8 Consejos que te motivarán para correr | Running

Todos tenemos un motor en nuestro interior que impulsa a salir a correr lanzados a por nuestros objetivos, metas y proyectos. No importa si se trata de empezar a correr, acabar la primera carrera o ese maratón o alcanzar esa marca personal para luego querer fardar (mal de “marquitis”), o quizás seas élite y tu destino es pelear por una medalla olímpica.

motivación deporte

¿Cómo se llama ese motor?

El nombre que recibe es motivación; no obstante, no hace falta ser muy entendido tampoco para saber o tener una idea de lo que es. Tampoco te veo a soltar un sermón para empezar a correr desde ya, porque eso puede aparecer de la nada, en cualquier momento y dependerá de ti, pero lo que sí puedo hacer, y para ello emplearé mi experiencia como corredor, es darte algunas soluciones para cuando tengas menos ganas de salir a entrenar o estés predispuesto a abandonar el atletismo.

¿Qué pasos hay que seguir?

Lo primero de todo es preguntarte a ti mismo que te empujó a correr, como una vuelta a los orígenes. ¿Por qué te gusta correr?, ¿razón por la que participas en carreras populares? En definitiva, se trata de encontrar la motivación intrínseca, aquella que nace de ti, para salir a correr. Recuerda que el running puede acabar convirtiéndose en un problema mayor en vez de una solución.

Ahora es momento de saber porque estás con menos ánimo e ilusión por correr. Las causas y razones son tantas como personas con estos problemas existen y, afortunadamente, las soluciones son aun mayores porque prácticamente cualquier método sirve para volver a sentir la satisfacción de cumplir sueños, exhaustos pero contentos con lo prometido.

El hastío y el aburrimiento son las principales causas por las que el corredor deja de correr, llegando a convertir un complemento en la vida en una obligación como la de un atleta de élite, cayendo en la desilusión, el desasosiego o el cansancio físico y mental.

Motivación para correr

¿Cómo remediar la desmotivación?

– Ayuda a los principiantes
Encauza por otros derroteros tus objetivos cuando crees que lo has hecho todo o consideras haber tocado techo. Si has estado muchos años invirtiendo tu tiempo libre en correr, puedes hacer valer la experiencia adquirida en promover este fascinante deporte a amigos y familiares. Tú siempre tuviste ayuda cuando la pediste para iniciar, de modo que ahora te tocará a ti guiar a los runners novatos a iniciarse y progresar en sus marcas. Las metas de tus pupilos, serán ahora las tuyas.

– Conoce nuevos lugares
Cansado del mismo parque, caminos y calles ¿verdad? La solución es tan sencilla como variarlo. Si por tus circunstancias personales no puedes correr a un sitio nuevo, prueba los fines de semana, si no hay carrera, y mejor a primera hora de la mañana.

– Haga entrenamientos variados
Llegará un momento, sobre todo en los que se inician, en que te acostumbres a hacer rodajes a la misma intensidad, distancia y tiempo. No hagas dos días seguidos el mismo entreno y mete en tu planning series, fartlek, rodajes más largos y a menor intensidad. Otra solución podría ser contratar los servicios de un entrenador personal para ayudarte a mejorar.

– No salgas sólo
Si puedes, hazlo cada semana o cada dos. Lo más recomendable para un ameno entrenamiento con la mejor compañía es que sea un rodaje a un ritmo en el que usted pueda mantener una conversación. No pasa nada si el acompañante es más lento que tú, o al revés, porque podéis pactar ir más lento con la intención de ayudaros mutuamente.

– Sé realista y acorde al plazo
Cuando te preparas una carrera debes mentalizarte en que no la vas a ganar, a no ser que tus piernas realmente te lleven a eso. La mayoría de corredores debemos marcarnos un reto que no sea ni muy inasumible ni tan asequible que provoque aburrimiento, algo intermedio. Debe tener un cierto nivel de sacrificio pero a la vez tiene que ser posible de alcanzar con una buena preparación.
Lo mejor será que sea a corto/medio plazo (personalmente, creo que de mes y medio a 4 meses), porque un período mayor en el tiempo incita al aburrimiento.

–  Entrenamiento invisible: El Descanso
No por mucho salir a correr todos los días del año y no descansar se mejora antes ni mejor. En todos los planes que encuentres para preparar una carrera u objetivo te aparecerán asignados unos días de descanso. Aprovéchalos, no los malgastes en entrenar, porque repercutirá en un mayor cansancio físico y mental, además del riesgo elevado de sufrir lesiones. No tiene por que ser sólo dormir y tumbarte a la bartola en el sofá, salga a dar un paseo, pase el tiempo con su familia y amigos que seguro estarán deseando quedar contigo después de mucho tiempo sin hacerlo por ese tiempo que les quitas para cumplir sueños.

Y si llega un punto en el que el cuerpo te pide a gritos un paréntesis, lo ideal es parar. Puedes descansar sin más o hacer otro deporte.

– Planifica tu calendario de carreras
Yo acostumbro a organizar los siguientes meses conforme a las carreras que ya tengan fecha fijada o quiera hacer de nuevo de un año para otro. Organizo el período de tiempo conforme al esquema: iniciación, puesta a punto para la carrera, semana de la competición, disminución de entreno y vuelta a la puesta a punta. Así, hasta que en verano me lo tomo más desahogadamente.

– Cuéntalo en Internet (sin postureo)
Crearte un contenido multimedia te hará mantenerte pegado a la rutina de salir a correr o hacer deporte, ya sea creándote un blog escrito como éste (o alguno de la interesante lista de blogs que tengo a la derecha), un videoblog en Youtube al más puro estilo Valentí SanJuan, cuenta en Instagram (como la de Kiss After Running) repleta de fotos de running o contarlo en tu cuenta de Twitter o Facebook y participando en foros de internet o en grupos abiertos.

El simple hecho de contar tus vivencias y pensamientos te motivará a ti, estando inmerso en la práctica de running y seguro que ayudas a otros a progresar casi sin quererlo.

Para teminar

¡¡¡Ojo!!! Procura que no se te vaya de las manos hasta caer en el postureo, en la marquitis o medallitis, ni acabes usando las redes sociales como si fueras atleta de élite.

¿Te has sentido alguna vez con pocas ganas de entrenar? ¿Has estado a punto de abandonarlo? ¿Como mantienes la motivación para seguir entrenando y corriendo? Me encantaría que respondieses a estas preguntas y, si te ha gustado la entrada, compártela.

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Juan Manuel Sánchez Molina

Estudio Grado de Relaciones Laborales y RRHH en la Universidad de Sevilla. RRHH, Deporte, Política, Social Media, Actualidad, Bloguero. Running y atletismo en @ddcampista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar