Diferencias e importancia de las disciplinas del triatlón

El triatlón es un deporte multidisciplinar, es decir, que no constituye en sí mismo un deporte sino que supone la suma de otros que sí lo son: la natación, el ciclismo y la carrera a pie. Como un triatleta practica tres deportes, ha de tratar buscar un equilbrio entre los mismos a la hora de entrenar. Si nunca has corrido un triatlón me gustaría explicarte lo que supone cada segmento del mismo.

isla canela

Ya desmenucé punto por punto lo que suponía cada disciplina (incluidas las transiciones) de un triatlón en esta entrada. Ahora me gustaría ofrecerte más una valoración de lo que supone todo esto.

De forma general

No puedes  ningunear ninguna de las disciplinas, ya que en triatlón habitualmente quien gana es aquel que no pincha en ningún segmento. Puede que tu objetivo sea más realista y no pretendas ganar una prueba, pero mientras mejor entrenes cada segmento menos sufrirás y tendrás sensaciones más gratificantes al acabar cada prueba.

La natación lo más importante de todo

La natación es el segmento en el que menos tiempo puedes perder en una carrera. Eso es cierto por una parte, pero por otra es el deporte más técnico y difícil de asimilar. Al margen de las condiciones físicas que tengas, en la carrera a pie y el ciclismo puedes mejorar con relativa facilidad, ya que en principio sólo requieren que los machaques. En la natación no es tanto así, ya que puedes estar muscularmente fortísimo pero ser tan eficiente como un ladrillo. Por ello en un triatlón, un nadador tiene una ventaja clara respecto a un corredor o un ciclista.

La importancia de ser ciclista

Cuando uno es un gran ciclista, puede marcar grandes diferencias en pruebas de media y larga distancia. El ciclismo te da un punto de fuerza y resistencia que probablemente el atletismo y la natación no aportan. La importancia de ser ciclista en triatlones más cortos se diluye si no se combina con fortalezas en otras disciplinas, ya que en estas pruebas es más difícil marcar la diferencia por tu cuenta y probablemente otros se aprovechen de tu estela.

La explosividad del corredor

Cuando uno es un buen corredor, tiene la facilidad de llegar con una chispa y explosividad especial al último sector que, en las pruebas cortas, es donde se decide el resultado de la carrera. Aunque no vayas con intención de ganar, el segmento de carrera a pie se te puede hacer eterno si no te ves con alegría en las piernas y, a pesar de que hayas hecho una prueba excepcional, te dejará con muy mal sabor de boca.

Las mejores combinaciones

Si sólo pudiese escoger dos deportes en los que estuviese fuerte, y dejar al margen otro donde mi nivel bajase catastróficamente, elegiría dos tipos de combinaciones posibles:

  1. Natación + ciclismo en carreras de larga distancia.
  2. Natación + carrera a pie en distancias cortas.

¿Y tú qué opinas? ¿Qué segmento consideras más crucial? ¿Qué combinación crees que sería la más adecuada?

¡Un abrazo!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

2 Respuestas

  1. Saúl Martín dice:

    ¡Enhorabuena por tu blog!

    En cuanto a la entrada de hoy estoy bastante de acuerdo en tu exposición pero que no con tu conclusión final.
    Si yo tuviera que decidir en qué dos disciplinas ser más fuerte, en función de la distancia elegiría:
    – Media/larga distancia: Bici y carrera a pie. Las sensaciones serán de ir de menos a más en toda la prueba, dejándote más tiempo en la natación que es donde se producen menos diferencias. Si no te desenvuelves bien en la bici, 90 km (para la media) y 180 km (para la larga) te supondrán un calvario y te harán llegar muy maduro a la carrera a pie.
    Si en la carrera a pie no tienes un nivel decente, la minutada que te caiga, ya sea en una media o maratón, puede ser de aúpa, y la sensación que se te quedará viendo como te adelanta “todo el mundo” será demoledora.
    – Sprint/olímpica distancia: Aquí la bici pierde un poco de valor por el efecto del drafting. Si tienes un buen nivel en la natación podrás coger buenos grupos tras la T1 y aunque te vayas quedando descolgado de ellos, siempre te puedes enganchar al que venga detrás. Y la carrera, al ser la última disciplina pues será importante hacerla a buen ritmo ya que es la que te deja el buen sabor de boca.

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Hola Saúl!
      Tienes razón en lo que dices, aunque yo sigo con mi planteamiento y te digo por qué. El ciclismo jamás lo podrás descartar, porque por mucha o poca rueda que cojas al final es siempre el sector más largo, y el entrenarlo es lo que te dará el fondo necesario para realizar satisfactoriamente una carrera de este tipo.
      Siendo conscientes de que prácticamente todo el mundo que necesite orientación sobre cómo correr un triatlón, lo que mejor suele llevar preparado es la carrera a pie ya que son los entrenamientos que menos cuestan organizar logísticamente. Teniendo en cuenta eso, sea cual sea la distancia que corras, como nadando no vayas fino la carrera se te acaba ahí, al menos mentalmente. La técnica es muy costosa de adquirir, así como la resistencia necesaria. Muchos pasan eso por alto y al final “pinchan”.
      Igualmente ninguna categoría debería de ser menospreciada, ya que por algo hay tres deportes implicados ;D
      ¡Un abrazo y gracias por escribir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar