Mochilas de hidratación de Mountain Bike

No es la primera vez que en esta web hablo de las mochilas de hidratación. Es más he hablado de ella en muchas ocasiones: “Detalles que marcan la diferencia I. Ciclismo“, “Mejoras de material que marcan la diferencia” o “Iniciación al Mountain Bike (IV). Qué llevar en una salida“. La cosa es que nunca las he tratado de forma general en un post propio, así que creo que ha llegado el momento.

Qué es una mochila de hidratación y para qué sirve

Una mochila de hidratación es, como su nombre indica, un tipo de macuto especialmente diseñado para la práctica del mountain bike. Es conveniente usarlo por varias razones:

  1. Se adapta perfectamente a la espalda del ciclista, lo que en rutas largas hace que no aparezcan dolores en la zona lumbar. Además se ajusta de forma increíble al contorno del cuerpo, lo que unido a los cierres, asas y demás elementos de sujeción de la mochila, hace que portarla resulte muy natural y nada incómodo (al contrario que con las mochilas convencionales).
  2. El espacio por dentro está optimizado con numerosos compartimentos y bolsillos. De esta manera resulta más fácil y práctico el almacenar ciertos objetos como barritas energéticas, geles, dinero, teléfono móvil o accesorios para reparar pinchazos.
  3. No se acumula el sudor, lo que hace que no te resulte tan desagradable rutear, ni que te resfríes si paras. Además muchas son impermeables, de tal manera que no se mojan los objetos que guardes en el interior.
  4. Existe un compartimento especial en el que se guarda una bolsa con agua. Ésta tiene un manguito que sale hacia el exterior de la mochila y en su extremo hay una boquilla que nos permite beber el líquido de la bolsa. De esta forma podemos llevar más agua de la habitual y además fresca.

¿La recomendaría?

Indudablemente. No es algo indispensable para la práctica del ciclismo, pero una vez las has usado no hay vuelta atrás. Son de esas cosas que cuando ya las tienes no comprendes cómo antes hacías para vivir sin ellas. Al menos ese fue mi caso, pues sufro muchos problemas de espalda y tras comenzar a usar estas mochilas, éstos desaparecieron.

Qué marcas hay

B’Twin. Es una de las opciones más económicas que existen, pero también es de las menos avanzadas tecnológicamente. Mi mochila de hidratación es precisamente de esta marca.

Camelbak. Es la marca por antonomasia para estos productos, no sólo por ser la más popular, sino por ser la que más variedad ofrece. Sergio ya nos habló sobre el modelo Mule.

Dakine. Es una opción un tanto desconocida, pero no por ello menos válida. Presenta un gran número de productos y posibilidades.

Evoc. Es junto a Camelbak, la que mayor variedad de mochilas tiene en su catálogo, aunque al menos por aquí no es tan conocida.

Hydrapak. Probablemente es la alternativa más conocida de Camelbak, aunque no es tan popular ni presenta tanta variedad.

Mavic. Se trata de una de las marcas con mayor tradición ciclista. Tiene un catálogo un poco corto en cuanto a mochilas, pero éstas no dejan de ser interesantes.

Osprey. Sin lugar a dudas es una de las opciones más completas a la hora de escoger una mochila.

Scott. Más conocido por su faceta de fabricante de bicicletas, Scott es todo un gigante que fabrica todo tipo de productos para ciclismo (así como para otros deportes). Desde mi punto de vista es la mejor alternativa a Camelbak.

Shimano. Uno de los todopoderosos del ciclismo que tiene dentro de su gama de accesorios varios modelos bastante atractivos.

¿Qué te ha parecido este listado? ¿Estás de acuerdo con lo expuesto? ¿Qué mochila utilizas tú?

¡Un abrazo!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

4 Respuestas

  1. Roberto dice:

    Es la primera vez que entro en esta web, y estoy encantado de haberla encontrado! Hace poco compre una camelbak Mule, con la que estoy encantado, y anteriormente también tenia otra camelbak, mucho más pequeña (no puedo decir el nombre porque no hay modelo semejante en la actualidad).

    Estuve mirando también a la hora de comprar una nueva las evoc, pero me decidí por camelbak por el diseño del depósito.
    En muchas de ellas, el depósito parece cerrarse con un cierre de cremallera, mientras que las camelbak se cierran con tapón de rosca.

    Si vais a comprar una, tened en cuenta detalles como capacidad del depósito, en función de los kilómetros que hagáis, así como la capacidad de la mochila en si. En mi caso, buscaba algo donde poder albergar la ropa que me pudiera sobrar cuando empiezas a rodar. Además, unas herramientas para imprevistos siempre vienen bien!

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Hola Roberto! ¡Bienvenido al Blog!
      Desde luego la Mule es un auténtico “bicho”. Ésa y la Lobo son probablemente las dos que más me gustan dentro de Camelbak, ya que dentro de su categoría son de lo mejorcito. Estoy muy de acuerdo en tus apreciaciones y no creo que pudiese añadir nada más.
      Sergio, un chico que también escribe artículos aquí de vez en cuando y que tiene un blog llamado “Vida y Bici” (http://vidaybici.com), usa la Mule y por lo que me ha dicho está encantadísimo con ella.
      ¡Un abrazo y muchas gracias por escribir!

  2. MedRunning dice:

    Muy interesante este tipo de complemento deportivo.
    Sobre todo, me ha parecido curioso cómo a raíz de que empezaras a usarlo, mejorasen tus problemas de espalda o las molestias que sentías.
    Me guardo las recomendaciones que has hecho para pensar en un futuro hacerme con una, pero de running (o de ciclismo cuando me apunte al deporte triatlético).
    Gracias por la información Ricardo.
    Un saludo.

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muchas gracias Emilio! Pues hoy precisamente publicaré otro referido al running 😛
      Con lo de los problemas de espalda te aseguro al 100% que así fue, y eso que trataba de no cargar con demasiado peso y que comencé usando una mochila de las del Decathlon (que no es que sea mala, pero tampoco es lo mejor que hay).
      ¡¡Un abrazo y gracias por estar ahí!!
      P.D. Esta semana o la próxima más seguramente caiga una entrada sobre MedRunning 😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar