El deporte y los propósitos de año nuevo

Algo muy típico de estas fechas son los propósitos de año nuevo. Todos hacemos balance de nuestro año y del rumbo que en general está tomando nuestra vida. Eso nos lleva a querer cambiar ciertos aspectos en los que no nos encontramos totalmente a gusto y en el caso de deporte es algo muy curioso: la mayoría se propone hacer más ejercicio.

1481429_10201684064478068_1997705289_n_opt

Las estadísticas campistas

Dentro de este selecto grupo de personas que quiere ponerse en forma podríamos convenir que no más de la tercera parte llega alguna vez a hacer deporte. De esos pocos valientes, la mitad lo deja en los tres primeros meses y muy pocos llegan a cumplir el año habiendo logrado su objetivo.

¿Por qué?

No tener objetivos, falta de motivación, error a la hora de elegir el material y cosas así son algunos errores de principiante acerca de los cuales ya escribí en el pasado.

¿Cómo solucionarlo? #SolucionesCampistas

Cada uno es un mundo, aunque se me ocurren algunas cosas que puedes hacer para no caer víctima del sedentarismo:

  1. Ten claro por qué quieres hacer deporte. Tener presente cuáles son tus motivaciones son un gran impulso a la hora de no venirte a bajo. Yo cuando comencé quise bajar una serie de kilos y hasta que lo logré no paré.
  2. Localiza el deporte que te motive. A mí lo que siempre me ha gustado más es la bicicleta, aunque a otros es la piscina, el correr, el jugar al pádel o hacer pesas en un gimnasio. Si no das con un deporte que de por sí te produzca una gran satisfacción es imposible que continúes realizándolo a largo plazo.
  3. La barrera del material. Lo más habitual al comenzar a practicar un deporte es no gastarse mucho dinero por aquello de que si no te gusta mucho, no te dará rabia haber perdido la inversión en material. Desde mi punto de vista es algo muy relativo, ya que si por precio te compras unas malas zapatillas te terminarán doliendo los pies, la bici parará de pincharse, tus guantes que no aislarán del frío, la camiseta no te transpirará nada y gracias a ella se te irritará la piel, etc. ¿Así cómo le vas a coger gusto a hacer deporte? Una cosa es irse a los topes de gama y otra muy distinta comprar las cosas en los mercadillos. Hay un término medio (material para mountain bike, material para triatlón, material para running)
  4. Busca la complicidad del grupo, pero no dependas de él. Está bien que te busques a un grupo de gente para hacer deporte, pero no es bueno que no seas capaz de practicarlo por tu cuenta ya que si estás tratando de llevar una vida sana es por ti y no para tu cuñado, tu primo o para el hijo del vecino.
  5. Encuentra alicientes como la música. Si la música es un elemento que te motive a llevar mejor tus entrenamientos ¡Úsala! En estos casos son un buen elemento motivador.
  6. Lleva un registro de tus entrenamientos. Hay páginas como redciclista.com, triatleta.es, myrun.es, runtastic.com, bkool.com, etc. con sus respectivas apps para móviles que te ayudan a llevar un registro de tus entrenamientos. No sólo te sirven para motivarte viendo tus progresos, sino que hacen que saltarte entrenamientos sea moralmente doloroso.
  7. Cumple con la teoría de los 21 días. Según esta teoría, se estima que una persona es capaz de crear o deshacer un hábito tras realizarlo ininterrumpidamente durante 21 días. Yo lo he probado y diría que funciona, aunque el período de tiempo no creo que sea algo universal.
  8. Pensar que la pérdida de peso es sólo de cara a la operación bikini. Llevar un estilo de vida sano es algo que sólo lo notan quienes de verdad lo cumplen. No ha de ser sólo cuestión de que te sienten mejor los bañadores y a partir de ahí vuelvas a las andadas. Has de seguir un plan a medio y largo plazo.
  9. No ver la evolución. La evolución del cuerpo es una cuestión de tiempo y esfuerzo. Las dietas milagro no existen. Si haces bien las cosas, aunque ni lo notes ni lo veas, los logros terminarán por mostrarse. Has de ser constante y paciente.
  10. Saber qué estás dispuesto a sacrificar. Quien te diga que estar sano no requiere sacrificios miente como un bellaco. Quitarse de la mayoría de fritos, alcohol, dulces industriales, llevar una rutina de ejercicio y demás es algo que si no estás dispuesto a cumplir, para eso mejor ni empieces. Acabrás frustrándote.

¿Y tú? ¿Qué propósitos de nuevo año tienes?

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar