualidad que ganaron teniendo la peor puntuación en estos tres aspectos en relación a sus rivales.
  2. El sistema de votación para designar las sedes es “secreto para garantizar su independencia”. Mentira cochina, si se vota en secreto es para que no se le pueda preguntar a alguien por qué decidió votar por alguien en concreto. Es más cómodo así para ellos, así de simple.
  3. Me hace mucha gracia cuando leo los discursos de muchos cuando se lamentan por haber perdido y terminan diciendo “bueno esto es sólo deporte”, “no quiero pensar mal porque a fin de cuentas esto es deporte”, “no se han tenido en cuenta los valores y méritos deportivos”, etc. Queridos míos, siento ser yo quien os lo diga, pero esto no es sólo deporte, porque esto es un negocio multimillonario. El Deporte es para los amateurs.
  4. Al final esto es como Eurovisión: Un chanchullo político, donde al final tres son quienes toman las decisiones a cambio de algún beneficio que ninguno salvo ellos conoce.

Cada día me decepciono más y más con los políticos del deporte.

¡Un abrazo!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

2 Respuestas

  1. Ya, los Juegos Olímpicos desde el punto de vista de algunos políticos no es más que la escusa para atraer dinero para mejorar su ciudad y sus accesos, así como atraer a mucha gente para que gaste su dinero, tanto durante el evento, como después del mismo.

    Pero es normal, entienden el deporte igual de mal que los idiomas que nunca practican.

    • Jejeje yo creo que además lo utilizan como excusa para encargarle la obra al primo suyo que se dedica a la construcción, las pegatinas a su tío pegatinero, etc. Creo que con muchas de estas cosas se ha terminado perdiendo el norte y al final lo terminamos pagando nosotros. Creo que no nos lo merecemos. Sevilla por ejemplo que es donde vivo, el alcade de por aquel entonces construyó un estadio olímpico con idea de que se celebrasen aquí unos juegos. Más de una década después sigue siendo un lugar ruinoso que no alberga apenas eventos al año y que a la ciudadanía nos supone un coste muy alto… ¿No hubiese sido mejor que ese dinero se hubiese empleado en mejorar el aeropuerto, la estación de trenes o autobuses o simplemente en tener la ciudad más limpia? Parece ser que no, que mola más tener un estadio vacío.
      Gracias por comentar ¡Un abrazo Pedro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar