¿Qué es mejor? ¿Hacer deporte por la mañana o por la tarde?

La verdad es que éste es un tema sobre el cual se han escrito muchísimos artículos en la red (yo incluso diría que demasiados). Basta con que te vayas a Google, y busques información sobre esto, para que halles toda una legión de posts y entradas en revistas, periódicos, blogs, foros… y total para que te llenen la cabeza de un montón de conceptos que bien se habrían podido extraer por pura lógica.

Hacer deporte por la mañana

Introducción

Pues bien, si estoy criticando de forma velada, que éste sea un tema tan saturado, ¿por qué estoy escribiendo sobre él? Pues porque no quiero ofrecer una lista a la antigua usanza, en la que muestre las virtudes y defectos que tiene entrenar en una franja horaria u otra (porque insisto, por mucho que leas sobre la materia verás que todo lo que se dice, uno lo puede extraer por pura lógica), ya que me gustaría escribir un artículo de opinión en el que al final invite a que se comience un debate en la sección de comentarios.

Yo siempre he tenido bastante claro a qué horas del día me apetece más hacer ejercicio, pero últimamente he estado hablando mucho de ello con mi amigo Enrique (que ha salido ya varias veces en el blog, y de hecho ha escrito tres artículos), ya que ambos estudiamos un máster, estamos trabajando, nos enfrentamos a un tiempo libre muy acotado en nuestro día a día, nos gusta tanto salir a correr como a ir en bici y nos hemos visto obligados a tomar decisiones opuestas a la hora de buscar tiempo para entrenar.

La solución de Enrique. Entrenar por la mañana.

Madrugando, recién despertado y casi en ayunas (dependiendo de la ocasión, corre en ayunas o no) es cuando sale a hacer deporte.

¿Qué ventajas obtiene? Lógicamente activa antes su organismo, haciendo que el metabolismo esté más acelerado, queda despejado y reajado para el resto del día y ya se olvida de tener que salir a entrenar durante el resto de la jornada. ¿Qué inconvenientes tiene? Por la mañana suele hacer más frío (cosa que en verano es más bien una ventaja enorme), correr en ayunas puede ser peligroso si no se hace con cautela, los entrenamientos suelen ser de peor calidad y al quitarte horas de sueño pueden hacer que rindas peor el resto del día.

Mi solución. Entrenar por la tarde.

Comienzo a entrenar tras mi jornada de estudios y laboral, tras haber almorzado en condiciones (o incluso merendado).

¿Qué ventajas tiene esto? Básicamente que mi cuerpo rinde mejor porque tiene más energía, libero estrés y me sirve para desconectar del día a día. ¿Qué inconvenientes tiene? Si mis obligaciones se alargan un poco más de la cuenta apenas me queda tiempo para hacer deporte, cenar, ducharme y acostarme a unas horas más o menos normales, has de controlar un poco más qué vas comiendo a lo largo del día, para evitar digestiones pesadas, no te quitas de la obligación de entrenar hasta el final del día.

¿Qué prefiero yo? ¿Depende de la época del año? ¿Y del deporte en concreto?

Siempre he preferido, en términos generales el entrenar entre las siete de la tarde y las nueve y media de la noche, sea el deporte que sea, independientemente de la época del año en la que nos encontramos, ya que por mis horarios habituales es lo que siempre me ha resultado más cómodo, para evitar que el deporte terminase por condicionar mi forma de vida. Aún así hay algunas excepciones, ya que en invierno sí que prefiero salir a entrenar a mediodía, ya que el sol siempre ayuda a pasar menos frío y para rutear en verano (o incluso salir a correr), no hay nada como hacerlo a primera hora de la mañana.

¿Qué recomendaría yo?

Sinceramente, que haciendo las cosas con cabeza deberías guiarte por comodidad (por tu horario de estudios, familia o trabajo), por sensaciones (buscando las horas en las que estés más cómodo) y por objetivos (si entrenas para una prueba en concreto que va a tener lugar a una hora determinada del día, lo ideal es que lo hagas a esas horas o a otras parecidas para acostumbrarte a tener esas sensaciones). Siempre me ha parecido un poco tonto el tener que dejarnos guiar por lo que se indican en cuatro sitios comolo mejor“, cuando al final hemos de buscar lo más adecuado para nuestros intereses personales.

¿Y tú? ¿Qué opinas? ¿Crees que es mejor correr o entrenar por la mañana o por la tarde? ¿Qué prefieres tú? ¿Tus sensaciones también varían por deportes? ¿Y por estaciones del año?

¡Un abrazo!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

16 Respuestas

  1. jesus dice:

    Creo que depende de los ciclos y hábitos de cada persona. yo personalmente no me despierto a las 7am para correr ni aunque me apunten con una pistola. soy de dormir mucho y por desgracia duermo menos de lo que mi cuerpo me pide de lunes a viernes, por lo que al igual que tu siempre nado o cojo bici de 19 a 21 y cuando el tiempo lo permite sobre de 15 a 16 (como a las 13). Un saludo y felicidades por este blog

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muchísimas gracias Jesús!
      Me alegra ver que no soy el único que tiene estos ciclos y pequeñas manías, ya que muchos compañeros de mi club son de los que madrugan mucho y me lo suelen comentar mucho cuando hablamos sobre estas cosas 😛
      ¡Un abrazo crack!

  2. Hola de nuevo….interesante tema, lo ciero es que nunca me lo había planteado y mira que me gusta buscar sitios donde aparezca cualquier tema del que pueda aprender algo. Ademas tal y como lo has planteado, creo que las experiencias de todos los que hacemos comentarios también nos ayudan. Lo primero comentar que yo no me considero deportista, simplemente disfruto de ir en bici y del campo…..y de darme alguna que otra paliza también ..jeje.
    Yo siempre he perferido salir por la mañana, como decimos aquí en Aragón ..”con la fresquica”, aunque debo reconocer que al aterdecer tambien disfruto mucho y creo que me quita mas el estress acumulado del día. Entre el trabajo y la familiar no suelo salir entre semana, lo hago muy esporádicamente y fundamentalmente en verano, además como mi mujer trabaja a turnos no siempre puedo salir por la mañana, por lo que me voy amoldando y lo ciero es que no me supone ningún esfuerzo. Esto lo único que me impide es salir con un grupo de amigos en algunas ocasiones.
    Como he dicho tanto en verano como en invierno yo prefiero la mañana, el frío no es un problema para mi, lo único que me impide salir es el viento, que de eso aquí en Zaragoza nos sobra, de hecho llebamos dos semanas que esta soplando con fuerza…..de lo que si que huyo es de salir después de comer, no lo he hecho nunca pero creo que no me iba a gustar….
    Saludos y como siempre te digo..sigue así.
    Wences.

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muy buenas Wenceslao! Se te echaba de menos por aquí… ¡Cuánto tiempo!
      La verdad es que el cúmulo de obligaciones nos hace tener que priorizar en nuestras actividades diarias, así que comprendo perfectamente todo lo que has dicho en el comentario. Desde mi punto de vista, siempre que se salga todo tiene sus ventajas 😀 Es el terminar quedándose en casa y no salir lo que a mí me mata (al menos teniendo en cuenta una actividad semanal más o menos normal). Por la mañana me encanta el hecho de salir cuando no hace mucho calor (especialmente en verano) y de que te quites “la obligación” de hacerlo por la tarde que es quizás cuando más pereza da. En cualquier caso como disfrutar yo siempre he disfrutado más por la tarde (me pasa desde pequeño cuando jugaba al fútbol), aunque supongo que serán manías personales.
      ¡Un abrazo crack y gracias por seguir aquí! 😀

  3. Rubén dice:

    Muy buenas 😉 aquí dejo mi opinión y mi experiencia no muy larga, pero creo que me ha enseñado bastante respecto a este tema.
    Hace años cuando salia con un grupo de amigos, con las btt, solíamos salir pronto, por la mañana, después de desayunar algo. Debido al clima que hay por aquí hacía mucho frió, hielo, nieve… que para un día puede estar bien pero todos los días acaba siendo algo desagradable y peligroso, por lo que deje esta opción.
    Luego probé a salir antes de cenar (desde este momento empece a salir solo la mayoría de los días, como ahora), pero si había algún problema en la ruta o simplemente ves un camino nuevo y dices vamos a probar… te daban las mil para regresar a casa, es verdad que aquí es la mejor hora para salir en verano ya que caen un poco las temperaturas y sigue habiendo buena luz hasta tarde, pero tampoco me ha acabado de convencer este horario.
    Ahora, después de un par de años con pocas salidas, me he vuelto a poner serio y he elegido salir después de comer (1h mas o menos para reposar la comida) y es lo que mejor resultados me esta dando, desconectas de la mañana y luego tienes tiempo para continuar con tu día, ahora con el calor se me hará duro pero en realidad aquí si no quieres pasar calor tienes que salir a las 7 de la mañana y en invierno después de comer hay buena luz y las temperaturas son mas cálidas por lo que me parece la mejor opción para mi. Todo esto no quiere decir que no pueda elegir otro horario para salir si las circunstancias me obligan.
    Un saludo crack!!

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muy buenas crack! Hoy por ejemplo yo tuve un descanso entre la una de la tarde y las cuatro y lo he aprovechado para hacer una ruta de una hora y media más o menos. Al final ni ha sido muy intensa ni muy exigente, pero cuando se dispone de poco tiempo uno tiene que aprovechar. En adaptarse a las circunstancias está la clave para poder seguir haciendo deporte cuando las diferentes situaciones que se nos plantean nos obligan.
      ¡Un abrazo crack y muchísimas gracias por compartir tus experiencias! Me siento muy identificado con lo que has dicho.

  4. Cristian Portillo dice:

    Creo que también depende del lugar donde vivas. Como ya sabrás, en Colombia no hay estaciones (ni tampoco anochece tan tarde). Por eso no varía mucho dependiendo los meses, a menos de que sea invierno ya que en lo personal, prefiero no empaparme para salir a montar. Monto bici por puro gusto, y como vivo en una ciudad caliente, prefiero salir a montar en la mañana hacia la montaña (tipo 7 AM) para que cuando haga el calor, ya esté regresando para mi casa. Caso contrario si quiero montar para abajo. Prefiero salir cuando el sol no está tan fuerte para que cuando tenga que volver, el clima esté más fresco y pueda montar con mayor comodidad.
    En cuanto a la comida, si es en la mañana, me preparo un desayuno liviano. Pero si es en la tarde si prefiero reposar bien el almuerzo.
    Pero definitivamente, lo mejor es salir en la noche!! Dado que en mi país anochece de 6- 6:30, hay grupos grandes que salen a las 7:30 (19:30), y siempre van muchas personas. Me parece que es mejor ya que el clima es frío y uno puede ir observando las estrellas. Como ya lo dijiste, es cuestión de gustos!

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muy buenas Cristian!
      Sí sí, uno de mis mejores amigos es colombiano y me habla bastante de cómo es el clima allá. Por cómo me lo has descrito por lo de las estrellas y tal me han entrando unas ganas impresionantes de ir a pedalear… ¡Ojalá pudiera hacerlo algún día! Agradezco muchísimo tus comentarios, ya que me hace una ilusión tremenda el poder saber cómo son las cosas en sitios diferentes a donde vivo 😀
      ¡Un abrazo crack y gracias por escribir!

  5. Ivan dice:

    Buenas Ricardo, pues para mi cuerpo sin duda es mejor entrenar a media tarde, entre las 18:00 y las 22:00, es cuando mejor me siento, y cuando mejor rindo, pero lamentablemente, la mayoria de las veces, tengo que entrenar por la mañana, y quitarme horas de sueño para hacerlo, ya que la vida familiar, y laboral, no me deja mucho margen.

    Lo bueno de entrenar por la mañana, es que te lo quitas de encima, y lo que comentas tu, cuando vas a entrenar a ultima hora, te pudene surgir cosas, o simplemente esta reventado de todo el dia, y cuesta, sobre todo en invierno.

    Buen post!!! Un saludo.

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muchísimas gracias Ivan!
      Veo que coincidimos en este sentido más de los que disentimos. Al final cada uno ha de ser listo y gestionar sus entrenamiento cuando más tiempo tiene para poder hacerlos 😀
      Yo siempre que pueda trataré de hacerlo por las tardes que es cuando mejor me sientan.
      ¡Un abrazo crack y muchísimas gracias por escribir!

  6. julio Alberto dice:

    Yo opino como tu, cada uno conoce su cuerpo, su metabolismo y todos somos diferentes, por lo que cada uno reacciona de una forma diferente, pero lo importante no es cuando salir, sino salir para DISFUTAR, yo por ejemplo siempre salgo nada mas comer! ( reposo un poquito 20_30 min)

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡WoW! Yo con tan poco tiempo de reposo de comida muero (tal cual) jajajaja Siempre dejo pasar al menos una hora para la bici (aunque prefiero que sea 2 – 3 horas que es cuando mejor me siento).
      Creo que hoy en día se le presta demasiada atención a muchos gurús que nos descubren “demasiadas verdades de la vida”.
      ¡Un abrazo crack!

  7. Grego dice:

    Yo cuando corría probé de todo, desde las 7 de la mañana en ayunas (lo pasé muy mal), a media mañana (sobre las 12-12-30, que tenía el estómago medio vacío y lo pasaba mal), después de comer (sobre las 5-6h), y media tarde o tarde noche, que a partir de las 7-8 era lo preferido, tanto por dejar hechas las cosas del día, desestresarse un poco, tener energía después de comer…
    Ahora con la bici lo tengo muy claro, y es que salgo para pasarmelo bien (aunque a veces se sufra un poco) pero me gusta salir por la tarde (sobre las 6.30 o 7, y cuando voy en grupo las rutas nocturnas molan mucho, sales a las 9 y llegas a las 12), o si puedo los fines de semana sobre las 9.30-10h, y aprovecho toda la mañana para pedalear o ver cosas, sentarme a ver pasar los pajaros… lo que sea.
    Como dices, depende mucho de objetivos, porque si se va a hacer alguna carrera que es en pleno sol, mejor salir a horas que esté cascando el lorenzo para acostumbrarse a las sensaciones, el sudor y sobre todo adaptar al cuerpo a hacer deporte a esa hora.

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muy buenas crack! Llevo ya mucho tiempo pendiente de hacer una ruta nocturna con una amigo mío. Espero que pronto pueda hacerlo realidad 🙂 Desde luego hay que tener en cuenta muchas cosas a la hora de elegir las mejores horas, pero creo que al final no es bueno guiarse por lo que un chico escriba en internet un post en el que diga “qué es lo mejor”, sino que hay guiarse mucho por las sensaciones, objetivos y el tiempo de cada uno.
      ¡Un abrazo crack!

  8. Fernando dice:

    Hola Ricardo!
    Yo lo tengo muy claro, de momento, y dependiendo del deporte, correr siempre se me ha dado mejor por la tarde variando la hora en función de la temperatura y época del año, en invierno al medio día o por la tarde cambiando de hora en función de la luz (16,30 h en los días con menos luz, 18:00 h en los días que se hace de noche a partir de las 19:00 h), en torno a las 18:00 es mi ideal para primavera y otoño, siempre dependiendo de la temperatura, y en verano a partir de las 20:00 ( lo intenté por la mañana y casi me da algo, así que, de momento la evito), luego ducha fría para bajar la temperatura del cuerpo y posteriormente crema de frío o incluso hielo para las piernas y el sueño no se resiente tanto.
    Y para btt siempre he preferido por la mañana, después de un buen desayuno, la mañana cunde más para hacer kilómetros; aunque a veces salgo por la tarde, pero eso de que se me haga de noche en bici no me hace gracia, aunque tenga luz delante y detrás, no me siento seguro circulando por la carretera con oscuridad, muchos conductores de coches aún no están concienciados con adelantar a 1,5 metros de distancia, por no decir el la falta de consideración que sienten otros por los ciclistas aquí, y si puedo evitarlo lo hago.
    Un saludo!

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muy buenas crack! Entiendo perfectamente lo que dices. En concreto con relación a lo último que decías, para mí bici + noche + carretera = sentencia de muerte antes o después… 🙁 desgraciadamente creo que es así. Al final la clave está en tener cabeza y hacer lo que a uno le viene mejor, ni más ni menos. Al final el buscar excusas en: yo salgo a correr a esta hora porque en “X” página han dicho que viene bien para “…”, me parece una chorrada.
      ¡Un abrazo Fernando y muchísimas gracias por aportar tanto al blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar