10 Tendencias que veremos en el mercado ciclista en los próximos años

Hace ya unos días, publiqué un vídeo en Youtube que ha gustado bastante. En él hablaba sobre las principales novedades de la próxima temporada de 2016 (enlace al vídeo aquí), en lo que respecta al mercado ciclista. Como aún se siguen desvelando innovaciones, me he animado a escribir una especie de predicción sobre las tendencias, más interesantes que creo que veremos durante los próximos años.

1. Bicis limpias de cableado

Trek Madone 2016

Tal cosa es una novedad que hemos visto implementada en algunos modelos de carretera, como en el caso de la nueva Trek Madone (arriba en la imagen) o la nueva Specialized Venge. Si bien no todas las marcas lo están incorporando (como pasó con la nueva Scott Foil) y presenta algunos problemas (según he oído la potencia de los frenos se ve un poco comprometida en la Venge), puede ser una tendencia que veamos expandirse a bicicletas de alta gama. Además, ya que el mercado de carretera marca la pauta, en la montaña lo podríamos ver aplicado en próximos años.

2. Nuevos tamaños de rueda

Si en montaña primero jugaron con el largo de las ruedas, haciendo que las nuevas de 29″ y de 27,5″ desbancasen a las tradicionales de 26″, ahora le ha tocado el turno al ancho. Tanto es así, que hace un par de años se introdujeron las fatbikes y este año las llamadas 29+ y 27,5+. Estoy casi seguro que en próximas temporadas volvemos a ver una regresión a las 26″ (en modelos puntuales) alegando ligereza y mayor consistencia en las ruedas.

¿Se jugará con el tamaño de las ruedas en las bicis de carretera? Lo dudo por cuestiones de peso, pero ya que hoy en día se está diferenciando bastante el ciclismo de llano del de alta montaña (en lo que a innovaciones se refiere), eso es algo que nunca se puede dar por sentado…

3. Frenos de disco en las bicis de carretera

Hace un tiempo escribí un post en el que reflexionaba si merecía la pena invertir en estas bicis, dado el desarrollo de estos componentes en carretera (enlace aquí). Parece ser que en muchos modelos esta tecnología terminará por imponerse (aunque no creo que sea el caso de los modelos aero o de triatlón por temas de aerodinámica), ya que ya la UCI está estudiando cómo utilizarlos en los modelos de competición. Aún hay dudas sobre qué tamaños se usarán como estándar, qué sistemas se seguirán, etc. ya que a la federación le gusta mucho tener estas cosas atadas. Como muchas de sus normas están orientadas a limar las diferencias tecnológicas entre fabricantes, aún quedan un par de años para ver estos sistemas utilizados de forma masiva.

4. Cambios en los sistemas de transmisión de las bicicletas

Durante muchos años solo se siguió el sistema de triple o de doble plato en las transmisiones de las bicicletas, pero desde hace dos temporadas han aparecido los monoplato en los modelos de montaña, y esto ha provocado una revolución en el sector. Tanto es así que este mismo año han aparecido prototipos de grupos monoplato para carretera. Además, los cassetes traseros van contando con más dientes cada pocas temporadas, lo cual da mucho juego a sus usuarios. Aunque esto lógicamente tendrá un límite, creo que aún veremos bastantes novedades en este sentido (kits de conversión de platos, cuadros diseñados específicamente para un sistema u otro, etc.).

5. Imposición de los grupos electrónicos

Estos grupos comenzaron su andadura dentro de algunos modelos tope de gama de carretera. Luego, eso se extendió a la montaña aplicándose además a otros componentes al margen de las transmisiones (como son los frenos y suspensiones). Por su parte, cada vez son más los grupos mecánicos de gama media que cuentan con más y mejores prestaciones, lo cual, unido a la expansión de los grupos electrónicos a modelos más bajos (diferentes de los topes de gama), invita a pensar que cada vez habrá más bicis y grupos que se beneficien de estas características.

6. Tecnologías integradas

Producto de la unión de los puntos uno y cinco, creo que cada vez habrá más bicicletas con tecnologías electrónicas integradas (como faros, velocímetros, potenciómetros o incluso gps), de tal manera que la asociación estratégica de ciertos fabricantes y marcas se hará esencial con el paso de los años. Si bien para esto aún queda un poco de tiempo, no podemos descartar que esto suceda a medio plazo, ya que muchas bicicletas urbanas ya se están beneficiando de estas simbiosis.

7. Cada vez todo será más “aero”

Al margen de las bicis de triatlón (que están pensadas para cortar el viento), cada vez vemos cómo más bicicletas de categorías intermedias (como escaladoras, de fondo o incluso algunos modelos de montaña) incorporan detalles que las van haciendo más eficientes contra el viento (tal y como ha demostrado la renovación de la última Cannondale Supersix o de la Canyon Ultimate arriba en la imagen). Todo lo aero está de moda y esto se ha convertido en una tendencia que invadirá el mercado con las próximas incorporaciones. Tanto cascos, como botellines, maillots, manillares, etc. son cada vez mejores en cuanto a su resistencia aerodinámica, obsesión que está lejos de haber llegado a su fin.

8. Mejoras en los materiales

Si bien desde hace ya un lustro el carbono se ha convertido en el material más deseado, utilizado e investigado, últimamente las marcas están obsesionadas con obtener mejores aleaciones de aluminio y otros tipos de metal (como es el caso de Kona que utiliza el escandio). Así se han conseguido algunos productos que tienen características que pueden luchar de tú a tú, con productos de carbono mucho más caros y difíciles de obtener.

No es que vayamos a ver una equiparación completa entre materiales, pero sí que es bueno ver cómo las marcas siguen luchando por lograr mejores resultados en bicicletas de gamas más bajas.

9. Cambios en aspectos que se consideraban “intocables”

BMC Teamelite 2016

El mercado de bicis rígidas de montaña llevaba unos años bastante tranquilo, pero esta temporada hemos visto cómo los modelos de XC de alta competición han sufrido una pequeña revolución. Ésto se debe a las modificaciones que se le han hecho a las vainas traseras de los cuadros de bicis como la BMC Teamelite o la Trek Procaliber, procurando así crear máquinas que, sin comprometer el peso total de la bicicleta, se quedasen a medio camino entre las de doble suspensión y rígidas tradicionales. Aunque en el fondo esto no es del todo así, y aún cabe la posibilidad de que estas mejoras no trasciendan, sí que es muy probable que veamos próximamente a otras marcas sumándose a este carro de “innovaciones“, para darle así un nuevo aire al sector.

10. Cada vez más marcas desarrollarán propios productos

Si bien las marcas más potentes por lo general han tenido alguna siempre línea de desarrollo de productos propios de alto rendimiento, al margen del diseño de cuadros, también es cierto que la inmensa mayoría de componentes siempre ha venido dado por fabricantes externos especializados. En la actualidad sin embargo, ya bien sea bajo una denominación comercial diferente (como es el caso de Bontrager con Trek, S-Works o Roval con Specialized o Syncros con Scott) o utilizando el mismo nombre (Cannondale o Giant), cada vez son más las marcas de bicicletas que se expanden y desarrollan productos propios, clave en el rendimiento de sus máquinas (ruedas, cubiertas, bielas, etc.). Como dicho desarrollo tiene una aplicación exclusiva en sus bicicletas, se está fomentando la diferenciación y exclusividad entre modelos de bicicletas, lo cual está resultando bastante positivo a la hora de diferenciar las distintas opciones disponibles del mercado.

Aunque no desaparecerá el modelo actual de producción de bicicletas, ya que de momento las marcas que más están apostando por esta exclusividad son Specialized y Trek, sí que cada vez son más los componentes desarrollados de esta forma y también son más los fabricantes implicados.

Para terminar

Sé que muchos de estos cambios son previsibles, que no son las únicas revoluciones que están por venir y que todo esto se basa puramente en mi opinión personal, aunque me parece que no estoy muy desencaminado con las novedades que veremos dentro de algunas temporadas. Me apetecía escribir una entrada diferente siguiendo un estilo distinto al que estoy acostumbrado y aventurarme un poco a fantasear con las cosas que veremos próximamente entre nosotros.

¿Qué opinas tú? ¿Cuáles crees que son las novedades más plausibles? ¿Alguna imposible? ¿Cuál estás esperando con más ganas? ¿Hay alguna en especial que me haya saltado? ¿Cuál? 

¡Un abrazo y espero tus respuestas!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

16 Respuestas

  1. Hola de nuevo, veo que el tema de los frenos de disco parece ser el que mas diversidad de opiniones crea, personalmente creo que al final acabaran imponiéndose también en bicis de carretera, ya se encargaran los diseñadores e ingenieros de contrarrestar los problemas de peso y de aerodinámica, etc.,.tiempo al tiempo.
    Como diseñador lo que mas me atrae es la integración de componentes, aunque esto implica cerrarse un poco a la ahora de sustituciones o reparaciones. Unas bici con el cuadro limpio, sin cables ni apéndices es mucho mas atractivo y seguro que mas funcional.
    Lo de los nuevos materiales/tecnologías es un tema de lo mas interesante, pero todo lo que implica innovación siempre esta vinculado a un mayor precio (hay que amortizar los costes de todas estas investigaciones) y suele estar vinculado a los productos de alta gama…pero esto es harina de otro costal, afortunadamente, al final con el paso del tiempo, los usuarios de base acabamos disfrutando de estos avances.
    No obstante siempre estaremos atados a las tendencias que imponen las grandes marcas a fuerza de marketing, que no quiere decir que sea lo mejor….(cuantas cosas aparente innovadoras no cuajan en el mercado), a veces la tecnología avanza mas de lo que culturalmente admitimos como consumidores.
    Me parece un tema de lo mas interesante y te animo a que escribas mas artículos relacionados con los avances e innovaciones.
    saludos.
    Wences

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muy buenas crack!
      Hombre, yo de ingeniería no entiendo, pero en principio se me hace difícil imaginar que una bici de triatĺón con frenos de disco sean tan efectivas como unas de zapatas integradas, sobre todo en estos momentos donde hasta los botellines los integran con el cuadro para ahorrar watios. Yo creo que para todos los modelos no aero los frenos de disco se impondrán, bien porque de verdad sean beneficiosos, bien porque las marcas quieran que sea así y punto. Personalmente me gusta que estos cambios los hagan de forma escalonada porque entiendo que para ciertos usuarios les puedan aportar beneficios y eso creo que es genial.
      A mí también me encantan las bicis “estéticamente más limpias”. Desde luego estéticamente son mucho más bonitas, modernas y eficientes. Creo que es una suerte que al final las marcas estén apostando por ello 🙂
      Lo del precio y la evolución es inapelable. Como se suele decir “el que algo quiere, algo le cuesta”, y aquí se aplica con más fuerza aún si cabe.
      ¡Un abrazo crack y gracias por los ánimos! Espero seguir haciendo entradas así, que veo que ha gustado esta bastante

  2. Juan dice:

    Comento una vez más el asunto de los frenos de disco.
    Como bien dices Ricardo, el tiempo dará la razón… o no, todo dependerá de la inteligencia o la insensatez humana en masa.
    Precisamente hace unos días casi entro en discusión por WhatsApp con un amigo sobre este asunto, evidentemente paré antes de que fuera a mayores, parece que hay dos puntos de vista radicales.
    Hablé yo de que no es buena idea matar moscas a cañonazos pero es que ni siquiera esta comparación es suficiente, ya que precisamente las bicicletas son los únicos vehículos que tienen el privilegio de poder montar los frenos a los que todos estamos acostumbrados a ver y siendo imposible o muy complejo montarlos en ruedas de coche, motos o camiones, aquí se aplica la misma ley de fuerzas de la palanca, cuanto mayor el brazo mayor efectividad, por eso no hay nada mejor que el propio aro de la llanta de la bici para ponerle zapatas de freno.
    Por cierto que en mojado un freno de disco puede llegar a ser tan ineficaz como el tradicional o el tradicional puede llegar a frenar tan bien como el de disco, también evolucionaron.
    No sabría explicarlo mejor, pero creo que ha quedado muy claro.

  3. Fernando dice:

    Hola Ricardo! Me ha gustado mucho el post y el debate que se está generando por aquí y me gustaría dar mi opinión sobre varios temas.
    En primer lugar me voy a referir a los materiales con que se van a construir las bicis del futuro, se está hablando que tal vez el grafeno se abra sitio en este sector para cuadros, pero yo creo que tal vez ocurra como con el titanio, que se relegue a unas pocas marcas o componentes. Aunque si va a estar presente en ciclocomputadores y otros aparatos electrónicos asociados al ciclismo, además de cascos, zapatillas….
    Además, por lo que he leído en un articulo que te adjuntaré más abajo, las bicis de aluminio y de acero del futuro mejorarán su relación resistencia-peso si este tratamiento es adoptado por todas las marcas.
    http://www.todomountainbike.es/art/modumetal-nanotecnologia-tratamiento-metales
    Con respecto a la integración electrónica en la bici yo creo que el grafeno y leds serán clave para ello, además,¿quién no se ha visto sorprendido por el anochecer en algún entrenamiento o salida?, ¿o tal vez un túnel en el camino?
    Lo de que las marcas realicen cada vez más componentes de la bici se veía venir desde hace tiempo y lo considero un poco negativo por el tema de que cuando incorporan componentes de otras marcas se puede verificar su nivel de acabado y calidad yendo a algún catálogo de repuestos, pero así te pueden dar gato por liebre, aunque no tiene porqué, y tal vez, sea positivo económicamente para el usuario.
    Con las transmisiones creo que el monoplato está llegando a niveles en los que creo que no van a cuajar porque por ejemplo en XT se ahorran un total de 200 gramos frente a la de 2 platos a cambio de la pérdida de desarrollos más blandos y eso en bicis de aluminio de unos 1000 euros cuyos compradores suelen ser más ruteros que competitivos me parece contraproducente.
    Y finalmente, opino como tú en el ciclismo manda el mercado y las marcas obligarán a incorporar frenos de disco en el ciclismo de carretera profesional para vender este tipo de bici, y creo que en las etapas de montaña es donde más se verán para resaltar sus ventajas en la frenada y porque a estos niveles les resultará más sencillo compensar la ganancia de peso aunque no la aerodinámica.
    Bueno, eso es todo, espero no haberme enrollado demasiado en mis opiniones.
    Un saludo!

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muy buenas Fernando!
      El problema de los materiales está en el precio. Mientras no consigamos ver que las marcas consiguen grandes cantidades de esos materiales a buenos precios, seguiremos con los tradicionales durante mucho tiempo, y creo que al menos a corto y medio plazo, en lo que se centrarán será en mejorar lo que ya existe.
      Lo de la tecnología integrada es algo que ya existe en prototipos de bicis urbanas, lo cual en menos de 5 o 6 años supongo que será algo bastante habitual. Imagínate lo que puede ser un velocímetro integrado en la potencia de la bici, que no se estropee con el paso del tiempo… Puede ser genial.
      Las transmisiones es algo en lo que estoy contigo. No todo el mundo las necesita en monoplato, pero sí que hay algunos tipos de usuario que particularmente les viene mejor. De hecho lo que creo que está condenado son los tres platos, aunque eso ya es una apreciación tan tan personal que he preferido no decirlo como tal en el post.
      Jajaja lo de los frenos dará muchísimo juego, porque solo en unos 5 años veremos si se imponen o no y en qué categorías lo hacen.
      ¡Un abrazo crack y un millón de gracias por tus valoraciones! ¡Las aprecio mucho!

  4. Diego dice:

    Las estafas de las marcas de bicis con sus gamas altas continuará. Por ejemplo una Kawasaki Ninja ZX-6R cuesta 10.000 euros. Una trek 12.000. Ambos son productos de producción en masa. La bici además, está fabricada en China, con lo que sabemos lo que ganarán los trabajadores.

    Pon a Indurain en una bici de 500 euros y a mí en la de 12000 a ver quien llega antes en un evento cicloturista.

    Estafas, estafas everywhere

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muy buenas Diego! Desde luego los precios de las bicicletas son un poco desorbitados hoy en día (eso es algo que no merece la pena discutir porque lo que has dicho es una realidad como una casa). Supongo que tendrá su razón de ser, ya que hasta donde tengo entendido, muchos de los materiales empleados en las bicis son muy caros y en el caso de las bicis de alta gama no tienen tanta rotación. Igualmente están por las nubes, sobre todo si lo comparamos con cualquier otro vehículo.
      ¡Un abrazo y gracias por escribir!

  5. lu dice:

    Excelente artículo. Extraordinaria visión tecnológica y mercadológica. Ojalá toda esta tecnología también esté al alcance de todos los aficionados al ciclismo (que de buena manera va en aumento) y no sólo de los profesionales o de los que su poder económico sea muy alto. Lo segundo que escribí es por que no se me hubiera ocurrido reunir estos avances en un solo escrito. Porque, la juventud nació con la era tecnológica y crece con ella y está más a su dominio, entendimiento y control. Saludos.

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muy buenas Lu!
      ¡Muchísimas gracias por tus palabras! La verdad es que estos cambios tecnológicos suelen comenzar por las gamas altas y poco a poco las más bajas se van beneficiando de ellos, por lo que si bien algunos aún no estarán disponibles en un principio para los modelos más asequibles, antes o después sí que podremos disfrutarlos.
      Me entraron muchas ganas de escribir sobre esto, ya que muchas son reflexiones personales y convencimientos que tengo al ver cómo van evolucionando las cosas. A ver si con el paso de las semanas tenemos nuevas ideas que puedan aportar algunos miembros de la comunidad.
      ¡Un abrazo! 😀

  6. Juan dice:

    El asunto de los frenos de disco en bicicletas de carretera me parece un asunto espinoso, como bien dice el artículo resta en aerodinámica, en peso total de la bici no hará mucha mella en bicis de gama alta mientras la UCI siga manteniendo un peso mínimo de 6,75 kg., pero si pensamos los inconvenientes que puede tener estos frenos en la reparación de una avería en competición la cosa se pone más fea.
    Mi opinión es muy clara: no se necesita matar una mosca usando un cañón y sobre todo opino que ¡que mejor disco que el propio aro de la rueda! Ninguno como este disco como para querer poner otro más pequeño adicional específico para la frenada.
    En mtb está justificado pero en carretera me parece una ridiculez.

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      Ya. Desde luego tienen su cosa. El otro día estuve viendo un vídeo en el que explicaban que era aproximadamente unos 0,3kg lo que te suman (que en los modelos tope de gama que se venden hoy en día es muchísimo, ya que en cuestión de peso nadie respeta la especificación UCI), cosa que me parece que echará para atrás a mucha gente.
      En cualquier caso, los veamos buenos o los veamos malos, poco les va a importar a las marcas porque visto lo visto los van a incorporar en la mayoría de modelos 🙁
      ¡Un abrazo Juan!

      • Juan dice:

        Ricardo, hace unos días se comentó en la retransmisión de una de las etapas del Tour de Francia, Perico y acompañante se echaron unas risas con esto, es increíble hasta donde puede llegar el afán de querer tener la mejor bicicleta con los mejores componentes, ellos y los pro en activo lo tienen muy claro, otra cosa es que una marca les obligue a usar esos frenos para disparar ventas, si eso ocurre no van a hablar mal aunque no les guste.
        Hace poco me pasaron un vídeo en el que se hacían unas pruebas comparando ambos sistemas de freno y claro te ponen los de disco como la panacea, a mi casi me da la risa, el video lo hacía el fabricante claro y por supuesto hablaba requetebien de estos frenos.
        Yo sinceramente sin haberlos probado solo veo inconvenientes, principalmente en el precio que es lo que nos toca a los mortales, pero también en todo lo que sin llegar a ser ingeniero uno se puede imaginar: peso, aerodinámica, robustez en las ruedas, bujes y elementos del cuadro, reparación de averías….
        Sin duda la calidad de la frenada recae en un 98% en la calidad del neumático y en la habilidad del piloto.

        • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

          No ya, si yo la necesidad de imponerlos al menos de forma masiva tampoco lo veo. Sí que entiendo que en sitios donde llueve mucho y tal puede gustar más el llevar los frenos de disco porque mojados van mejor y eso, pero para lo demás necesario no creo que sean. A fin de cuentas con estas cosas se valora mucho “lo nuevo”, “lo último”, “lo más potente”, etc. y si no lo hacía una marca lo hacía otra… El impacto que tengan o no se podrá valorar en unos 4 o 5 años, a ver qué tal va la cosa.
          En las bicis aero y las de triatlón me jugaría el cuello a que no las incluyen. En las escaladoras no lo tengo tan claro y en las de fondo seguro que se convierten en un estándar por los modelos que ya están saliendo al mercado desde el año pasado. Todo se verá, pero desde luego yo no voy a cambiarme de bici por algo así.
          ¡Un abrazo crack!

        • martin dice:

          totalmente de acuerdo, ademas si comparamos neumatico mtb y carretera en superficie vemos que es mucho menor la que toca asfalto en carretera. En casos de frenado de emergencia llegas a bloquear la rueda pero ves como te deslizas por el asfalto sin haber una friccion que te detenga, que claro esta que depende del ciclista que vaya encima tambien a la hora de situar el cuerpo.y por ultimo vivo en galicia y aqui llueve,claro esta que no soy profesional pero yo nunca vi que me faltase potencia de frenado aun en mojado,como dice juan creo que ai influye mas un buen neumatico

          • martin dice:

            Mi primera vez, se nota jajja.Quedaba decir que para nada me compraria freno de disco para carretera y agradecer a este fenomeno, Ricardo, su trabajo en estos temas que tanto dolor de cabeza nos dan a los amateurs del ciclismo.saludos!! (la proxima vez pondre todo en un comentario)

          • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

            Jajajja ¡muchísimas gracias por comentar!
            Yo el problema de los frenos, sobre todo lo veo más en las bicis con la banda de frenado de carbono, porque no todas están conseguidas y a veces ahí les falta potencia. Vamos, lo hablo desde mi experiencia personal y sé que con las ruedas enteras de carbono se puede llegar a pasar un poco mal en algunas circunstancias. De todas maneras no creo que sea un cambio ultranecesario, pero el mercado va a ser lo que va a ser, así que más vale aceptarlo xD
            ¡Un abrazo Martin y espero seguir leyendo tus comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar