¿Por qué las carreras populares ahora son de pago?

Hace unos meses escribí una reflexión sobre otra reflexión bastante polémica en la que trataba a los corredores que acuden a carreras sin haber adquirido un dorsal legítimo. Últimamente he estado hablando con varios amigos míos sobre cómo han evolucionado las carreras populares en los últimos años y por qué ahora han pasado a ser de pago, cuando antes eran gratuitas. Como creo que es un asunto muy interesante (y que seguramente desatará pasiones), me gustaría escribir mi opinión personal. Te advierto que es bastante poco convencional, así que espero que no estés de acuerdo conmigo en varias de mis apreciaciones.

Mi amigo Enrique y yo antes de participar en una carrera solidaria, el pasado mes de febrero.

Mi amigo Enrique y yo antes de participar en una carrera solidaria, el pasado mes de febrero.

Básicamente, ¿por qué se han convertido en carreras de pago?

Antes las carreras eran un acontecimiento minoritario y se entendían como un perfecto estímulo para promocionar la práctica del deporte, así como diversos hábitos saludables. Por ello, en esta fase primigenia ayuntamientos e instituciones públicas se volcaron con la creación de este tipo de eventos. Con el tiempo, se han dado dos circunstancias que han cambiado bastante este panorama:

  1. Por un lado la crisis económica que hemos vivido, ha afectado mucho a las instituciones. No destinar dinero ni siquiera a campos básicos como la educación, ha hecho que el mundillo de las carreras quedasen a un lado. Además, el privatizar estos eventos les han proporcionado bastante dinero (a través del pago de algunos cánones, cesión de derechos de explotación, aumento en las pernoctaciones y viajes a la localidad, etc.).
  2. Por otro lado, las cuotas de popularidad que ha alcanzado el atletismo popular (ahora llamado running), ha provocado el despertar de intereses de varias industrias (de ropa, calzado, alimentación, entrenadores, medios de comunicación etc.), que habiendo visto un nicho y un modelo de negocio rentable, han presionado para no solo organizar carreras, sino para evitar que las instituciones le hagan la competencia en este sentido.

¿Cómo ha reaccionado el público?

Al menos yo me he encontrado con una reacción que devela un comportamiento bastante hipócrita. Por un lado una gran mayoría de corredores ven fatal que se haya que pagar por correr (ya que de toda la vida fue gratis, o casi, el correr), pero luego veo a muy pocos que sean consecuentes y estén dispuestos a no correr las pruebas en las que disienten con la organización. Además, muchos recurren (de forma repugnante), a lo que dije anteriormente sobre correr una prueba sin dorsal.

Muestra de ello es que cada vez hay más corredores, más carreras y que cada año éstas son más caras. Además, en la mayoría de los casos efectivamente no se mejoran los servicios ofrecidos por parte de la organización.

9464258691_3156e789d1_o

¿Cuál es mi opinión?

No niego la importancia que las carreras tienen en el campo de la promoción de la salud, pero también soy muy consciente de que hoy en día la mayoría de personas las corren por puro ocio. Es un ocio que te ayuda a mantenerte sano, pero sigue siendo un hobby a fin de cuentas. Uno puede adelgazar sin acudir a carreras (yo de hecho perdí 30 kg sin ir a una sola prueba) y por marcarte un objetivo no pasa absolutamente nada por pagar cinco o diez euros. Por otra parte, si esto de correr lo tienes ya como un estilo de vida, creo que es algo que debes asumir dentro del pack.

Para la administración pública resulta muy poco rentable el organizar estos eventos al lado de lo que obtienen a través de gestiones privadas (al menos eso es en la teoría) y entiendo que éste es además un gasto (de gestión, pagar el seguro de responsabilidad civil, cortar el tráfico, ambulancias, etc.) que no tiene que correr al cargo de los impuestos que paga toda la sociedad. Sé que hay muchos otros gastos superfluos que también pagamos y que no deberíamos soportar, pero en esta ocasión estamos hablando de este campo en concreto y no deberíamos desviarnos hacia otro tipo de debate.

Considero que el deporte se fomenta de verdad, con la creación, construcción y mantenimiento de infraestructuras, escuelas, centros deportivos, constitución de becas para deportistas, vías verdes, promoción en los colegios, a través de los medios de comunicación, ofreciendo bonificaciones a empresas (como se hace en Francia para los trabajadores que acuden a su puesto de trabajo en bicicleta), etc. que no con el participar en pruebas más o menos competitivas. En ningún caso es imprescindible el participar en carreras para disfrutar de deportes como el ciclismo o el correr y por ello no creo que sea una cuestión de estado que éstas sean gratis. Si te gusta y te convence la pagas, y si no siempre puedes seguir practicándolo por tu cuenta, quedar con amigos o buscar otras carreras que se ajusten más a lo que buscas.

En fin, sé que ésto es una opinión muy personal, y que hay muchísima gente que no estará de acuerdo conmigo, pero independientemente de lo que pensemos, lo que acabo de describir es una tendencia que a día de hoy no se va a parar por mucho que se proteste.

¡Un abrazo!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

8 Respuestas

  1. Hola de nuevo Ricardo, interesante post y peligroso por la cantidad de opiniones variadas que puede generar. Organizar un evento deportivo cuesta dinero, bien sea por parte de la administración o de forma privada, por lo que entiendo perfectamente que se pague por participar y disfrutar del momento, ojala todo fuera gratis….
    Voy a participar junto con unos amigos en mi primera cicloturista, espero pasarlo bien y he pagado la inscripción de buena fé.
    Por otro lado en eventos deportivos como el fútbol, vemos los estadios rodeados de policía que pagamos entre todos y en este caso es por los que van de espectadores….ahí dejo esto..
    Un saludo grande y sigue así…

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muy buenas Wenceslao! ¡Hace tiempo que no se te leía por aquí! Pues sí, yo pienso lo mismo. Creo que no se valora en su justa medida que haya gente que trabaje en esto. Se suele criticar el precio que cuesta una carrera, pero un aparato de Apple, por tener la manzana tiene un sobreprecio importante al lado de otros dispositivos con las mismas especificaciones, pero ahí nadie se queja… jajajaja creo que en este tipo de cosas hay mucha hipocresía.
      Por otra parte, ojalá que la cicloturista salga genial. Cuando uno prueba estas cosas por primera vez, suelen ser experiencias bastante peculiares y especiales, así que espero que la disfrutes mucho 😀
      ¡Un abrazo amigo y muchas gracias por volverte a pasar a comentar!

  2. Grego dice:

    Yo sólo he pagado 1 vez por correr. mi primera carrera, mi primer desastre. Y a parte de que he dejado de correr, no volveré a pagar por correr…
    En cambio, ya estoy apuntado a 2 marchas cicloturistas de pago. Aunque el pago es un poco… trampa, porque el 100% de lo recaudado de la gente que asista va a fines solidarios, y bueno, dar un paseo por el campo y contribuir a un fin con quien menos tiene pues lo haré siempre que pueda.
    Pero al igual que correr, tengo bici, tengo piernas, hay caminos por aqui… no pagaré por correr. Porque visto lo visto, no me merece la pena.

    Entiendo que quien pague también pueda ser por tener su “marca homologada” y sirva para fardar con los colegas. pero yo no me muevo en estos círculos 😀

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muy buenas crack!
      Ya al final cada uno tiene que valorar si va o no a uno de estos eventos. Lo que no entiendo es por qué la gente tiene doble vara de medir para estas cosas con otros tipos de negocios. Las carreras a día de hoy (salvo campeonatos y demás), se corren por ocio y yo entiendo que el ocio se ha de pagar. Que el deporte lleva asociados valores y cosas así es algo que yo no niego, pero no entiendo que la gente critique ésta como una forma de ganarse la vida y con otras cosas les parezca de lo más normal. En fin, ésa era uno de los lados de la crítica que quería mostrar 🙂
      ¡Un abrazo crack y feliz finde!

      • Grego dice:

        Yo creo que eso es postureo y ser el gallito del corral, el más chulo… Es como entrar a un restaurante a cenar y no pagar la cena porque en tu casa te la ponen gratis… pues cada uno sabe a que se expone según donde entra o participa… Ests viven en el mismo sitio que los “recortadores” jeje.
        Yo también creo que se deben de pagar si se corren por gusto… porque si no quieren, la calle es gratis, de momento. Y siempre digo lo mismo. Si quien se queja y no quieren pagar por correr en una carrera que organiza una empresa privada… hay 2 opciones: no correr o montar una empresa y organizar carreras para ganar pasta. El resto es ganas de j*der…

        Es como si me quejo de que a ti con el blog te va muy bien, que no es justo bla bla bla, hostia, pues será porque te lo curras mejor que cuando yo tenía el mio, sabes llevarlo mejor y tal… pero estamos en una sociedad en la que es más facil echar las culpas al vecino antes que ver lo mal que hacemos…

        Un abrazo!!

        • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

          ¡Muy buenas de nuevo crack!
          Estoy totalmente de acuerdo contigo. Hacer deporte por la cuenta de cada uno es completamente gratis. Yo entiendo que si uno participa en eventos competitivos organizados por terceros con lo que ello implica (cortes de circulación, una organización, regalos y otros servicios), creo que es algo que se debe pagar. Si es un precio más caro de lo debido, entiendo que más allá de criticarlo uno lo que debe hacer es no pagarlo.
          ¿Acaso algo de Channel no sale más caro solo por llevar su firma? Cada uno es libre de comprar algo o no, pero lo demás es un comportamiento de niños.
          ¡Un abrazo y muchas gracias por participar!

  3. Joan Albert dice:

    buenas noches a [email protected]!
    Ricardo te doy la razón…parcialmente!
    De acuerdo estoy con tu explicación del origen de la promoción del deporte en las instituciones públicas a través de las carreras populares, pero ya hace cierto tiempo que éstas, se han convertido progresivamente en un negocio:
    Los ayuntamientos/ diputaciones “alquilan” el circuito (calles, vías, etc) a empresas perfectamente capacitadas y organizadas para desarrollar este tipo de eventos; les cobran un buen “Fee” y es esta empresa de cobrar a los runners/ triatletas, etc la cuota de inscripción: lícito! Pero…y los esponsors que se consiguen???
    De verdad pensamos que estas empresas de orgsnización de eventos “pierden dinero”???
    Ahí lo dejo…

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muy buenas Joan!
      Dependiendo de los casos los patrocinadores aportan dinero (en grandes cantidades, en pequeñas cantidades y a veces lo que proporciona es material, tanto para la carrera como para sorteos, etc.). El “Fee” como tú lo llamas, cada vez es más grande porque no solo cobran ayuntamientos, ya que otros gastos derivados (como seguros, sanitarios, policía y demás) se cobran al margen y todo eso se encarece.
      ¡Ojo! Yo no digo que cobren la cantidad que deberían cobrar. No estoy cuestionando lo cara o barata que sale una inscripción (de hecho hay algunas Cursas de 10k que cuestan más caras que medias maratones que se celebran por donde vivo yo), pero me hace mucha gracia que la gente critique tan enérgicamente cómo los organizadores de carreras se lucran, a lo que reaccionan poniéndoles a parir y animando a corredores a ir sin dorsal, pero luego bien contentos que están con unas Adidas en los pies que han sido hechas por un niño en un país africano o asiático en condiciones infrahumanas no cobrando un sueldo por ello (y ahí ya sí que no se cuestionan cómo estas marcas se ganan la vida ni tampoco animan a ir a un centro comercial a robarlas como forma de reaccionar ante esa situación).
      En fin.
      ¡Un abrazo y muchas gracias por escribir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar