Tienda física VS Tienda Online ¿Qué es mejor?

Esta batalla es una de las que ha generado más debates y discusiones entre deportistas. Es especialmente viva en foros, blogs, grupos en Facebook, Twitter y en general a través de cualquier medio en el que una comunidad pueda proponer temas y expresar su opinión. Como aquí en Diario de un Campista, no es la primera vez que me preguntan si es mejor comprar el material deportivo (zapatillas de correr, pulsómetros, bicicletas, monos de competición, etc.) en una tienda física o si es mejor hacerlo en una tienda online, me gustaría escribir sobre el tema y aportar mi punto de vista.

Foto tomada en RunningWay Sevilla

Tienda Online

En general podríamos decir que hay varios tipos de tienda online: la que corresponde a una tienda con un negocio físico, la que corresponde a una empresa con presencia únicamente en la red, la que vende exclusivamente material deportivo y está especializada, la que vende un poco de todo, nacionales, extranjeras, etc.

¿Qué ventajas tiene?

  1. Para empezar puedes encontrar prácticamente cualquier cosa a través de la red, salvo marcas como Cannondale, que tienen vetadas la venta online de sus productos. La variedad de productos que hay y la inmediatez con la que te los encuentras es impresionante.
  2. Puedes comparar precios entre distintas tiendas, buscando así la alternativa más económica para ti y sin tener que salir de casa.
  3. Es muy difícil, salvo que busques fuera de temporada, que ninguna tienda online tenga stock de un producto en concreto, por lo que si estás buscando algo bastante específico o raro, buscarlo en internet te ahorrará mucho tiempo e incluso puede que sea la única opción que tengas para comprarlo.
  4. Dependiendo de donde vivas, puede que haya algo que estés buscando, por muy común que sea, que no lo tengan en tu localidad por lo que el comprar por internet hará posible que puedas tenerlo.
  5. Te mandan el material casa, de tal manera que si éste es demasiado grande, pesado o engorroso de llevar, es una comodidad enorme el no tener que preocuparte por su transporte.
  6. El precio. Económicamente es mucho más rentable comprar online, ya que puedes ahorrar muchísimo dinero (las zapatillas que en una tienda física valen 125 € en internet pueden estar a 90€, bicis de 3.000€ las podrás comprar a 2.700€, etc.).

¿Cuáles son sus inconvenientes?

  1. Normalmente, a no ser que pagues un plus, no sabes con exactitud qué día llega tu paquete. Aún en el caso de que lo pagues deberás de estar atento a la fecha y hora de entrega y eso puede condicionar un poco tu horario (cosa que a veces uno no se puede permitir).
  2. Hasta que no te llegue el encargo, te quedará la duda de si no ha habido errores en el envío o de si el transportista ha sido negligente (cosas que pueden pasar y de las que te vas a tener que ocupar en persona).
  3. Es más engorroso el tener que devolver productos defectuosos y ejecutar sus garantías.
  4. Aunque normalmente los encargos no tardan demasiado tiempo, las entregas no son inmediatas como en una tienda física.
  5. Si no conoces bien el producto, puedes quedar decepcionado al verlo en persona. Las fotografías muchas veces no captan la esencia del material que estabas buscando (colores, dimensiones, etc.) y puede hacer que tengas una idea engañosa del mismo.
  6. Si compras en ciertas tiendas online situadas en el extranjero, es posible que tengas que pagar extras adicionales con los que no contabas al principio (IVA, impuestos aduaneros, etc.).
  7. Si no sabes dónde comprar estarás más expuesto a ser víctima de un fraude.

Tienda Física

La tienda física, como su propio nombre indica, es aquella que tiene un local abierto al público al que puedes acudir para probar y comprar sus productos. En el caso del deporte, estas tiendas pueden ser grandes superficies, tiendas generalistas o tiendas especializadas. Como las tiendas especializadas son las que a mí más me gustan y convencen, serán las que utilice en la comparativa.

¿Qué ventajas tiene?

  1. El asesoramiento que te ofrece un personal, formado, cualificado y profesional, del material que te debas o no comprar, pues por mucho que creas que sabes del tema, si el personal de la tienda es bueno sabrá más que tú.
  2. La prestación de servicios complementarios como pruebas biomecánicas, de esfuerzo, nutricionistas, fisioterapeutas, médicos deportivos, planes de entrenamiento, etc. no ya solo porque ellos mismos los ofrezcan, sino porque también pueden ponerte en contacto con otros profesionales de calidad.
  3. La inmediatez con la que puedes probar y ver un producto e incluso llevártelo a casa (vas, lo pruebas, lo pagas y te lo llevas).
  4. Te alivian de cargas. Para empezar si quieres encargar un producto que no tuvieran en la tienda en ese momento, ellos son quienes se preocupan de pedirlo y de avisarte para su recogida, de tal manera que evitas el tener que estar pendiente de su llegada. Si el producto viniese mal, hubiese que reclamar la garantía, hubiese que devolverlo por haberte traído el que no es, etc. Ellos hacen de intermediario entre el fabricante y tú y te evitan que tú mismo tengas que hacerte cargo de esa preocupación.
  5. Muchas tiendas llevan clubes deportivos de las disciplinas en las que se especializan (ciclismo, atletismo, natación, trail running, triatlón, surf, alpinismo, etc.), de tal manera que pueden servirte para ponerte en contacto con otras personas que tengan tus mismos gustos e intereses.
  6. La cercanía y el trato personalizado que te ofrecen, hará no solo que tu experiencia sea más agradable, sino que gracias a ellos puedes enterarte de eventos, carreras y otras cosas que de otra forma no hubieses sabido.

¿Cuáles son sus inconvenientes?

  1. Como todo negocio, hay algunas tiendas que son puramente mercantilistas y te venderían algo, aunque no fuese lo que necesites o lo que para tu salud fuese más conveniente, con tal de ganar dinero. Hay que ser cauteloso con dónde se compra.
  2. Las tiendas especializadas no suelen tener gamas bajas, ya que suelen ofrecer productos que están enfocados a un público más exigente.
  3. Los precios son más caros que los de una tienda online.
  4. Cuando vas a una tienda estás condicionado por las marcas que ésta trabaja, ya que por encargo no podrían traerte cualquier cosa.

Qué es mejor. Opinión personal.

Qué duda cabe que las tiendas online son mejores por variedad de productos y por los precios que ofrecen. Yo sin embargo me quedo con las tiendas especializadas (las de confianza), pues el asesoramiento que te ofrecen, el trato personalizado que te brindan y los servicios complementarios que ofrecen a tu disposición, bien valen el dinero que te dejas en ellas.

Sé perfectamente que las tiendas online proponen unos precios muy atractivos y gracias a eso muchos compran materiales que de otra forma no se podrían permitir y que incluso así les acercan a su localidad productos que no encuentran en ningún lado. Yo defiendo la labor que hacen las tiendas online en cuanto a su variedad de catálogos y el que acerquen hasta nuestros hogares productos que de otra forma no tenemos la posibilidad de encontrar. Es su política de precios la que me repugna.

¿Por qué una reputada marca de atletismo, junto a su distribuidora, le obliga a una tienda especializada a marcar una conocida zapatilla de triatlón con 120€ y luego le deja a las tiendas online que las pongan de entrada a 90 u 80€? Al margen de que tengan la capacidad de realizar pedidos mayores, de que cuenten con menos intermediarios y otras historias yo a esa diferencia tan grande la llamo competencia desleal.

¿Y a mí qué más me da el precio que tenga una u otra? ¡Yo solo busco mi mayor interés y que no me cobren un ojo de la cara!” Las tiendas online con mucho menos personal pueden atender a muchos más pedidos y potencialmente a muchos más clientes. A este ritmo en unos años comenzarán a cerrar locales, tiendas y otros negocios, con sus correspondientes despidos, cese de alquiler de locales, etc. Sin que ello repercuta en un aumento, al mismo nivel, de nuevas contrataciones e inversiones por parte de estos negocios online. Luego, cuando la economía no remonta todo son lamentaciones, pero cuando no vemos el impacto de nuestros actos a corto plazo pasamos olímpicamente del tema. No te pido, ni que me entiendas, ni que compartas mi punto de vista, pero me encantaría que hubiese algún tipo de intervención por parte de las autoridades en la política de precios de las tiendas online, pues a largo plazo perdemos todos.

¿Y tú? ¿Dónde compras tus productos? ¿Prefieres tienda online o física? ¿Tienda especializada o grandes superficies? ¿Nos podrías contar tu experiencia?

¡Un abrazo!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

18 Respuestas

  1. Paco dice:

    Enhorabuena por el post, me ha encantado.

    En mi opinión creo que hay que aprovechar lo bueno que ofrecen ambos modelos de negocio. Al principio era más de comprar online, hasta que encontré un par de tiendas de confianza donde el trato y asesoramiento es espectacular, y entendí que si quiero comprar el último modelo del mercado va a costarme un ojo de la cara, así que ahora compro en tienda física pero en determinadas fechas, bien en época de rebaja o aprovechando las liquidaciones de stock cuando hay un lanzamiento de algún producto. Por lo tanto llevo un muy buen producto pero siempre con una temporada de retraso ;-).

    Saludos

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muchísimas gracias por escribir Paco! Me alegra ver cómo sigue habiendo gente que apuesta por tiendas que trabajan bien 😀
      ¡Un abrazo amigo!

  2. BOLLITO dice:

    Buenas! !!
    Yo prefiero las tiendas físicas creo que a la larga sale más barato. Estoy buscando las acsis kayano desde hace mucho tiempo y me salen igual de precios…. En las tiendas hay un trato más personal…

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      Totalmente cierto crack. El trato personalizado está muy infravalorado hoy en día cuando no debería ser así… Pero bueno, es la ley de la oferta y la demanda y toca adaptarse.
      ¡Un abrazo y gracias por seguir leyendo y comentando!

  3. juan cespedes dice:

    Felicidades! Es un enfoque equilibrado y hace justicia en el aspecto de los precios.
    Cuando, si se diera el caso, las tiendas online se traguen las modestas tiendas de los pueblos y países pequeños, a donde irán sus empleados? de que vivirán? y si esto se generaliza, que pasara con la economía local? y a quien culpar entonces?
    No todo lo que esta de moda debe asumirse….como propio.

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muchísimas gracias Juan por el apoyo!
      Sinceramente lo pienso como tú. Creo que para todo tendría que haber un control, porque si no llegará a un punto en el que se nos vaya todo de las manos y tengamos un oscuro porvenir…
      ¡Un abrazo y muchas gracias por compartir tu reflexión!

  4. juantxo dice:

    Muy buen articulo. La verdad es que de esto puede haber mucho debate, en mi opinión creo que internet nos da la comodidad de no movenos de casa, pero si te gusta bichear de verdad por tiendas de barrio creo que las verdaderas gangas en epoca de rebajas estan ahí. Al final cuando compramos algo por internet lo que nos ahorramos en el precio se nos va en el transporte y si aun así es mas barato solo con pensar en las deboluciones me entra dolor de cabeza. En mi caso solo me planteo comprar en tiendas on-line que tengan tienda fisica, a no ser que sea algo dificil de encontrar que al final tengas que pedir para ti en una tienda, ahí es donde te clavan, para eso es mejor tienda on-line.
    Me gusto mucho tambien aportación moral a la hora de elegir donde comprar, totalmente de acuerdo contigo. Intento comprar en la medida de lo posible cosas que se hagan lo mas cerca posible de donde vivo, se que al final me repercute. Eso sin tener en cuenta las multinacionales que no pagan impuestos en nuestro pais(ni en ninguno) aunque no sea culpa suya sino de nuestros queridos gobernantes intento evitarlas por una cuestión de principios.
    Un saludo¡¡¡

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Hola Juantxo!
      ¡Muchas gracias por comentar! Cuando escribí el artículo estaba un poco molesto por la distinta vara de medir que algunas marcas tienen con respecto a tiendas físicas especializadas y las multinacionales online. Me parece que alteran bastante las reglas del juego y eso a mí me parece injusto.
      Por ejemplo, según me han comentado ya, cada vez hay más tiendas especializadas en las que ya te cobran por probar productos (en plan calzado, camisetas, etc.), de tal manera que si el producto finalmente te lo compras, te descuentan lo que te cobraron por probarlo.

      Esto lo están haciendo para combatir el “yo lo pruebo en la tienda, pero luego lo compron en la web“. Sinceramente a día de hoy trato de comprarlo todo en tiendas físicas, aunque siempre y cuando haya algo que no pueda encontrar en ningún lado, tampoco me voy a obcecar y no comprarlo sino que recurro a alguna web.

      Luego en lo de los principios, soy de los que piensa que el cambio está en nosotros. Si nos quejamos de que el país va tal o cual, que no se genera trabajo, etc. Si luego pudiendo comprar las cosas aquí, lo hacemos fuera pues creo que un poco sí que perdemos el derecho a protestar.

      ¡Un abrazo! 😀

  5. Juan Mato dice:

    Hola Ricardo, soy yo de nuevo pero en un post distinto pues….
    He encontrado en una web la Cube Acid 27.5 del 2014 con talla adecuada, la cuestión es… Has oído o alguien ha oído algo sobre esta web??
    Te pongo el enlace con la mtb:
    http://www.mhw-bike.es/ofertas/rgidas/1048/cube-acid-27.5-greynwhite-2014
    Un abrazo Ricardo!!

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Hola Juan!
      Al menos en mi caso no conozco la tienda. Creo que es la primera vez que leo algo de ella, así que no sabría qué decirte.
      ¡Un abrazo y espero que algún lector te pueda responder!

  6. Aitor dice:

    Yo creo que en cuanto a atención, asesoramiento, seguridad y confianza la mejor tienda online no tiene la más mínima posibilidad de competir con una tienda física con buenos profesionales al cargo.

    El hecho de no poder palpar el producto es otra gran desventaja para las tiendas online. Y el proceso de una posible devolución o uso de garantía también resulta más cómodo en una tienda física.

    Sin embargo, el precio y la gran oferta de productos al alcance de unos click de ratón son ventajas grandísimas.

    En resumen, creo que teniendo buenos profesionales detrás, ambos modelos pueden complementarse bien, todavía al menos.

    Creo que la peor competencia para las tiendas son las grandes superficies.

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Hola Aitor!
      La verdad es que sí. A mí personalmente me gusta mucho más el contar con el asesoramiento de las tiendas especializadas, pues además de poder palpar los productos, en los aspectos que tienes dudas te aconsejan y ayudan. Para lo que yo busco no hay nada mejor.
      Luego está claro que las tiendas online tienen muchísimas cosas buenas (el comparar precio desde tu casa, el evitarte desplazamientos innecesarios, el poder escoger productos muy concretos que no haya en ningún lado, etc.).
      Yo con las grandes superficies tengo sentimientos un tanto contradictorios, aunque es también es una cuestión muy mía.
      ¡Un abrazo y muchas gracias por comentar!

  7. Emilio José dice:

    Por lo poco que sé sobre Marketing, el modelo de tienda física está destinado a desaparecer debido a la poca eficiencia y el gasto que supone en comparación con la tienda online. Subjetividades aparte, esto es un hecho, y es algo que seguirá adelante queramos o no, porque está funcionando.

    Las ventajas de la tienda online, son prácticamente las que has comentado y suplen, por mucha diferencia, las desventajas comentadas. El tema de las desventajas, no te lo negaré aunque, no se debe generalizar.

    Hay plataformas de comercio online, que suplen perfectamente estas desventajas y que te dan una seguridad y tranquilidad increíble. Incluso con el tema de los “pluses”, el producto te sigue saliendo mucho más barato que si fueras a comprarlo a una tienda física. Y, respecto al tema de los “fraudes”, depende de la tienda online. Te aseguro que en sitios como “amazon”, es muy difícil que te timen.

    Si lo aplicas al ámbito deportivo, tiendas online como las de “sprinter”, funcionan estupendamente y tienen una garantía de calidad excelente.

    Respecto a la tienda física. Sí, es mucho más “cercana y personalizada”, algo que puede ser de utilidad para el que no sabe muy bien lo que busca y cómo encontrarlo. Sin embargo, cuando llevas un tiempo haciendo un deporte, tienes una idea de lo que quieres, (o lo has bicheado por internet), por lo que vas a “tiro hecho” a por el producto.

    En tal caso, estás yendo a comprar a un lugar donde todo te saldrá más caro y donde vas a pagar “de más” por el servicio personalizado, por la entrega en mano y por la “supuesta” especialización en personal cualificado. Cuando tienes que equiparte o renovar tu material deportivo…el ahorro de tienda online vs física, merece más la pena que el “servicio humano” (siendo objetivos).

    Además, muy poquitas tiendas, te dan un servicio de calidad como deportista o te asesoran adecuadamente. Al menos en Sevilla. Y respecto a la “red de servicios” y recomendaciones de otros especialistas, no te digo que esté mal, pero se estarían extralimitando de sus funciones como vendedores.

    En fin, entiendo tu punto de vista, y lo veo lógico. Sin embargo, todas las ventajas de las que hablas en la tienda física, las están supliendo ya en las tiendas online: servicio de atención al cliente 24 horas, garantías todo terreno, tiendas físicas exclusivas para probarte los productos y después encargarlos online, ect. Y todas las carencias de las tiendas online, se están mejorando rápidamente e incluso mejorando.

    En referencia a tu apasionada opinión personal, está muy bien de forma subjetiva, pero objetivamente las tiendas online no están haciendo nada malo, sólo están dando un servicio de calidad más barato.

    Su política de precios no es maquiavélica, simplemente no tienen que alquilar un local, contratar gente, conseguir clientela, etc. porque no les hace falta. Pero en las tiendas online, también hay gente cualificada trabajando y dan empleo, más del que nosotros pensamos.

    Incluso la tienda física, puede poner los precios más bajos (aunque su personal vaya a ganar menos), en un intento por competir con el mercado online, y no lo hacen. De hecho, se hacen la competencia entre ellas mismas.

    Respecto al visceral tema del despido de personal, no se está produciendo únicamente en el comercio, sino en prácticamente en la totalidad del sector servicios. La sociedad y el mercado laboral se modifican con el paso del tiempo, son los propios trabajadores los que deben amoldarse a las tendencias, o se quedan sin empleo. Sino fuese así, entonces no avanzaríamos.

    No podemos echarle la culpa de los despidos y los cierres de negocio a las tiendas online, porque de hecho, hay negocios online que han salvado a gente de seguir en el paro. Todo es relativo.

    Hay tiendas especializadas, donde he visto unas zapatillas a 70 euros (por ejemplo), en otra tienda física a 45 euros y en otra tienda física a 100 euros. La competencia no lo hace el negocio online, se la hacen entre los propios “tenderos” físicos.

    Ahora mi opinión. Yo prefiero ambos modelos mezclados. Un lugar físico donde el personal te atienda, te ayude y donde poder probar los productos y recogerlos, pero que la transacción final se realice vía online con precios más económicos y entrega a domicilio.

    Un ejemplo es “Sprinter”. Tenían mis zapas Saucony Jazz 16 a 90 euros en la tienda física, y a 70 en la online con servicio de recogida o bien de entrega a domicilio. Fui a la tienda, un muchacho me atendió, me probé las zapatillas, llegué a mi casa, y me las compré. Unos días más tarde me pasé por la tienda, recogí mis zapatillas y, de paso, me compré un par de calcetines. Esas mismas zapatillas, las he llegado a ver en “tiendas especializadas” por 120 euros. ¿Quién está intentando sacarme los cuartos entonces? xD.

    Un saludo y perdona la parrafada.

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      Jajajaja simplemente no estoy de acuerdo con lo que dices Emilio.
      1. Lo del fraude ya indiqué que era por si no sabías donde comprar. Evidentemente si sabes lo que haces no te van a timar, ni ahí ni en ningún lado ;).
      2. Evidentemente cuando uno compra online lo hace por el precio. Ni más ni menos.
      3. No entiendo cuando dices que una tienda se está extralimitando cuando deriva a terceros. No te imaginas la de gente que cuando va a estos establecimientos pregunta por fisios, médicos deportivos, clubes en los que inscribirse, dónde pueden realizarse estudios biomecánicos, etc. Que tú les quieras ver como meros vendedores es porque tú les quieres ver así, pero ofreciendo un servicio integral es lo que les convierte en una tienda especializada y no en unos tenderos.
      4. A mi modo de ver te ciega tu opinión personal a la hora de valorar un tipo de negocio u otro. Que no tengas una experiencia satisfactoria a la hora de ir a una tienda especializada, no significa que den un mal servicio y que por ello debas de comprar sí o sí en una tienda online. Profesionales los hay y sinvergüenzas también. Yo he estado comprando los últimos dos años online a través de Wiggle y he tenido 0 problemas. De la misma forma he leído en foros como Foro Mountain Bike, Foro Atletismo o incluso compañeros míos de Club (tanto en el del año pasado como en el de este) me han comentado que han tenido problemas con los envíos, retrasos, cajas que venían en mal estado, etc. hasta tal punto que no les van a volver a comprar. En este sentido creo que más que juzgar qué es mejor o peor de forma universal depende mucho de la experiencia personal de cada uno.
      5. Los precios a mí sí que me parecen leoninos y te voy a decir por qué. No me parece justo que Asics (por decirte un ejemplo, pues esto funciona así para todas), gracias a su distribuidora, le obligue a una tienda especializada a marcar unas Noosa de triatlón a 120-125€, cuando luego a Amazon y a Wiggle les dejan marcarlas a 90€ e incluso menos. Ese precio es al que le cuesta a la tienda pedir dicha zapatilla. ¿Sabes qué sucede cuando pillan a una tienda física renunciando a su margen de beneficios (y por margen de beneficios me refiero al dinero restante con el que tienen que pagar facturas y además comer)? Que dejan de trabajar con ellos. Qué quieres que te diga, no lo veo justo. En Farmacia ese tipo de cosas las controlan y no dejan que pasen. ¿Por qué el deporte ha de ser diferente? Si un precio ha de estar marcado a un mínimo, ¿por qué ese mínimo no es igual para todos?
      Sí, hay tiendas en las que una zapatilla pasa de estar a 100, a 70 y a 45. No todas suelen ser especializadas (como le pasa a Sprinter que no lo es), no todas se encuentran en las mismas condiciones pues unas se deshacen de ciertos modelos porque les quedan en algunas tallas, porque les deja de interesar el trabajar esa gama o incluso la propia marca, porque están perdiendo mucho dinero y quieren atraer a nuevos clientes, etc. Los que tienen por política mantener esos precios en tiendas físicas suelen cerrar, por la de follones que se buscan: proveedores, demandas, impagos a empleados, etc.
      6. ¿Que las tiendas online contratan a gente? Evidentemente, pues si no no podrían funcionar. Pero proporcionalmente una tienda online para manejar a muchos más clientes ha de contar con muchísimos menos empleados y eso es tan real como obvio
      El problema es que trata de confundirse lo que es internet como modelo de libertad, con un campo sin ley y a mí eso no me parece bien. ¿Que quieres seguir comprando ahí porque no te gustan las tiendas físicas? ¿Que crees que los de las tiendas son poco rigurosos, poco profesionales y hasta cierto punto estafadores? A mí me parece bien xD.
      No estoy de acuerdo con tu punto de vista y no lo comparto. Me parece injusto y que las reglas del juego no son iguales para todos.
      ¡Un abrazo tío y gracias por escribir! Siento la parrafada de vuelta 😛

      • Antonio dice:

        Solo os quería hacer un comentario:
        Estoy en vías de comprarme una bici y he hablado con la tienda (online) con un trato esquisito por cierto para echarme atrás en esa compra pues cambio de modelo, el tema es que los precios que me daban tanto para el modelo 2014 como para el de 2015 eran muy bajos en comparación a las demás tiendas, por tanto les he animado a que se publiciten pues el material en cuestión tiene buena calidad y el precio está genial; según me han dicho, la marca les ha dado un toque y les impide poner esos precios, por lo menos como reclamo, alegando algo así como “competencia desleal”, pueden seguir vendiendo al mismo precio pero no publicitarlo.
        En mi opinión, y como consumidor, creo que las “batallas” de precios no están del todo mal aunque se corre el riesgo de que finalmente solo subsistan las empresas mas poderosas del mercado, si los precios de las gasolinas fueran realmente libres ahora que han bajado los precios del barril un 40% los consumidores no estaríamos pagando lo mismo que antes menos un 5%
        Parece evidente que las tiendas online pueden ser mas baratas a cambio de mucho menos personal, pero quizá es hora de dejar de tener un sector servicios tan enorme y aumentar el numero de personas en fabricas que realicen productos de mas calidad y a mejores precios y con mas variedad, no es fácil, pero ya esta bien de que el sector servicios desea nuestra principal “exportacion”, tenemos la generación mejor preparada de nuestra historia, si se cambia el chip podemos empezar a producir y dejar de solo vender lo que otros producen.
        En ese sentido te doy las gracias a ti Ricardo por tu defensa de las marcas españolas, todos contra el paro jeje
        Un saludico y gracias

        • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

          ¡Hola Antonio! Entiendo lo que quieres decir pero estoy en desacuerdo con parte de tu planteamiento.
          En primer lugar comparar esto con la gasolina me parece muy desafortunado, ya que con ella la mayoría de lo que pagamos reside en los impuestos que van asociados a ella y no en el producto en sí.
          En cuanto a las tiendas me sigue pareciendo muy injusto el trato desigual que hay por parte de lo que es el fabricante hacia distribuidor y tienda en comparación con una tienda online (al menos con las más famosas). No creo que sea justo que a una le den una le cueste 70€ y a la otra 90€.
          En lo del sector servicios tan extendidos te doy la razón, pero tal y como está la el derecho internacional a día de hoy eso es una mera utopía.
          Tampoco estoy de acuerdo en lo de generación mejor preparada. Lo somos en cuanto a cantidad de estudiantes y tituladoa, pero no así tanto como en la calidad de las titulaciones. Vamos esto te lo digo basado en mi experiencia personal, no por otra cosa 😉
          ¡Un abrazo y muchísimas gracias por comentar!

  8. Sergio dice:

    ¡Hola Ricardo!
    El tema que tocas remueve a todos. Siempre va a existir la discusión sobre que es mejor. Que duda cabe que Internet ha “reventado” el mercado y la mayoría de las ocasiones ofrece precios sin competencia. Pero como también mencionas, el trato que recibes en la tienda física no se puede percibir en email de confirmación de pedido por ejemplo.
    A mi me gustaría comprar todo en la tienda pero no voy a negar que también hago muchas compras en la red. Lo que si me gustaría es detallar una cuestión. En mi caso, las cubiertas, pastillas, cadena, aceites,…etc. los compro en mi tienda de confianza. Son productos de desgaste y que se compran con mayor asiduidad y la diferencia de precio apenas se percibe. Con esto quiero decir que muchos salen como defensores del tendero local pero luego se suman a pedidos masivos de pastillas de freno, compras conjuntas de cubiertas,…etc. En mi opinión eso es muy cínico.
    En fin, estamos ante un debate que va a perdurar debido a la crecida de webs en la red que ofrecen cada vez precios más reducidos.
    Un saludo,

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Hola Sergio!
      Muchas gracias por comentar, de verdad. Yo es que creo que la aparición de tiendas online es algo muy beneficioso para todos. Más que nada por que pueda ofrecerte mucha variedad de productos en catálogos muy amplios y que te den la facilidad de mandarte el producto a casa. Lo que no me parece nada justo es que teniendo mucho menos personal, las marcas les dejen encima rebajar los precios al nivel que les dé la gana, mientras que luego a las tiendas especializadas les obligan a marcar mínimos muy altos. Eso me parece una competencia muy desleal y considero que eso se debería de controlar. Cosa distinta es que tú utilices internet como único medio de distribución (como hacen Canyon y Rose en ciclismo).
      ¡Un abrazo tío y muchas gracias por comentar! Entiendo perfectamente tu punto de vista y estoy de acuerdo con lo que dices de los defensores del tendero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar