El cambio de 26″ a 29″. Por Grego Blanco.

Conocí a Grego Blanco a través del mundo de los blogs. Con el tiempo se ha convertido en una de las personas que más participan en Diario de un Campista (de hecho la sección de Fotos Campistas de la semana es prácticamente suya), gracias a él conocí las Trijote Series y un sinfín de cosas más. Hace poco cambió su bicicleta de montaña y me propuso escribir qué se siente al cambiar de una bici de 26″ a otra de 29″ (el debate de las tallas lo puedes ver aquí). Me pareció una magnífica idea pues, aunque yo hubiese querido escribir sobre este tema, así te doy a conocer puntos de vista diferentes a los míos y de paso también puedo centrarme en hacer entradas más específicas con enfoques distintos sobre lo que es rodar con una bici de 29″. Sin más, te dejo con su entrada.

Foto de Grego Blanco

Ésta es la experiencia de uno que es un poco-bastante paquete, que ha pasado de una bici de 26” a una de 29” (con amortiguación, qué maravilla oiga).

Cómo empiezas a montar en bici

Primero te compras una bici mala para dar una vueltecita, hacer algo de ejercicio y explorar los alrededores de la ciudad donde vives. Le vas cogiendo gustillo al asunto, conoces otros ciclistas, sales de ruta con ellos, te pica el gusanillo del MTB (¡¡esto es peor que la droga!!) empiezas a salir más y más, de 2 días a la semana pasar a salir 6 días, de los que el fin de semana toca ruta larga… y con el tiempo empiezas a sufrir, no por las piernas ni dolores varios, ¡no! Sufres por la bici, pues te das cuenta que se te ha quedado vieja y dejas de salir tanto porque vas inseguro. ¿Solución? Ahorra y te pones a mirar en tiendas, webs y (lo peor) por foros de internet.

La fase de renovación

Cuando tenía ya el prepuesto máximo que me quería gastar te entran 275316 dudas. ¿Qué rueda elegir? ¿Qué horquilla? ¿SAG, qué es eso? ¿Tiene botón para que de pealadas ella sola? ¿Pedales automáticos, mixtos o los de Batman para correr más?
Y vas a las tiendas de bicicletas, después de preguntar a gente que maneja del tema, con una idea clara, “quiero una de 27,5” (que en realidad no es esta medida, pero éste es otro tema)”. El señor de la tienda te enseña varios modelos y tras un breve cuestionario sobre el uso que le voy a dar a la bici te plantea ¿Y porque no una de 29”? Y ahí te rompe todos tus esquemas.

Nueva bici y primeras sensaciones

Te ofrece una bici más o menos decente dentro de tu presupuesto, vuelves a casa, lees, vuelves a leer y preguntar a la gente de confianzavas a la tienda y te la llevas.
Feliz como una perdiz sales de la tienda, te sientas en el sillín y ¡voilá! ¡¡¡Pareces Superman!!! Bueno, no tanto, pero la Trek X-Caliber 8 en comparación con la que tenía antes tiene una posición mucho másracing” (que lo llaman por los mundo de internet) y voy más tumbado que antes.
El primer día fue un suplicio, lo confieso, costaba horrores mover esas ruedas, aquello parecía un tractor, y durante la ruta te preguntas si esa bicicleta es para ti, si no necesitas tanta rueda… ¿la descambio? pero lo dejas así

Días siguientes… y rompemos mitos

Sales al día siguiente y las sensaciones son mucho mejores, más contento y la ruta se hace con una sonrisa en la cara. Tercer día ya te atreves a subir alguna cuestecilla, porque en internet habías leído que con esas ruedas, si no eres un “pro” no vas a subir nada. ¡¡¡MENTIRA!!! una de las cosas que más he notado es que subiendo va bien. ¿Hay que hacer más fuerza? Depende, si quieres machacarte sí, claro, si quieres seguir el mismo ritmo que llevabas antes… yo me canso menos.
Ten cuidado, que en senderos, subiendo o bajando, las de 29” no valen”, “son poco manejables”. Pues… yo voy mucho más seguro ahora que con la de 26” (incluso seguro de más, pero ése es otro tema).
Trek X-Caliber 8

Otros aspectos

Llaneando es jugar en otra liga, es en lo único que estoy de acuerdo con todo lo que he leído del internet este… y es que va de maravilla. La bici pide más, si vas a 18km/h con un poquitín más te pones a 23km/h… y dandole caña a los pedales otro día rodé durante unos pocos kms a 38km/h (pero no os lo recomiendo hacerlo en vuestras casas a no ser que conozcáis mucho la zona y sepáis que no vienen coches de frente).
Otro mundo es el de los tres platos Vs dos platos, que recomiendo leer el artículo de Ricardo (link aquí), ahora que uso solo dos voy mucho más suelto, con la seguridad de tener piñones para cambiar en rampas inclinadas. ¡Qué maravilla, oiga! Antes me lo pensaba mucho y miraba de lejos una rampa de tierra y piedra con la inclinación necesaria para que un aficionado como yo no la subiera. En la primera semana me atreví a subirla con la bici con ruedas de tractor, dos veces en la misma ruta y acabé feliz por ello.

Un resumen de todo lo dicho

Como resumen/recomendación de un paquete sobre ruedas… si piensas comprarte una de 27,5” prueba antes una de 27,5” de algún amigo. Es gratis y ayudará a aclararte las ideas.
Si piensas comprar una de 29”, prueba una de 29” de algún amigo. Pero en este caso te recomiendo que si tienes oportunidad la pruebes 2 o 3 días, hagas la ruta que sueles hacer, o la pruebes en un par de cuestas y un par de bajadas, para tomar sensaciones (porque llaneando es la leche). Y así podrás elegir.
No te fíes mucho de ese tío que en un foro tiene 25073 mensajes y te dice que las de 29” son muy pesadas, tampoco si lo dice de una 26” o 27,5”. Fíate de amigos y recomendaciones de gente que está a tu nivel. Aunque esto es como todo, tengas lo que tengas, el fin es disfrutar.
¡¡Felices pealadas!!”

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

23 Respuestas

  1. BOLLITO dice:

    Hola y saludos!!!
    Con este tema opino lo que se dice de provar primero las 27.5 o las 29 yo tuve ocasion y me quede con 27.5 y no quiere decir que sea mejor. Mi sensacion con las 29 fue que me costaba moverlas agilmente pero en bajada da una seguridad enorme, llaneando una vez cogido velocidad va sola.
    Me quede con 27.5 por que soy muy bajito y para subir me costaba menos que con las 29 y mejor que las 26, para llanear tengo los tres platos y me voy defendiendo contra las 29 eso si si son tiradas muy largar poco a poco se me escapan….

  2. Juanra dice:

    Buenas noches, en primer lugar quería agradecer el tiempo que dedicáis a ayudar a los demás con vuestras explicaciones y recomendaciones.
    En segundo lugar, aunque sé que solamente podréis darme vuestra opinión al respecto, me preguntaba si consideráis oportuno invertir actualmente en una 26″. He visto una Cannondale rz 120 lefty (sram 9, ávid elixir 5, lefty pbr …) de segunda mano que está casi nueva , por 1000 euros y me da miedo comprarla y quedarme dentro de 2 años sin repuestos ( llantas, neumáticos, horquillas…) Realmente es un poco capricho, porque con la Mérida rígida tfs 550 trail voy bien, pero quería dar el paso a la doble y con mi 1,62 no me siento cómodo en una 29″ y la 27,5 creo que tiene un precio bastante más elevado con componentes parecidos… ¿Pensáis que pueden dejar tirados a todos los propietarios de 26, sin ofrecerles repuestos de cierta calidad?
    Muchas gracias, un saludo.

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muy buenas Juanra!
      Para disfrutar del MTB no hace falta comprarse ni una 29″, ni tampoco una 27,5″, ya que las 26″ de toda la vida han sido las de toda la vida porque han funcionado bien. ¿Yo me la compraría? Pues probablemente no porque viendo cómo está el mercado no sea quizás la mejor inversión. Ahora bien si te la compras no creo que te vaya mal ni nada de eso, porque de momento repuestos vas a tener 🙂
      ¡Un abrazo!

  3. Jonás dice:

    Llevo y un tiempo preguntando en tiendas y leyendo opiniones, intentando ver la luz, y hay opiniones de todo tipo, lo que se traduce en más confusión. Mido 1,90 y en las tiendas, la mayoría de los vendedores, me aconsejan 29, aun trabajando con marcas como Giant que gran parte de sus modelos son de 27,5; gente que conozco y que monta, me dicen que 27,5, más lío. Cuando ya tenia medio decidida la Conor WR pro xt 29er, alguien me envía a la pagina de Commencal y veo los modelos META SL al 50% en 26 y más dudas, y encima alguien me dice algo como lo que dice Grego, que para disfrutar cualquier bicicleta buena te sirve. En fin, esto es un “sinvivir”, tiraré una moneda con tres caras a ver que sale.

    ¿Que os parecen las Commencal?

    http://www.commencal-store.es/PBSCCatalog.asp?CatID=2167171

    Un saludo, Jonás

    • Grego dice:

      Buenas Jonás.
      Como sigas preguntando y leyendo creo que no vas a cambiar de bici… porque es un lio, la verdad, y cada uno te hablará de su experiencia, y por suerte o desgracia no conocemos a quien habla, y lo que monta en bici… Como pongo al final, si tienes la oportunidad prueba una de 27,5 y otra de 29, y te ayudará. Esto es como por algunos sitios la gente está muy obsesionada con bajar gramos a la bici, a la vez que suben el triple de gramos a la panza… ¿Nos fiamos de esto? Pues eso, que cada persona es un mundo y tú vas a saber el uso que le darás…
      Yo mido 1.70, y estoy contento con mi 29 (parezco un taponcete, pero un tapón feliz dando pedales :D)
      No conozco la marca….
      Y lo de que las tiendas te digan 27.5 o 29… piensa que son tiendas, y yo me he encontrado una que me quería vender una bici si o si. Ni siquiera sabía mi presupuesto ni que quería/necesitaba, pero me metían por los ojos una marca… huí de alli. También ten en cuenta, que a lo mejor esto son modas, quizás en 1 año se ponen de moda las fatbike y todos con ruedacas, o se ponen de moda bicis eléctricas y todos iremos con motorcillo, o vuelven las 26… es dificil saberlo. Por tanto ten claro para que quieres la bici, y si tienes oportunidad, prueba y decide. Y sobre todo, disfruta.

  4. Grego dice:

    Hola a todos de nuevo, amigos.
    Vengo a comentar una cosilla-chorrada del dilema 26-27,5-29
    Hoy he hecho una rutilla con mucha gente.
    Un chico con una MMR Zen de 27,5 quería probar la mía de 29.
    Yo le he pedido a una chica una mérida de 26. He probado la MMR de 27,5 (el tiempo de prueba ha sido muy corto, y llameando, no vale de mucho). Y no se si es porque estoy ya muy acostumbrado a mi 29″ pero la 26 y 27,5 me han parecido muy similares a la hora de hacer fuerza para el pedaleo (no me ha gustado el tacto de los frenos XT, no se si es que son así o el chico este los tenía mal….)
    Pero por suerte, y tras 4 meses, creo que decidí bien al comprar la 29″. Eso si, como dije en el post, si podeis antes de gastar el dinero, probad.
    (El que tiene la de 27,5 ha dicho que su próxima bici será una de 29, le ha gustado mucho. La chica dice que ni de coña, le ha costado más mover la 29″ que la de 26″ aunque se sentía más segura con la rueda grande. Repito que estas opiniones no son representativas de nada, pero es lo que ha ocurrido hoy, y vengo a poneros más dudas en cuanto a tamaños. Lo que siempre digo, lo más importante es disfrutar, sea 26, 27,5, 29 o 20″)

  5. albertito dice:

    Hola a todos!! muy buen artículo!! quería saber si la estatura, medida entrepierna, peso…puede condicionar la elección de una y otra medida?
    Ya que yo estoy en 166cm con 62kgs y 73cm de entrepierna, y estoy dudando entre 27,5″ y 29″ como vosotros en su día xD, vengo de 26″ también. Gracias ;).

  6. David Velez dice:

    Cuando ya tenia decidido la 27,5 me encuentro con esta entrada. Cabrones (con cariño) xD.

    Veréis, leyendo lo expuesto, y antes que nada agradecer al autor la excelente explicación, todavía me quedan 2 dudas a la hora de tirarle a 29, que paso a resumir, con la esperanza de un último rayo de luz que me ayude en mi decisión:

    1 – después de leer 3000 foros del tema, decidirme por 27,5 fue a raíz de un hilo en un conocido foro que no se si puedo mencionar, sobre sensaciones y si había gente que hubiera vuelto de las 29 a algo menor, y lo que me convenció fue el grupo de ciclistas que algunos cambiaron a 29, y tras un par de meses, decidieron abandonarlas porque en llano iban prácticamente a la par de 27,5 y en subidas los 27,5 los rebasaban, cuando antes todos iban con las mismas ruedas e iban a la par.

    2 – estética. Veo 29 por la calle y son caballos. Y ya hay marcas en las que directamente los cuadros se afean una barbaridad de 27,5 a 29. Esto, obviamente es muy subjetivo, pero me parece una posición muy alta, y para un tío que tiene una talla M, y casi podría valerle una S (1,73 de altura y 78 de entre pierna), en tema bici alta no es que le agrade. Hasta mi novia, que no entiende de bicis, estuvo un par de días mirando bicis conmigo, y le parecían tractores las 29.

    Tenia claro una 27 hermanos, y ahora me encuentro con eso, pido un poco de luz como compensación ;).

    • Grego dice:

      Jajajaja, ese es el plan, liar más a la gente!! jajaja. es coña.
      No se, yo he pasado de una 26, sin amortiguación con cambios “rollo moro” que hay que girar la miñeca y discos de zapata a una 29″, con amortiguación, frenos hidraulicos y para cambiar de piñones una palanquita con un simple click , y que ahora me doy cuenta que la anterior era una talla más pequeña de lo que necesitaba, al menos.
      Si tienes oportunidad haz caso de lo último que pongo, prueba una de 27,5, y si puedes una de 29″, y quedate con la que más te guste.
      Al final es como todo, si te quieres machacar lo harás con una de 26, 27 o 29, y si la quieres para ejercitarte y ganar en salud te va a servir una 26, 27 y 29, por tanto, si puedes prueba, y la que mejor rollo te de. Llevo un mes y medio con la 29, 600km y estoy muy contento con ella. Si hubiese tenido una de 27,5 posiblemente estaría igual de contento, o más, o menos, no se, pero bueno, el caso es que ahora el cacharrito este va bien, y que dure.
      No te dejes llevar por lo que se dice, y no hagas como yo, comprar sin probar (soy un poco tonto, lo se), y así te decidirás mejor.
      Cuando tengas bici la queremos ver en las fotos campistas!! 😀

      • David Velez dice:

        Gracias por la respuesta Grego,

        Para mi nivel, sinceramnete no creo que debería rayarme tanto, nunca he tenido una bici en condiciones, así que seguro que cualquiera me satisface. Tengo claro que no quiero bajar de unos mínimos (todo deore con cambio xt y horquilla de aire), y dentro de eso va a mandar mucho la estética a la hora de elegir una medida u otra, porque desgraciadamente en ninguna de las dos tiendas a las que he ido me han dado la oportunidad de dar una vuelta…

        Tengo ya casi decidida la mmr woki 10 en 27, muy seguida de cerca por la conor wrc pro xt, que me la deja a un precio muy goloso de 720 euros (es bueno?), pero en 29, que es lo que me estña haciendo difícil la decisión, ya que esa conor es la única 29 que he visto que estéticamente no me parece un tractor.

        En fin, esto es difícil jeje.

        • Grego Blanco dice:

          Perdón por tardar en contestar.
          Yo tampoco he tenido una bici en condiciones y también estuve a punto de pillar una MMR, pero el tio de la tienda me daba largas con esta marca (me queria vender giant o cube si o si) y fui a otra tienda a mirar, me enseñaron varias de 27,5, y luego esta de 29, entraba en el presupuesto, y para casa.
          Todo con Deore y Xt y horquilla de aire… creo que es un bicicletón, sea de 27,29 o de lo que sea. Y no se, mi mentalidad en cuanto a la bicicleta es la de hacer deporte, ejercicio y ganar algo de salud (poner salud a los días). Y si con la de 29 hago un poco más de ejercicio en ciertas ocasiones, pues bueno, para esa la compré. Pero si la de 29 te “asusta” no lo dudes y tirate a por una de 27,5 y a hacerle muchos kilometros.

          Tractor solo parece la primera semana, yo ya me he acostumbrado a ver la rueda de 29 y… no me parece tanto. al contrario, la de 26 me parece enana jajajaja. Es curioso, pero al final te acostumbras.

          Habla con el de la tienda a ver si tiene alguna de 29 para darte un paseo por la manzana aunque sea para aclararte dudas…

  7. Antonio Zenono dice:

    ¡¡¡Muy buenas Grego y Ricardo!!!

    Iba a escribir este comentario en la entrada “Mono vs Doble vs Triple plato en ciclismo ¿Cuál es mejor?” porque ya allí comenté que en breves viviría el cambio de triple a doble, pero al ver que posteriormente Grego nos comentó sus experiencias del paso de 26″ a 29″, resumiendo muchos aspectos de dicho cambio, pues veo que quizás sea mejor contestar por aquí matando dos pájaros de un tiro.

    Como ya os comenté en aquel artículo, he pasado de llevar una Conor básica con sistema Alivio/Acera de 16 kgs y pico, en 3×8 y 26″, a una MMR Zen 10 de 29″ de 2×10 montada entera en XT y con un peso comprobado con pedales automáticos de 11,6 kgs. El cambio es burraco, burraco, lo sé…Ha sido la locura. Como pasar de ir encima de un buey a ir a lomos de un caballo de carreras ¡¡¡Maaaaadre mía!!! Como comentas, Grego, el ir a la tienda y llevar una idea (27,5) es algo que te quitan de la cabeza nada más pisarla. No es que te obliguen, claro que no, pero esa pregunta que te hacen de ¿y por qué no 29″? hace que te dé vueltas todo. Tras mucho valorar, leer, y meditarlo, yo decidí montar 29″. Y no me arrepiento para nada. Es cierto que la bici da al principio la sensación de ser menos ágil, pero no creo que sea del todo así. El otro día me metí por todo tipo de terrenos a los que ya estaba acostumbrado con mi anterior 26″ y lo único que he notado es que debo acostumbrarme a una nueva geometría. Eso sí que es un cambio importante, el pasar de una a otra geometría. No me imaginaba que tanto, pero es importante. Y además es un cambio obligado, pues cambiar de bici es cambiar de geometría. Según iban pasando kilómetros me he ido haciendo a ella.

    El primer día no me costó tanto mover esas ruedas, pero claro, es que no podía ser de otra manera ya que había reducido más de 4 kgs la bici y eso es mucho. De hecho, pensaréis que estoy loco pero en algunos momentos llegué a echar de menos el peso de mi antigua Conor porque me daba la sensación de que la Zen se despegaba más del suelo, es más saltarina… y necesitaba más la anterior pisada que se quedaba clavada en el terreno.

    Efectivamente, en llano se gana en velocidad punta, se va un punto más rápido. Las subidas, serán cuestas toda la vida y las bicis ayudan pero son las piernas quienes las suben. Con la 29″ me adapté a subir enseguida. De hecho subí una escalera de piedra que pensé que no podría con ella y la 29 la superó. La 29″ me ha hecho tener que maniobrar un poco menos ante la rugosidad del terreno pues también se nota esa mayor facilidad de paso por piedras e irregularidades. El otro día hice una ruta de 64 kms muy variada y en los últimos kilómetros me costaba moverla más, pero claro, es que ya estaba algo cansado (también nado bastante y el día anterior me di una palicilla jejejejeje), pero no más cansado que si hubiese montado mi anterior bici. La solución a esto es salir a pedalear, sin más, hacer piernas y corazón. Al día siguiente de estrenarla acabé con dolores y agujetas varias, pero debido al cambio de geometría. Eso se pasa en cuanto se coje la bici un par de veces.

    Por otro lado, el cambio del triple al doble plato es una gozada. Mayor sencillez de sistema, menor peso, menos tener que pensar si puedes o no usar tal o cual desarrollo para no cruzar la cadena, etc… ¡¡¡Fui el 95% del tiempo con el plato grande!!! Las ventajas ya nos las describe Ricardo en su estupendo artículo http://diariodeuncampista.com/2015/02/mono-vs-doble-vs-triple-plato-en-ciclismo-cual-es-mejor/ En él puse un enlace de una calculadora de marchas y se puede ver que dependiendo de qué tipo de platos y cassette que lleves pues a lo mejor es más una cuestión psicológica creer que se pierden marchas, pero los números y ratios están ahí, no engañan.

    En subidas pude hacer todo lo que me propuse. Y cuando te encuentras algo más duro costará igual tanto con unos sistemas como con otros. A veces se puede y a veces no, dependiendo no solo de la bici sino de tu aguante de piernas, y si hay que bajarse pues no pasa nada, por lo que por este lado todo como esperaba y muy bien.

    Sin embargo, tuve una sensación rara en llano al pasar de 3×8 y 26″ a 2×10 y 29″. Al ir en la marcha más rápida tuve la sensación de faltarme más plato para ir más rápido, pero estaba equivocado porque en realidad iba en todo momento más rápido que con la marcha rápida de la anterior bici. El velocímetro no miente. Así que las 29″ y con doble plato van que son una flecha cuando se les aprieta el paso. Habrá quién le pida mucho más, porque tenga más fuerza en las piernas, pero al menos en mi caso personal no es así.

    Un último comentario, pienso como Grego que no es bueno escuchar sólo a “ese forero” que tiene tantísimos mensajes y que tanto parece que sabe. La única guía que seguí para elegir mi bici fue escuchar a gente con un cierto sentido común y, aunque más experimentados, que tuviesen un nivel más o menos parecido, y no me arrepiento para nada…

    Podría seguir comentando muchas más sensaciones pero creo que esto ya es mucho tochazo, pero creo que os debía una respuesta tras el esfuerzo altruista que hacéis con este blog tan cojonudo.

    Mil gracias por los artículos ya a seguir…

    ¡¡¡Saludos!!!

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡¡Dios mío Antonio!! ¡¡Menudo comentario me has dejado!! ¡968 palabras! Estaba dejando que Grego contestase todos los comentarios que le hiciesen en esta entrada, ya que el protagonista era él y no yo, pero no he podido quedarme al margen en tu caso. De verdad, no puedo expresarte las gracias por comentarnos de forma tan precisa y detallada de tus experiencias con las bicicletas y tus sensaciones con las mismas. Es impresionante.
      Lo del peso es algo que en parte comprendo lo que quieres decir, ya que de hecho el peso no es algo negativo en todas las categorías (en disciplinas como el descenso, precisamente las bicis son más pesadas para darle al conjunto más estabilidad).
      Luego, si te quedas corto con las marchas en el doble plato estando ya tú en forma, puede ser cuestión de cambiar el plato grande, ya que puedes ponerle una configuración con más dientes y asunto solucionado. No suele ser la opción habitual, pero se podría hacer sin problemas 🙂
      En las subidas, yo tengo la mala costumbre de solo bajar de plato en cuestas empinadas, pero en parte lo prefiero porque me hace ganar potencia de cara a triatlones en donde corro principalmente por llanos.
      Me gustaría decirte también que en los últimos días he estado valorando muy detenidamente la posibilidad de escribir un post sobre tu calculadora de marchas y alternativas similares, así que querría que supieras que tu comentario en aquella ocasión ya fue importante para mí.
      Espero que la bici te alegrías sin parar y que sigas disfrutando de ella al máximo 😀
      ¡¡¡¡Un abrazo crack!!!! 😀

      • Grego dice:

        Hola Antonio!! Vaya pedazo de análisis te curras!! Estas cosas nos sirven a todos y a los que están pensando en cambiar de bici, opiniones de gente normal que ha dado el paso. Gracias por comentar!
        Justo lo que comentas de que parecía que necesitabas más dientes me pasó ayer (que salí a hacer la fotocampista de la semana) era una pequeña cuesta abajo y no iba dandole a tope… pero cuando miré el cuentakm iba a 42km/h!! más que con 3 platos dándole cera. Y esto en llano… se puede hacer de vez en cuando los que hacen series o los muy pro, pero …. yo al menos no soy uno de esos. jeje.
        Un abrazo!!

        • Antonio Zenono dice:

          ¡¡¡Hola a ambos de nuevo!!!

          jajajajaja, no sabía que hubiese escrito tanto, ¿968 palabras?, menudo ladrillo que os he soltado…

          Bueno, estoy acostumbrado a tener que escribir, estudié filosofía…

          Ahora en serio, mi experiencia con la bici es corta, minúscula, pero sí soy un tío que para aprender cuatro cosas básicas he tenido que leer, preguntar y si me apuráis hasta estudiar un poco. Un ejemplo: vaya historia la de las horquillas de MTB, solo con eso da para escribir un libro… Menos mal que tenemos a Ricardo que, haciendo un esfuerzo para todos los negaetes como nosotros, nos facilitan conceptos como Tapered, QR, los mm del eje, que si aceite, que si muelle, aire, etc…

          Cuando yo cogía la bici de pequeño todo era muy sencillo. Hoy que la he retomado, tengo 38 años, y compruebo que es tooooodo un mundo de posibilidades …y de complejidades. El caso es que gracias a este blog he podido entender un poco este mundillo loco, y lo que me queda. Esto es un no parar, y enciam engancha. Como sé que hay mucha gente en mi misma situación pienso que no está de más describir, al menos en mi caso, cómo han sido mis sensaciones y experiencias. He intentado describirlas lo mejor posible, y desde la mayor humildad, para que quien quiera usarlas pueda tener una referencia más de las miles que hay por ahí. Aparte, me siento en deuda con este blog, porque siempre me ayudó mucho aunque no hubiese participado. Me da cierta rabia cuando compruebo cómo muchos lectores piden consultas y respuestas y después no lo agradecen. En fin, que de toooodo tiene que haber… Y tampoco son mayoría, creo.

          En cuanto al tema de meterle un plato con más dientes, de momento no me lo planteo, pero cuento con esa posibilidad porque sé que está ahí. Yo no soy ningún pro, sólo llaneo, paseo, y de vez en cuando hago un sube y baja algo más técnico. Cuando pase un tiempo, a ver cómo me voy viendo…

          Y con lo de la calculadora, Ricardo, me alegro que te haya sugerido nuevas cuestiones y posibilidades para el blog 😉

          Seguiré escribiendo por aquí cada vez que el tiempo me lo permita.

          Muchísimas gracias a ambos!!!

          • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

            ¡De nuevo muchísimas gracias a ti por escribir y aportar!
            No siempre es fácil que en los comentarios te aporten valor, ya que por lo general al menos a mí lo que se me hace es pedir, pedir y pedir y tú en cambio nos estás aportando muchísimo.
            De verdad, de todo corazón te doy las gracias 😀
            ¡Un abrazo crack!

  8. Ruben dice:

    Gran artículo Grego. Mi enhorabuena por las palabras escritas y la valentía para hacerlo.

  9. Luiska dice:

    Impresionante. Me ha recordado a mi mismo hace unos meses, cuando compré mi 29″. Totalmente de acuerdo en todo. Espero que para mi próximo cambio de bici no hayan sacado las de 33″ jeje

  10. Grego dice:

    Jajajajaja, que raro es esto de leer mis chorradas en diariodeuncampista…
    Ante todo pido perdón a los damnificados que esperaban una entrada decente. Como digo, es el punto de vista de un paquete con bici nueva, y sobre todo un poqito de humor, que también es gratis. (no se como Ricardo ha tenido el valor de publicarla…. GRACIAS CRACK!!)
    No se si aclararé algún tipo de duda, no creo, pero como digo al final, a disfrutar sobre las 2 ruedas!!

  11. Darwin dice:

    Excelente Articulo,

    Yo personalmente compre una 29″ es mi primera bici para XC y me ha parecido de maravilla eso si me siento como encima de un caballo,
    pero en bajadas sin pedalear sobrepasas a rin 26″, 27″ y 27.5″ sin que ellos se den cuenta XD, en llabno ni que decir, en subidas es cuestion de la subida pero para esos son los cambios y viendolo por el lado positivo mas piernas sacas XD bueno eso creo yo que tengo 1 mes de experincia jejeje

    • Grego dice:

      Hola Darwin!! Me alegra que te guste un poquito!
      Yo también estoy encantado con la 29″. Parece una chorrada pero esto de bici nueva, con muchas cosas nuevas me ha dado mas ganas de seguir pedaleando. Dentro de unos mesecitos ya tendrás domado al caballo, ya verás!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar