Análisis sobre Potencias para bicicletas

La potencia de una bicicleta es un tubo que, situado de forma más o menos horizontal, une la dirección de la horquilla con el manillar (consultar partes de una bicicleta). Las hay de bastantes tipos y, a pesar de que son una elemento al que no se le suele prestar demasiada atención, pueden ser fundamentales a la hora de adoptar una posición óptima.

deda-zero-1

¿Por qué son tan influyentes?

Dejando a un margen las cuestiones de estética, piensa que una bici tiene una construcción muy estándar, de tal manera que es muy difícil fabricar una máquina que se adapte de forma universal a las necesidades y características de cada comprador. Ten en cuenta que la suma de: longitud de piernas, tronco y brazos, unido a lesiones lumbares o articulares, pueden determinar que el manillar de la bici te quede demasiado alto o bajo, o a una distancia con la que no estés a gusto.

Por ello, para que el ajuste sea óptimo, posiblemente tengas que comprar una potencia que te permita rodar con comodidad.

¿Qué tipos hay?

  1. Todo en uno: las hay que se integran con el manillar, no pudiendo separarse de él (ejemplo aquí).
  2. Potencia con rosca: son las potencias clásicas que había en las bicicletas antiguas. Hoy en día son muy usadas en las bicis urbanas, de paseo y fixies. Se caracterizan por tener una forma de L invertida, en la cual el palo vertical se inserta en el tubo de la horquilla y en su extremo superior poseen una rosca para ajustarla (ejemplo aquí).
  3. Sin rosca: son las más usadas en la actualidad en las bicis deportivas. Ya sean de montaña, ciclismo o triatlón, éstas son las predominantes (como la de la foto que encabeza la entrada). En general, diría que hay cuatro tipos de potencia sin rosca:
  • Horizontales. Son aquellas que no modifican demasiado la altura del manillar con respecto a la tapa de la potencia (como la de la foto de arriba).
  • Invertidas. Son aquellas que hacen que la altura del manillar sea más baja que la de la tapa de la potencia (ejemplo aquí).
  • Ascendentes. Son aquellas que hacen que la altura del manillar sea mucho más elevada que la de la tapa de la potencia (ejemplo aquí).
  • Regulables. Son aquellas que, gracias al uso de llaves allen, te permiten modificar la orientación y altura del manillar (ejemplo aquí). A mí este tipo de potencias no me convencen para practicar deporte de forma intensa.

La única marca que no usa potencias en la actualidad, es la española Mondraker, pues consigue unir en sus bicicletas el manillar directamente con la horquilla.

¿De qué materiales están hechas?

Al igual que sucede con la mayoría de componentes, los materiales más habituales con los que están construidas las potencias son: el acero (el menos habitual), el aluminio (el más frecuente) y el carbono (el más ligero).

Enlace de interés

Por la web no he podido encontrar mucha información, pero sí que he conseguido localizar un enlace que puede resultarte interesante:

  1. No sin mi bici. En este post, desmenuzan y muestran todas las opciones que un cicloturista podría querer para su manillar (potencias, acoples, etc.).

¿Y tú? ¿Sabías lo que era una potencia? ¿Crees que son una parte importante dentro de una bicicleta? ¿Cuál usas tú?

¡Un abrazo!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

8 Respuestas

  1. Hugo Lopez dice:

    Una potencia Ascendente me parece mas cómoda en cuanto a la postura pero cuales podrían ser los inconvenientes

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      En carretera una postura menos aerodinámica y en montaña no se sube con tanta facilidad en algunas pendientes pronunciadas 🙂

  2. Adrián dice:

    No entiendo lo de que Mondraker une los maillares a el tubo de la horquilla. ¿?
    Un saludo

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      En primer lugar porque así se diferencian de los demás (cuestión de marketing), luego las cuestiones técnicas que sostienen es que así tienen cuadros un poco más grandes, los cuales son más estables y porque así puedes girar de forma más reactiva.
      Yo me sigo quedando por lo de la diferenciación 😀
      ¡Un abrazo!

  3. Grego dice:

    Y yo que tengo que cambiar la potencia… creo.
    Voy con los brazos casi totalmente estirados, y a veces me duele el codo, donde se juntan los 2 huesos, por la parte de fuera…. y supongo que será porque llevo los brazos muy rectos… pero no tengo ni idea.
    lo que no se es que hacer… si una potencia más corta, o dejar la que tengo y subir la altura del manillar…
    Es un jaleo… en fin, a ver que hago al final….

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muy buenas crack!
      Pues el probar a cambiar la potencia es una cosa muy barata (total una potencia puedes comprarla desde unos 20€) y mecánicamente no supone ningún reto, ya que es apretar y desapretar un par de tuercas, así que si crees que puede ayudarte a mantener una posición más cómoda yo te animaría a intentarlo. La verdad es que nunca había oído nada de un problema similar al tuyo, así que espero que se te solucione rápido y sin problemas 🙂
      ¡Un abrazo crack!

      • Grego dice:

        “codo de golfista” se llama esta dolencia…
        el caso es que hoy he quedado para dar “un paseo” pero para mi se ha convertido en ir a cuchillo para poder seguirles el ritmo (35km con 18,4km/h de media) y bajando un par de cuestas con caminos empedrados, yo pensaba que me iba a doler de tanto traqueteo pero asombrosamente… no.
        De momento he adelantado un poquito el sillín, he girado el manillar, y con esto he recortando las distancias y llevo los brazos un poquito flexionados, es como si “hubiese acortado la bici”. Voy a seguir así un tiempo a ver que tal…
        Tú si que eres un crack. Un abrazo!

        • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

          Pues espero que así se te corrija la verdad 🙁 siempre tocar el sillín es arriesgado, pero si vas cómodo ya me dejas más tranquilo. Desde luego todas estas cosas de la biomecánica que líos traen…
          ¡Un abrazo! 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar