Explico por qué a partir de ahora no aconsejaré más sobre material

Ya comencé a cambiar mi política de comentarios hace más de un mes con respecto a la hora de asesorar sobre bicicletas (enlace aquí), ya que era la clase de material sobre la cual se me preguntaba más. La realidad actual es que cada vez más gente va llegando al blog, recibo más comentarios (tanto aquí, como a través de las redes sociales, correos electrónicos, etc.) y cada vez tengo menos tiempo porque estoy inmerso en otros proyectos, por lo que no puedo continuar asesorando sobre material de forma personalizada. Para ello doy mis explicaciones en el siguiente vídeo:

Todas mis razones

Aunque no quise que el vídeo fuese demasiado largo, lo cierto es que hay muchas razones detrás de esta decisión.

La falta de tiempo

La primordial (y que explico cada vez que tengo ocasión) es la falta de tiempo, ya que el asesoramiento de material (por muy complejo o sencilla que sea la cuestión que se me plantee) es algo que lleva tiempo responder, si se quiere hacer bien, y eso es algo que no tengo a día de hoy, ya que tengo trabajo y estudio un máster (además de entrenar y estar con mi familia y amigos).

No tengo un equipo de colaboradores detrás que me aporten artículos de forma regular (de hecho si una vez al mes consigo mostrar un post que sea mío es un auténtico logro) y muestro un post nuevo todos los días, llevo yo solo las cinco redes sociales de la bitácora, grabo, edito y subo los vídeos, realizo las tareas de mantenimiento y mejora del blog (SEO, plugins, actualizaciones, compatibilidad del tema, optimizar imágenes, etc.), negocio sorteos y trato de traer cosas exclusivas para el blog, etc. Si a ello le añadimos la cantidad de comentarios que ya llegan al blog y que no dejo a ninguno sin responder, todo se traduce en que no puedo más, ni por tiempo ni por las energías que me quedan al final del día.

La actitud que había al final en los comentarios

Que respondiese a todos y cada uno de estos comentarios (los de esta clase me refiero) al final hacía que me enfrentase a las siguientes situaciones:

  1. Que muchos lectores ocasionales se tomasen esta situación, como que era un deber por mi parte el tener que asesorarles, pero ni ésta es mi profesión, ni ellos son mis clientes, sino que éste es un espacio en el que pretendo transmitir los muchos o pocos conocimientos que tengo en relación a los deportes que practico, a través de la publicación de entradas.
  2. Que muchos lectores ocasionales, directamente prescindiesen de leer el contenido en el que explicaba sus dudas, y directamente acudiesen a los comentarios en busca de ayuda. Entiendo que muchas veces uno solo quiere una respuesta puntual y ahorrarse toda una labor de investigación, pero ése no es mi problema. Si en una entrada explico, por ejemplo, qué pautas se pueden seguir para distinguir a una buena bicicleta de iniciación (o de la más adecuada para uno), este lector ha de entender que es absurdo que me pregunte por una cuestión relacionada con este punto y más aún cuando sobre un modelo en concreto, ya he escrito mis opiniones en los listados de bicicletas. Anécdotas de este tipo creo que tengo demasiadas y no solo afectan a las bicis.
  3. Que muchos lectores me preguntasen por demasiadas cosas. Aún hoy en día hay personas que me preguntan por análisis personalizados sobre 6 o 7 bicicletas que han estado mirando (cosa para la que no tengo tiempo).
  4. Que haya muchos lectores que se tomen fatal que no les responda a preguntas sencillas sobre material. Tienen razón en el sentido de que la pregunta que me formulan es sencilla de responder, pero lo que no terminan de ver es que la suya no es la única cuestión que me llega al final del día y, además, si las sumamos todas sí que no me daría tiempo a responderlas. Por otra parte, el hecho de que responda a preguntas sencillas produce un efecto llamada para otras más complejas y así, otras personas se molestan si no les ayudo, cosa que he podido experimentar bastante en los últimos meses.
  5. Que muchísimos lectores me metiesen en bucles sin fin:
    • Algunos me hacían preguntas sobre dos piezas de material (dos bicicletas por ejemplo) y que yo les daba mi opinión. Luego, me comentaban que ya no les convencían tanto aquellas y que habían estado mirando otras opciones, a lo cual yo les ofrecía una nueva respuesta, y así sucesivamente iba encadenando replanteamientos y a mí eso me hacía perder muchísimo tiempo.
    • Otros me metían en auténticos partidos de tenis, entre la opinión del dueño de una tienda/foro/web/amigo de quien me preguntaba. Ya que, por poner otro ejemplo, un lector venía preguntándome por una bicicleta, y tras haberla analizado volvía comentándome la respuesta que le habían mostrado (posteriormente) algunos de los sujetos mencionados anteriormente sobre esta misma cuestión. No terminaban de confiar en mi criterio, pero tampoco le daban validez a las otras fuentes.
    • Luego también sucedía que recibía preguntas recurrentes sobre una misma cuestión, y muchos lectores no se conformaban con leer la respuesta que les daba a otros usuarios, sino que querían una personalizada.

Francamente, todos y cada uno de estos puntos han hecho que acabe muy quemado sobre el asesoramiento a través de los comentarios. Para responderlos debidamente me lleva muchísimo tiempo, en demasiadas ocasiones no termino ayudando a quien me pregunta y muchas veces termino frustrado.

¿Quiere decir esto que no quiera más comentarios?

No, ni muchísimo menos. El poder hablar e interactuar con la comunidad que estamos formando, es precisamente la razón por la que sigo escribiendo de forma diaria en el blog (pues sin ella no habría podido conocer a Grego, Sergio, Emilio, Juanma, Miguel Abad, Julio Alberto, Pedro Daniel, Regina, Andrés, Samuel, etc.), pero no puedo estar asesorando sobre material, ya que como habrás podido deducir de los puntos anteriores, no estoy en condiciones de hacerlo.

Creo firmemente que la forma que tengo para ayudar a quien tenga dudas es redactando posts, que no solo le puedan servir a él, sino a muchos otros que tengan la misma pregunta, ya que además no puedo convertirme en un asesor personal de compras (y menos aún cuando todo esto lo hago en mi tiempo libre). Siempre estaré encantado de recibir propuestas y sugerencias, ya que de hecho casi la mayoría de entradas que publico a día de hoy nacen en el seno de esta clase de interacciones.

Si tuviese a un equipo detrás (de redactores, de colaboradores o de lo que fuese), si no me gustase escribir contenido nuevo, si estuviese parado o si el blog fuese mi ocupación profesional principal, posiblemente esta situación sería diferente pero no es el caso. Espero de todo corazón que se haya comprendido lo que he querido decir y que haya podido explicar bien mis razones.

¡Un abrazo!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

8 Respuestas

  1. Armando A. dice:

    En primer lugar, muchas gracias por tu trabajo. Quería preguntarte si te consta que los pesos anunciados por Canyon son reales. Lo digo porque entre la Ultímate y la Endurace, ambas con Dura Ace y modelos para 2016, señalan solamente 200 gramos más ligera la primera pese a distinto cuadro, ruedas, etc. Un saludo.

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muy buenas Armando!
      En principio creo que sí respetan los precios. No tengo una Canyon en casa para comprobarlo, pero por lo que me han dicho otros que sí las tienen, en principio tienen esos mismos pesos 🙂
      ¡Un abrazo crack!

  2. Francisco José dice:

    Muchísimas gracias por todo el curro que te pegas. Es un blog que se hace muy ameno y gusta. Es verdad que a veces nos ponemos un poco pesado y queremos que nos resuelvas el que para nosotros es el “problema más importante”. Somos un poco egoístas y no nos damos cuentas que nosotros somos muchos, cada uno con sus cosas, y tú solamente eres uno.
    Espero seguir disfrutando de tus textos por mucho tiempo.
    Un saludo

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muy buenas Francisco José!
      Muchísimas gracias por la comprensión, de verdad. Lo cierto es que se hace muy muy complicado gestionar el blog llevándolo yo solo y siendo cada vez más gente la que llega al blog a través de las redes sociales (por las interacciones), al correo, etc. y llega un punto en el que no me puedo poner a resolver ya que en ese caso me vería obligado a dejar de escribir y eso es algo que no quiero hacer.
      ¡Un abrazo amigo y muchísimas gracias por tu mensaje! ¡Me ha animado mucho!

  3. Miguel dice:

    Buenas Ricardo. Gracias a este blog adquirí hace unas semanas mi nueva montura, de la cual estoy muy contento, y sin realizar ninguna pregunta!. En mi caso estuve una larga temporada alejado de este mundo y me ha sido de gran ayuda.

    Gracias por la labor divulgativa de forma altruista.

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muchísimas gracias crack! 😀
      Es que llegó a un punto que era o seguir escribiendo o dedicarme a responder comentarios de forma exclusiva, y lo que me gusta de todo esto es escribir entradas, buscar temas, cambiar los formatos de algunos posts, que me lleguen sugerencias, etc. Lo otro al final es tarea de un personal shopper (que es el término molón que le dan hoy en día para que parezca guay) y yo sinceramente no quiero convertirme en uno, ya que creo que mi “labor” (si es que se le puede llamar así), es mostrando cosas que le puedan servir o entretener de forma universal a quien lo lea.
      Al final me tiraba cada día entre una y dos horas respondiendo los mismos comentarios y al final era un despropósito.
      ¡Muchísimas gracias por tus palabras! De verdad te digo que animan mucho.
      ¡Un abrazo y gracias por escribirme!

  4. LU dice:

    TE APOYO COMPLETAMENTE EN TUS DECISIONES. PORQUE TÚ TAMBIÉN TIENES VIDA PROPIA. DE TODOS MODOS LEYENDO Y RELEYENDO LOS ARTÍCULOS QUE TU EXPONES EN EL BLOG ES MÁS QUE SUFICIENTE. TAMBIÉN HAY OTRAS ALTENATIVAS QUE CONJUNTO CON LAS QUE NOS REGALAS SE COMPLEMNETAN. ÁNIMO Y ADELANTE. SALUDOS DESDE CHIHUAHUA, MÉXICO. ÉXITO Y FELICIDADES.

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muchísimas gracias Lu!
      ¡Ya se te echaba de menos por acá! Es que creo que la mejor herramienta que dispongo a la hora de aconsejar es redactar posts y no estar resolviendo duda a duda, porque sinceramente me agota y me vuelve loco y además con mi horario de ahora es que aunque quisiera hacerlo ni siquiera podría hacerlo.
      ¡Un abrazo amigo y muchísimas gracias por escribir! 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar