Mejoras de material que marcan la diferencia

Como deportista, el material del que dispones es fundamental y en buena parte condiciona tu rendimiento, aunque no es menos cierto que para sacarle a éste todo el partido posible tu destreza, habilidad y preparación ha de acompañar. Muchos aficionados esperan que ciertos productos hagan que milagrosamente se reconviertan en atletas de élite. Eso te adelanto yo que no existe, porque al final la mejora real la aportas tú con tu esfuerzo.

Dentro del material que puedes adquirir tienes el imprescindible y el complementario/optativo/recomendable. En este post trataré ese material que cuando no lo tienes lo consideras optativo, pero una vez que lo tienes no puedes estar sin él.

En este caso hablaré sobre las adquisiciones (en ciclismo y running) con las que yo personalmente he notado mejorías bastante destacables, no sólo en temas de rendimiento, sino de comodidad y bienestar.

Ciclismo

– Cuentakilómetros. Como tal no es necesario disponer de uno, pero desde que lo uso no puedo vivir sin él. Para mí es fundamental saber cuánto recorro, a qué velocidad (máxima y media), qué tiempo llevo, etc. para así poder planificar y cumplir mejor con mis entrenamientos. En mi caso ya no son una opción.

– Calas. Para pedalear puedes usar perfectamente los pedales convencionales que por defecto incorporan las bicicletas de fábrica. Sin embargo con las calas experimentarás una mejoría real en tu rendimiento sobre la misma, pues aplicando la misma fuerza en cada pedaleo, ésta se transmite de forma más eficiente. Además te cansas menos y al usar además un calzado específico te molestarán menos los pies.

– Mochila de hidratación. Para salir en una ruta en bici bien te vale cualquier tipo de mochila. Yo siempre he tenido problemas de espalda cuando cargo con algo de peso, pero gracias a que uso una mochila específica de ciclismo ya no me duelen los lumbares en mis salidas y voy mucho más cómodo. Además estas mochilas evacúan mucho mejor el sudor y se acoplan mejor al contorno del cuerpo.

– Acoples de mountain bike  (también llamados “cuernos“). Su uso depende mucho de tu gusto y preferencias como ciclista. En mi caso es algo que veo necesario, porque los acoples me permiten variar de postura sobre la bicicleta (no entumeciéndose mis manos y brazos), e ir más cómodo en los llanos y en algunas subidas.

Running

– Zapatillas de calidad. Sé que usar una zapatilla específica para correr es algo que todo el mundo debería de ver como indispensable, pero no todos tienen esa percepción. Además de ser una zapatilla específica para el running, debería de ser la adecuada para tus necesidades, pues dependiendo de tu peso, tipo de pisada, distancias que recorres, velocidad, número de veces por semana que sales a entrenar, si usas plantillas o no, etc. Hay muchísimas zapatillas que pudiendo parecer propicias, no lo son. Lo más conveniente para saber si un producto es el indicado para ti, es que te informes en webs especializadas y le preguntes a expertos en este tema. No me hagas caso si no quieres, pero te garantizo que si entrenas con normalidad y tu zapatilla no es la correcta te lesionarás porque el correr es muy agresivo para el organismo.

– Pulsómetro. Reconozco que me gusta entrenar por sensaciones, pero el saber a qué pulsaciones rindes es muy importante. Te servirá para medir tu nivel de fatiga real, el esfuerzo que realiza tu cuerpo, si suceden anomalías, etc. Si te tomas los entrenamientos en serio, seguro que apreciarás el tener uno.

General

El material que voy a indicar aquí, goza de la misma importancia tanto en el ciclismo como en la carrera a pie, por lo que no he querido asociarlo a ninguno en concreto.

– Cortavientos. Cuando llegan los días de frío, la lluvia poco intensa pero incómoda o las rachas de viento, un cortavientos (o cortalluvia) hará que estés más cómodo y no sientas las desagradables sensaciones que te dejan esas condiciones climatológicas. Son mejores que un chubasquero convencional, porque éstos por lo general no te permiten transpirar y dan muchísimo calor, mientras que los cortavientos sí están pensados para hacer deporte.

– Ropa de compresión. Cada uno tiene formada una opinión distinta sobre la conveniencia del uso de la ropa de compresión a la hora de recuperarse tras un entrenamiento o competición. En mi caso estoy muy satisfecho con ella y siento que de verdad me recupero antes y mejor de ciertos esfuerzos.

¿Y a ti? ¿Se te ocurre algún otro elemento?

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

2 Respuestas

  1. Luisli dice:

    Para mi es clave la bicicleta, sillín y las zapatillas minimalistas. Me permite ir muy tumbado en la bici y las zapatillas me cambiaron la forma de correr, vamos 30″ menos el km.

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      Lo malo es que la bici ya es más una inversión que una mejora.
      Lo de las zapatillas es totalmente cierto que hay que invertir en lo que es más adecuado para cada uno porque una mala elección… y lo pagas.
      ¡Un abrazo y gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar