Otra vez. Josef Ajram.

Foto de ABC

Foto de ABC

¿Quién es este tío?

Josef Ajram es una persona de la que ya te he hablado en varias ocasiones. A modo de resumen  te diré que es un broker de bolsa que además cumple con retos deportivos basados en la ultrarresistencia (distancias bestiajas). Con el paso del tiempo se hecho bastante famoso, teniendo sus retos bastante trascendencia popular y ganándose por ello el apoyo de distintas marcas. La figura de Josef como deportista, al margen de sus  seguidores (entre los cuales me incluyo), ha generado muchos detractores quienes le acusan de ser un hombre que “vende humo“, un deportista mediocre y un hombre sobrevalorado.

La controversia

Parto de la siguiente base: Josef es un genio. No me refiero a que sea un deportista con unas dotes naturales sobrehumanas como Eneko Llanos (capaz de bajar de las 8 horas en la distancia Ironman), Javier Gómez Noya (tricampeón del mundo de triatlón, medallista olímpico, ganador del campeonato del mundo Xterra, etc.) o Killian Jornet (el mejor corredor de ultra trails de la historia), porque simplemente no lo es. Es un genio, porque sin ser este tipo de portento físico ha llegado a ser mucho más influyente que ellos comercialmente. Josef tiene una habilidad natural comunicando ideas, transmitiendo sentimientos y contando sus proyectos.

Hoy en día quien piense que el deporte profesional se basa en medir a unos tíos para que compitan por ser los mejores ya puede ir despertándose del sueño, porque ése es el punto de vista exclusivo de los aficionados. El deporte profesional se sustenta por el patrocinio de importantes empresas, que a cambio esperan que éste les de beneficios. Para ello buscan causar el mayor impacto posible, generalmente apoyando a deportistas o equipos que estando en la élite destaquen por sus resultados, pues los aficionados los idolatran y utilizan como modelos. Aquí es donde entra Josef como una excepción, pues nunca gana campeonatos y aún así logra patrocinios importantísimos (como los de Red Bull).

¿Cuestión de justicia?

Sus críticos plantean ¿Es justo que atletas de élite no reciban apoyos por parte de patrocinadores simplemente por su rendimiento deportivo y sí deportistas no profesionales como Josef? Su respuesta es que no, pero la realidad de la vida es que los patrocinadores buscan beneficios y el hecho de que alguien gane carreras o campeonatos, no tiene por qué despertar intereses comerciales en nadie. Especialmente a día de hoy no es suficiente con ganar carreras.

¿Cómo lo ha hecho para despertar ese interés?

Aprovechando su talento natural para comunicar. Utiliza mucho las redes sociales y se ha valido de herramientas que aún a día de hoy son infravaloradas por parte de deportistas de élite como es el uso de los vídeos. De Josef encontrarás en Youtube todo tipo de vídeos, desde entrevistas en la TV, hasta vídeos propios sobre sus retos. No hay reto que haya intentado que no esté videodocumentado.

Creo que existen tres clases de deportistas:

  1. Del tipo Eneko Llanos, quien moviéndose muchísimo más que la mayoría de deportistas de élite, apenas cuelga vídeos sobre sus entrenamientos, carreras y retos.
  2. Del tipo de Javier Gómez Noya, quien hace años que no actualiza su cuenta de Youtube.
  3. Quienes ni siquiera tienen vídeos.

Ahí es donde radica la gran diferencia entre ellos y Josef, pero lejos de ser usado como ejemplo, es criticado siendo acusado de vender humo. Sus defensores ante tales críticas apelan a la envidia y los atacantes vuelven a la carga apelando que no tienen por qué envidiar a un deportista mediocre.

Imagen de Red Bull

Pequeña conclusión

Quiero lanzar la siguiente idea: crear es muchísimo más difícil que destruir y lo que es difícil de obtener es envidiado por quien no lo logra. Josef tiene talento para comunicar, se esfuerza, se mueve mucho y obtiene respuesta por parte del público. Esa influencia es recompensada por los patrocinadores. Puede que no guste que el sistema sea así, pero no por ello se ha de tomar una postura tan infantil como para criticar y devaluar el trabajo de los demás.

A pesar de que este año haya sido nefasto para él (pues los 3 retos que se propuso no los logró), lo que ha logrado hasta la fecha ha sido por méritos propios y nadie se lo puede quitar: finisher de varios ironman, concluir el Marathon des Sables, finisher de varios Ultraman (siendo el primer español de la historia en participar en uno), el Epic 5 (un Ironman por cada isla que tiene Hawaii), varias Titan Desert (la prueba de mountain bike por desierto más famosa del mundo), etc.

Otras críticas

Los atacantes cuando se quedan sin argumentos también lo critican como persona y ahí es donde está lo más gracioso o patético de toda la historia (según se mire), pues le llaman soberbio, chulo y otras cosas cuando en el fondo no le conocen y se basan en lo que creen ver de él como personaje público. Yo no puedo decir que le conozca porque no es cierto, pero al menos tuve la ocasión de compartir con él una mañana cuando concentró a un grupo de personas para correr por el parque de María Luisa en Sevilla a principios de este 2013. Me pareció un chaval fantástico, desenfadado y muy divertido.

Es muy fácil la crítica destructiva y mucho más sin fundamento alguno. Más difícil es construir valores positivos, retos y proyectos propios, ¿Para qué construirlos si puedes destrozar los de los demás? Porque eso implica esfuerzo y hay mucha mediocridad suelta. La crítica destructiva amparada en la masa y el anonimato la podemos hacer desde las redes sociales no ya fácilmente, sino que “está tirao”. Basta con que te crees un perfil falso y… ¡A rajar se ha dicho! Creo que quien lo hace tiene un vida patética y una existencia completamente vacía.

Si criticas no seas un cobarde, da la cara, no descalifiques, no insultes, razona, argumenta e intenta aportar una alternativa constructiva. Incluso llegados a un punto si tan mal crees que lo hacen los demás, demuestra que eso mismo tú lo puedes hacer mejor.

¡Un abrazo!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

10 Respuestas

  1. Belén dice:

    A mi me cae genial el tio. Me gustan sus charlas y lo he visto varias veces en el Gran Debate intentando dar un poco de optimismo, que creo que mueve mucho más que el simple exito deportivo (está claro que la motivación y el coaching están de moda). ¿Que no es el mejor? Está claro. Pero eso no quita mérito a las cosas que hace deportivamente hablando ya que al menos lo intenta y el hecho de hacerlo es un gran logro.
    ¿Que el tío se lo ha montado bien para hacerse de oro? Pues sí, ¡y ole sus webbs! En vez de cogerlo como inspiracion mucha gente prefiere criticar aunque habría que verlos.
    Tu entrada me ha recordado a una de Hana Kanja http://www.hanakanjaa.com/2013/08/justificando-la-mediocridad/
    Al final es que nos creemos con derecho a juzgar a la gente con superioridad cuando hacen cosas que no nos atreveríamos ni a intentar ni nos planteamos siquiera prepararnos para ello.
    Para mí tiene más mérito intentarlo y no ganar que quedarse en casa lamentándonos de la mierda de vida que tenemos.
    En fin, que estoy de acuerdo contigo y comparto tu admiración por el. El mero hecho de que consiga inspirar a gente y que se ponga a prueba constantemente (de o no la talla) me parece mucho más admirable que ser un máquina y ganar todo.
    Un abrazo!

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      Boquiabierto me has dejado Belén. Lo de la mediocridad es un apunte genial y creo que tienes toda la razón del mundo con lo de su filosofía, que en el fondo es lo realmente importante de Josef. También has dado en el clavo con lo que saque dinero con lo que hace y que cualquiera que estuviese en su situación también trataría de sacar provecho.
      Y por último me ha encantado la entrada que me has recomendado, le he echado un vistazo y desde mi punto de vista es intachable.
      ¡Un beso y gracias por comentar!

  2. Jesus dice:

    Muy buena entrada! El análisis me parece perfecto y coincido. Hace poco leí un twiter suyo, en el que se defendía de tanto “odiador” diciendo que Chicote no era el mejor cocinero del Mundo, ni Jesús Calleja el mejor alpinista. Tampoco él es el mejor triatleta, ni nunca lo ha pretendido. Pero cree que los tres son buenos comunicadores.
    Y por eso las marcas, los patrocionios y los medios les responden. Ni mas ni menos.
    Si te cae mal, no le sigas….. pero no digas que es un fraude. Jamás le he oido afirmar de si mismo que sea algo distinto de lo que realmente es

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muchas gracias Jesús! Es que es eso. Él ni ha matado a nadie, ni obliga a nadie a seguirle o comprar sus libros, ni tampoco afirma ser alguien que no es, pero aún así hay gente que le sigue para criticarle. A mí no me gusta el Sálvame y por ello ni lo veo, ni lo sigo, ni tuiteo sobre él… Tengo mejores cosas que hacer con mi tiempo, pero parece que hay personas que de lo que disfrutan es de poner verde a los demás, de seguir sus vidas y disfrutar de sus desgracias.
      Si vender humo es tener un currículum como el suyo…
      ¡Gracias por comentar Guadiana! Te veré este domingo en el almuerzo del club, ¿Verdad? ¡Un abrazo!

  3. Siso dice:

    La verdad es que hasta hoy no sabía nada de Josef Ajram, pero no hace falta. Lo has explicado tan bien, con tanta rigurosidad y tan bien argumentado que es muy fácil entenderlo. Te felicito por lo bien que escribes y la facilidad con que comunicas justo lo que quieres que llegue al lector.
    Y no puedo estar más de acuerdo contigo en todo lo que dices. El mundo del deporte profesional a día de hoy, es un negocio puro y duro, esto es un hecho. Patrocinadores, marcas, eventos, televisiones, periódicos, etc… Todos buscan su propio interés y sacarle el máximo partido a quin venda más, ya sea por sus victorias, su imagen, su carisma, su vida o lo que sea. Y si Josef ha sabido “aprovecharse” de ello porque sabe comunicar, transmitir y vender pues un aplauso para él.
    Y esto es extrapulable a muchos otros ámbitos que envuelven a todos los grandes negocios y a la vida en general. Y hay una gran cantidad de personas que les cuesta aceptar que un visionario, un creador o un buen comunicador y vendedor acabe triunfando en la vida, simplemente porque ellos no tienen la capacidad de hacerlo. Y como bien dices, qué es lo más fácil? Destruir. Y destruir de manera ruin, que es lo peor. Con un teclado y ningún esfuerzo es suficiente. Por desgracia siempre han existido y siempre estarán allí, al acecho, porque no tienen, no saben o no quieren sacar lo mejor de ellos. Al contrario que Josef y tantos otros.
    Ricardo, sigue transmitiéndonos tus valores y tu entusiasmo, lo haces como pocos.
    Un abrazo!

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡¡Muchísimas gracias por tus palabras Siso!! A mí es que me indigna mucho la crítica destructiva que no tiene ningún otro fin. Cuando le acusan de vender humo y salvando mucho las diferencias, se me viene la mente casos como los de Alberto Contador. El ciclista de carreras de 3 semanas más completo del último lustro, quien tras ganar la Vuelta a España 2012, apenas acude a clásicas pensando en una preparación específica de cara al Tour. Incluso antes del Tour acude a la Dauphiné y va tan fuera de punto que termina haciendo de gregario para un compañero suyo. Aún así tanto el director del equipo como el propio Contador siempre aseguraron que estaba en una forma óptima y que en el Tour eso se vería, que se había estado reservando, que el objetivo claro era el Tour y que por eso en las clásicas no había sido agresivo, etc. Llega el tour y: se queda atrás en la primera etapa de montaña, siempre fue a rueda de su gregario Kreuziger, jamás lanzó un ataque, estando siempre a la defensiva y cuando atacaba otro siempre se aprovechaba de los esfuerzos de los demás para neutralizar el ataque. Por si fuera poco, tras quedar fuera del pódium final puso fin a su temporada alegando que estaba cansado ¿Cansado de qué? Purito Rodríguez y Valverde por poner un ejemplo llevaban una temporada más intensa que él y eso no les impidió estar en la Vuelta, en el mundial y en varias clásicas más.
      ¿Por todo lo que he dicho se le tiene que cortar la cabeza? ¿Insultar? ¿Destruir su credibilidad? Yo creo que ni muchísimo menos. Es una persona que ha ganado las 3 grandes y lo ha logrado prácticamente todo como profesional. Un año malo lo tiene cualquiera, aunque se alardee de un estado de forma ficticio. Más ejemplos así ha habido este año, pero no creo que sea el caso hablar de uno a uno. Lo mismo creo que pasa con Josef y con él no se miden las palabras igual, porque no es un atleta profesional. Se podrá analizar y discutir por qué un reto lo logra o no, e incluso se podrá criticar en el sentido en que se analice de forma constructiva su derrota y se muestre una posible solución. Todo lo que sea destruir por destruir creo que está fuera de lugar, pues ha demostrado suficientes veces su capacidad. Si no fallase en sus retos nunca habría sería dudas de dopaje y tal. El caso es que siempre se le tiene que sacar a todo el lado malo.
      ¡¡Gracias por comentar Siso!! Un abrazo

  4. elenaescolar dice:

    Totalmente de acuerdo contigo. Me ha encantado cómo has organizado la entrada. Ideas claras, concisas y muy bien explicadas. Y toda la razón, criticar destructivamente de forma anónima es de cobardes. El tío se ha ganado lo que tiene, sin ayudas públicas que se convierten en fracasos olímpicos…

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Ai muchísimas gracias Elena! Siempre estás ahí. Yo es que ya estoy un poco cansado de quien se dedica a insultar y a esconderse, que curiosamente parece ser que hay mucho suelto por ahí.
      Si uno quiere criticar de forma constructiva o razonando es muy libre y legítimo y posiblemente nos ayude a reflexionar y aprender. Pero eso de: Eres un tal… un cual y un no sé cúantos… Para eso amigo mío cómprate un mono, un amigo, un buen libro de autoayuda y una vida porque te hace mucha falta xD.
      #IndignadoModeOn
      Un beso
      P.D. Me acabo de dar cuenta de lo de tu Tri en Benidorm, que ese finde estuve off-line ¡Felicidades y ahora te comento mejor :P!

  5. Sergio dice:

    Comparto todas tus impresiones. Soy admirador de Josef y no sólo porque me parece un deportista descomunal sino porque es capaz de trasmitir una fuerza e ilusión en los demás que poca gente logra. Cuando la gente comenta que “Vende Humo” lo hace desde el desconocimiento más absoluto. Aún así, seguro que Josef está por encima de toda estas personas. Para mi el reto ya lo ha cumplido con creces, ya que despierta en nosotros un interés e ilusión que otros no logran. Ganar no es siempre sinónimo de victoria.

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡¡Muchas gracias por el comentario Sergio!!
      A mí me encanta el deporte profesional, porque da gusto ver la intensidad de las pruebas y la emoción que transmiten al público, pero mi corazón está con los amateurs, populares y grupos de edad (como dicen en triatlón).
      Yo soy un popular, cuento mi historia, mis retos y cada vez me escribe más gente a mi correo preguntándome dudas, dándome las gracias e incluso pidiendo consejo. Odiaría que me criticasen por vender humo, pues mi intención jamás fue el decir: ni que soy el mejor en nada, ni que voy a ganar ninguna carrera, como también es el caso de Josef.
      En el deporte gana el primero y vencen todos los que superen o no pero se enfrenten a su reto dándolo todo.
      ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar