5 Consejos para NO elegir una carrera

El otro día escribí un post muy similar en el que ofrecía cinco consejos a la hora de elegir una carrera. Ahora, me gustaría dar una vuelta de rosca más a este asunto y darte cinco consejos para NO elegir una carrera, ya que viendo casos como los de ICAN de Sevilla (triatlón) está claro que muchas cosas pueden salir mal a la hora de que una prueba tenga lugar o no. De tal manera espero que con estos consejos no te pilles los dedos con algún episodio de este tipo.

Marcha en bici

1. No compres un dorsal con demasiada antelación.

Aunque para participar en una prueba hay que estar físicamente preparado, no creo que sea bueno el comprar dorsales un año antes de la prueba. Hay ciertos triatlones, e incluso algunas maratones, que llegan a abrir inscripciones bonificadas (que salen más baratas cuanto antes las compres) hasta un año antes de la fecha de celebración de la carrera.

Al margen de que existan seguros de cancelación, que harán que no pierdas tanto dinero por no correr la prueba, en un año o en varios meses pueden suceder demasiadas cosas: que no puedas acudir a una localidad a correr, que estés lesionado, que se suspenda la prueba, etc. Trata de ser conservador a la hora de comprar un dorsal con mucha antelación, pues es muy difícil predecir el futuro.

2. Observa la antigüedad de celebración de la prueba y su circuito.

Que una prueba lleve ya varios años celebrándose, suele ser síntoma de que los organizadores tienen una buena relación con las distintas administraciones (por los permisos que se han de solicitar y conceder) y que tiene una viabilidad económica sólida. Si además se respetan los circuitos de pasadas ediciones, es más difícil que la prueba se suspenda. Por último, ten en mente que muchos organizadores nóveles ofrecen el atractivo del circuito como reclamo, aún sabiendo que no será factible que la prueba tenga lugar en él.

Evidentemente este criterio es estrictamente complementario a la hora de hacer una valoración global de una prueba.

3. Comprueba la fiabilidad organizador.

Al margen de que cuando es una administración la que organiza una carrera, ésta suele ser muy correcta, cuando lidiamos con empresas privadas el tema se vuelve un poco más espinoso. Para evitar episodios desagradables (como que suspendan la carrera a pocos días de celebración, que no cumpla con los servicios prometidos, que no te devuelvan el dinero en el caso de una incidencia, mala señalización de los circuitos, etc.), sería muy conveniente que te informases de qué otros eventos ha llevado previamente la organización y cómo han resultado.

4. ¡Cuidado con los foros y con las webs especializadas!

Cuando busques información sobre el punto 3, ten mucho cuidado con lo que lees y encuentras tanto en foros como en webs especializadas. Es muy poco habitual el encontrar en estas últimas críticas realistas de cómo tienen lugar las carreras, ya que los organizadores son de los pocos patrocinadores fieles que hay en este mundillo (y no muchos le muerden a la mano que les da de comer, como dice el refrán). En los foros sucede algo muy particular y es que cualquiera puede escribir, es decir, que puedes leer desde la crítica de alguien que tiene sentido común, a la de otra persona que lo único que hace es quejarse sin fundamento, o incluso que te topes con reseñas de cuentas falsas del personal que trabaja para la competencia (no sería la primera vez que leo algo así).

Recurre solo a fuentes de confianza y relativiza lo que puedas encontrarte en las demás.

5. La fecha.

La fecha de la prueba puede determinar que una carrera se celebre o no: pues puede colisionar con otra que tiene lugar el mismo día y que aquella tenga más antigüedad, que haga un exceso de calor, de frío o de lluvia, que el organizador asegure una fecha y su federación otra, etc.

En definitiva hay muchas circunstancias que uno debería de valorar a la hora de descartar su participación en determinados eventos. Sé que lo que he expuesto puede sonar demasiado alarmista. Eres perfectamente libre de hacerme caso o no. Además, ésta no ha de ser una lista cerrada ya que hay muchas circunstancias que deben de condicionar nuestro juicio a la hora de tomar una decisión de este tipo.

¿Qué te han parecido estos criterios? ¿Alguna vez te has aplicado alguno? ¿Con cuáles estás de acuerdo? ¿Con cuáles no? ¿Hay algún otro que hayas usado tú y que no esté en la lista?

¡Un abrazo!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar