Cómo compatibilizar los estudios con entrenar | Parte 1

Llevo siendo estudiante desde que tengo uso de razón, pero lo de deportista popular comezó sólo hace un par de años. Desde entonces he tenido que lidiar con exámenes, trabajos, exposiciones y prácticas, mientras quería entrenar de forma regular. Curiosamente han sido mis dos mejores años en la Universidad, así que me gustaría darte unas indicaciones sobre cómo deberías de hacer las cosas para poder atender a todo, de la mejor manera posible. En esta primera entrada me gustaría realizar una introducción para el que no tenga muy claro qué objetivos ha de marcarse o qué deporte practicar.

Photo credit: YLev / Foter / CC BY

Photo credit: YLev / Foter / CC BY

Objetivos

Para empezar has de pensar cuál quieres que sea tu objetivo. Pueden ser los siguientes:

  1. Perder peso. Si éste es tu objetivo a secas, antes o después terminarás por dejar de hacer deporte, pues es una ambición muy limitada. Tanto puedes cansarte al no ver resultados, como lograr tu meta, pero casi con total seguridad no continuarás haciendo deporte. En lugar de perder peso proponte el punto nº4, ya que implica algo más duradero.
  2. Desconectar. Está muy bien, pero lo ideal es que complemente al punto nº4 y siguientes.
  3. Pasar más tiempo con tus amigos. Si el practicar deporte depende de terceros también terminarás por dejarlo, ya que ni tienes la motivación suficiente para continuar por tu cuenta en caso de que ellos lo dejen, ni la fuerza de este objetivo suele perdurar con el tiempo, ya que van surgiendo otras prioridades que lo eclipsan.
  4. Comenzar a practicar un estilo de vida sano. Ésta sí que es una buena meta en sí misma. No consiste en que pierdas peso y ya está, sino que es una muestra de que quieres vivir de forma sana, practicando deporte habitualmente mientras comes correctamente, respetas las horas de sueño, etc.
  5. Ir a carrerasEs dar un paso más allá del anterior, ya que lo tomas como hobby en fines de semana. Te suele restar más tiempo.
  6. Competir. Es el paso definitivo y es todo un devorador de horas.

Deportes

Hay toda una multitud de deportes que puedes entrenar. En mi caso he compatibilizado el ir a piscina, con correr, montar en bici e ir al gimnasio.

En términos generales y desde mi punto de vista, al que más partido se le saca es a correr. En relativamente poco tiempo haces bastante ejercicio, la inversión es mínima, no hay un espacio concreto al que debas ir (como sí es el caso de un gimnasio, una piscina o para poder entrenar cómodamente con la bicicleta), con llevarte a tus zapatillas te llevas a tu deporte contigo (si estudias en una población y has de desplazarte a otra en fines de semana para ver a tu familia), no has de pagar cuotas que sólo podrás aprovechar a medias, etc.

El resto de deportes son perfectamente compatibles, pero restan más tiempo. En la próxima entrada ya daré algunos trucos para tratar de hacer que estudios y entrenamientos puedan coexistir.

Photo credit: YLev / Foter / CC BY

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar