¿Qué es un cinturón portadorsales?

Tanto si ya has ido a carreras, como si estás esperando a debutar, es muy probable que te hayas planteado cómo has de hacer para llevar tu dorsal de forma óptima. En pruebas como carreras populares puedes resolver esta cuestión utilizando imperdibles, aunque si lo que te estás planteando es acudir a duatlones, triatlones o acuatlones, o incluso prefieres utilizar otro sistema para no estropear tus camisetas, la solución ha de ser un tanto diferente. Estoy hablando de utilizar cinturones portadorsales.

Cinturones Portadorsales

Mis cinturones de Coreevo (anclajes móviles) y de Zeebra (anclajes fijos).

¿Qué son los cinturones portadorsales?

Se trata de unas cintas elásticas, que se suelen colocar alrededor de la cadera, que disponen de unos sistemas de anclaje y sujeción pensados para llevar el dorsal de un corredor.

¿Qué tipos hay?

Aunque la industria no es que haya creado una tecnología avanzadísima para los cinturones portadorsales, sí que podríamos decir que los hay de tres clases principales, en función de la complejidad del cinturón:

  1. Para empezar tenemos los que son completamente lisos y solo te permiten llevar el dorsal.
  2. Luego, están aquellos que además de permitirte llevar el dorsal, tienen una serie de ranuras laterales en los que puedes llevar geles (e incluso los hay para llevar pequeños botellines).
  3. Por último puedes encontrar algunos que, además de llevar ranuras laterales para los geles, tienen algún compartimento o bolsillo para portar otros objetos.

Aunque luego suelen ser bastante homogéneos, en función del sistema de sujeción también podríamos distinguir varios tipos de cinturones: aquellos que tienen cordones con cierres de plástico, otros que tienen unos enganches de tipo botón, anclajes fijos, móviles, etc. Siendo los primeros los que resultan más fiables.

¿Cuánto cuestan? ¿Merecen la pena?

En general no deberían de ser demasiado caros, pues sus precios (dependiendo de la marca y de la clase escogida) suelen oscilar entre los 10 – 20 €. Desde mi punto de vista son una buena inversión, pues una vez te has habituado a llevarlos resultan más cómodos que llevarlos enganchados a la camiseta (tanto para poner, como para quitar, así como para llevarlo puesto) y además preservarás mejor el estado de tus prendas.

¿Cómo utilizarlos?

Aunque cada uno puede seguir su sistema para llevarlos puestos, en base a mi experiencia sí que he visto dos cosas que creo que funcionan muy bien en general:

  1. A la hora de enganchar un dorsal, trata de no perforar el mismo muy cerca de los laterales o de los extremos. En algunas ocasiones los dorsales son particularmente sensibles a roturas y rajas, de tal manera que se te pueden romper con facilidad si la distancia que separa al anclaje del abismo es pequeña.
  2. Hay dos puntos estratégicos donde resulta más cómodo colocarse el portadorsal. Uno es a la altura del ombligo y otro por debajo de los glúteos. Es este último donde a mí me resulta más cómodo de llevar, especialmente cuando corro más rápido.

¿Qué marcas hay?

Aunque pueda parecer que hay pocas marcas especializadas que trabajen este tipo de productos, si investigas un poco te sorprenderías. Sé que me quedarán muchas por poner aquí, pero al menos te muestro una serie de ejemplos:

2xUwww.2xu.com

Compressportwww.compressport.es

Coreevowww.coreevosport.com

Orcawww.orca.com

Sural: suralwear.com

Zeebrawww.zeebra.es

Zone 3www.racezone3.com

Zootzootsports.com

¿Y tú? ¿Conocías los cinturones portadorsales? ¿Los has usado alguna vez? ¿Cuáles? ¿Cuál ha sido tu experiencia con ellos? ¿Tienes alguna duda? ¿Hay alguna marca más que crees que deba de incluir?

¡Un abrazo!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

2 Respuestas

  1. MedRunning dice:

    Muchas gracias por la información Ricardo. Nunca he probado este tipo de complemento, aunque sé que tarde o temprano tendré que echar mano de ello. Con los imperdibles las camisetas se terminan agujereando, algunas con cierto valor sentimental, lo cual jode bastante.

    Echaré un ojo a cada una de las marcas a ver cuál me convence más de todas, y te echaré cuenta y me lo pondré por debajo de los glúteos xD.

    Un saludo.

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Hola Emilio!
      La verdad es que son muy útiles. Yo los utilicé por primera vez en la Media Maratón de Los Palacios de 2012 y desde entonces no he vuelto a utilizar los imperdibles. Yo lo posición que menciono de los glúteos comencé a utilizarla tras ver cómo las llevaban los demás y a mí por lo menos me ha servido para evitar que se me vaya moviendo, aunque supongo que cada uno tendrá su propia técnica.
      Desde luego es algo que tienes que probar.
      ¡Un abrazo máquina y gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar