Rituales y manías deportivas

Hay una cosa en la que no puedo evitar fijarme: cuanto más deporte vas haciendo, casi sin darte cuenta vas realizando una serie de gestos que por convertirlos en habituales se terminan volviendo indispensables en tu rutina.

3oct13

Manías y rituales hay muchos, y además pueden variar en función de la actividad que vayas a realizar. No es lo mismo salir a entrenar que ir a una competición, o incluso tener que viajar para poder hacerlo. Me resulta muy curioso además cómo llega un punto en el que estos gestos se convierten en algo tan rutinario, que los puedes realizar casi sin darte o que incluso si no los haces puedes llegar a sentir que te falta algo.

A lo largo de los años me he encontrado con cosas como : mi amigo Javi antes de una competición necesita tomarse una siesta y un café, mi amigo David para poder correr tiene que escuchar música, Enrique (redactor en esta web) tiene una camiseta de la suerte que es la que utiliza en todos los maratones que corre o a Borja que repasa el material con una minuciosidad extrema.

Yo por mi parte tengo también mis pequeñas manías. Darme un toque en la parte de arriba del casco cuando me lo acabo de poner, correr con muñequeras, remangarme aunque haga frío o bajar siempre primero el pie izquierdo de la bicicleta. Cuando voy a una carrera y repaso el material siempre lo hago en el orden de disciplinas correspondiente (si es un duatlón, triatlón o acuatlón) y en lo que sería de arriba del cuerpo hacia abajo (cabeza, cuerpo y piernas).

También hay quien tiene algún tipo de comida especial para los días de carrera, pequeños gestos en el calentamiento, o incluso colocarse en un sitio predeterminado en las salidas. Es un tema que me parece muy curioso e interesante, así que me gustaría preguntarte lo siguiente:

¿Tienes manías? ¿Cuáles? ¿Se han convertido en una necesidad para ti?

¡Un abrazo!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

6 Respuestas

  1. Viruta dice:

    Creo que el de la siesta y el café soy yo. No diría que es tanto por manía como por rendimiento. Si me encuentro descansado y activo rendiré mejor. Aunque se convierte en manía cuando si no lo hago, voy pensando que la carrera me saldrá mal.
    Aunque me he quitado otras manías como la de tomarme un fortasec antes de las carreras por miedo a irme de baretas..

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Ese tío!
      ¡Sí! Ahí dejaba tu blog por si alguien lo quería leer. Desde luego lo del fortasec puede ser malo si se abusa, así que has hecho bien acostumbrándote.
      Por cierto, vi que te habías lesionado ¿cómo vas?
      ¡Espero que estés mejor y que te pueda ver pronto!
      ¡Un abrazo crack y gracias por pasarte!

  2. BlackVera dice:

    Uno de mis rituales es cantar mentalmente. Generalmente es una canción de Metallica. 😀

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Yo también suelo repetir mentalmente muchas melodías! Dependiendo de la carrera es una u otra, pero lo general suelo tener muy presente la de “Little Talks” de “Of Monsters and Men”. La de “Heaven” de “The Walkmen” la tengo muy metida desde hace unos días xD
      Lo malo es que cuando tengo una canción metida en la cabeza no se me va.
      ¡Un abrazo!

  3. MedRunning dice:

    Pequeñas manías de ordenado:
    Dejar la mayoría de la ropa y complementos preparados el día de antes.
    Revisar el recorrido por encima y mirar donde es la salida.
    Mirar mil veces la hora de salida porque me da miedo a que se me olvide o bien no me la creo, a ver si me he equivocado al mirarla.

    Por la mañana, tengo que despertarme al menos dos horas antes para desayunar.
    Ya durante la carrera, estoy hasta 10 minutos antes de la salida trotando. Después me coloco, me desato y vuelvo a atar los cordones. Doy un par de sacudidas a mi cabeza y suelto las piernas.

    Por último, y antes de empezar, necesito cerrar los ojos y repetirme varias veces ¡vamos, vamos, vamos!. Respirar hondo tres veces, soltar todo el aire y abrir los ojos de sopetón.

    Durante la carrera, necesito ir por una zona nivelada, sino me pongo muy nervioso pensando en que una de las piernas se me puede cargar. También suelo correr junto a la transición entre la carretera y la acera, para que en el escalón no me moleste nadie.

    Ah! y en cuanto a comidas, o como el día de antes macarrones, o me da mal rollito correr el día siguiente xD.

    Sí, lo sé…soy un maniático.
    Una entrada muy divertida y entretenida. Gracias.
    Un abrazo.

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      Jajajajaja ¡no están nada mal!
      Es bueno querer tener las cosas bajo control, al menos desde mi punto de vista. Así es más difícil que te den pájaras, que te lesiones o incluso cosas peores. Yo siempre he sido bastante despistado y hacer triatlón me ha ayudado mucho a mantenerme más concentrado y a que no se me vayan las cosas fuera de mi alcance.
      Antaño, antes de las carreras también tenía manías del tipo: mirar el reloj, sacudir los brazos en el aire, patalear levenmente mientras miraba al cielo, aunque ahora hace tiempo que esas pequeñas manías ya no son tales.
      Jejeje lo de la comida más que manía creo que es sabiduría. No creo que sea bueno cambiar una fórmula alimenticia que te funciona antes de una carrera!!!
      ¡Un abrazo y muchísimas gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar