¿Y tú, por qué pedaleas? | Julio Alberto

No suele ser muy habitual en el blog, pero de vez en cuando publico posts de invitado (como en el caso de la entrada de las carreras de orientación, el cambio de las bicis de 26″ a 29″ o cómo reenfocar los retos deportivos), tanto de conocidos míos, como de otros blogueros o incluso de suscriptores. Hoy nos encontramos ante este último caso, ya que me gustaría presentarte un artículo redactado por Julio Alberto, uno de los colaboradores más importantes de la sección de “Fotos de la Semana“. El post que está a continuación, contiene una historia de superación personal impresionante, por lo que te recomendaría que la leyeses.

Julio Alberto

Las razones para hacer deporte

A menudo muchas de las personas que practican deporte, en este caso “BTT” o ciclismo de carretera, lo hacen por diferentes motivos, desde “para perder unos kilos”, pasando “por mantenerse en forma” o porque simplemente la bicicleta es su forma de vida, su pasión.

¿Sabes por qué pedaleo yo? Para superarme a mí mismo. Sí, así es, déjame que te cuente una pequeña anécdota de mi vida, por si alguna vez te flaquean las piernas subiendo ese terrible puerto, o simplemente no te ves capaz de realizar ese reto que te proponen en la bici, o directamente en la vida. Yo te diré que sí, ¡SÍ SE PUEDE!

Tal vez sepas quien soy yo, de la sección de fotografías de la semana, o tal vez no, pero te contaré lo siguiente: actualmente tengo 25 años, y sufro una hemiparesia izquierda producida por una parálisis cerebral que deriva en una cojera, con una subluxación de cadera. Desde pequeño, siempre viví pegado a una bici, pero la experiencia que me marcó, con la que “hubo un antes y un después”, es la siguiente.

Mi experiencia

Yo, a pasear de mi discapacidad, soy una persona que se encuentra en un estado físico excelente, pero hubo una vez que tuve que luchar contra mí mismo.

Corría el año 2009, acabé mi curso de bachillerato y sabía que el deporte era lo que más me gustaba en este mundo. Así que decidí realizar T.A.F.A.D. (Técnico en actividades físico deportivas) y bueno, al principio todo el mundo dudaba de mí, es normal, pero pronto me encargué de disipar las dudas iniciales sobre mi aptitud física en distintos deportes, el problema llega, o llegó, cuando para poderme titular era indispensable pasar una pruebas de socorrismo acuático. No te voy a engañar, estaba lejísimo de los tiempos exigidos. No me acercaba a ellos ni de broma e incluso llegó un punto en que abandonar era más que una opción, ya que aunque aprobara todo, si no pasaba estas pruebas no me titularía (y así me lo advirtieron compañeros y profesores), pero yo a pesar de eso, con un miedo terrible y una presión que me carcomía cada noche, por si no lo conseguía, decidí que podría hacerlo, y así fue me propuse que no había nada imposible para mí en esta vida.

Durante dos años di el 200% por pasar esas pruebas, he de mencionar que sin el apoyo de mis compañeros y profesores no hubiera sido posible, pero entrené, me esforcé, sufrí y lo conseguí. Hubo días en los que llegué a estar psicológicamente hundido, pero cuanto más luchas por tu objetivo más cerca estás de conseguirlo, aunque tú no lo sepas, y así fue como tras dos años lo hice, la felicidad que sentí en ese momento fue indescriptible. Me sentí autorealizado ¡INDESCRIPTIBLE, amigo!

Fíjate cómo son las cosas, que ahora estoy trabajando en una piscina climatizada de socorrista. Quién lo diría, ¿eh?

Mi consejo

Por eso te digo que por mucho que veas metas inalcanzables en la vida, como en el deporte, piensa que no hay nada imposible. Lucha y lucha, pues aunque muchos te digan que lo dejes, que es imposible, yo te diré que no será fácil, que sufrirás y que probablemente fracasarás las primeras veces, pero que al final todo se consigue. El poder se encuentra en la mente.

Yo pedaleo por VIVIR. ¿Y tú, por qué pedaleas?

Julio Alberto.

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

14 Respuestas

  1. Yosley dice:

    Waoo no pude evitar llorar de emoción. Es un excelente ejemplo de superación personal. A mí también me hace mucho bien montar en bici, lo hago la mayor parte del tienpo para ir y venir del trabajo y alguna que otra gestión. Por placer lo trato de hacer todos los domingos, aunque a veces el sueño y el cansancio de toda la semana me vence. Un saludo a todos los campistas y en especial a Julio Alberto por compartir con nosotros esa experiencia tan personal.

    • Julio Alberto dice:

      Hola Yosley, encantado de conocerte, me alegro que te haya gustado mi “historia”, Ricardo me avisó de que me escribirte, espero que leas la respuesta. La verdad que la bici une a personas de todo el mundo da igual cual sea su finalidad, ya sea para ir al trabajo. Para dar un paseo para despejar la cabeza, o simplemente para batirte a ti mismo en aquella carrera que quieres acabar, aunque salgas cansado del trabajo sigue dando pedales nunca te canses de luchar por tus sueños y metas por pequeñas que sean, recuerda que son tuyas y nadie lo va hacer por ti. Un saludo amigo que la bici y este blog siga uniéndonos por todo el mundo 😉

  2. Rubén dice:

    Un gran ejemplo de superación y una demostración de que todo se puede, solamente hay que querer. Gracias a Julito y a Ricardo por compartir esta gran historia que merece la pena leer.
    Un abrazo julito, gran amigo mejor persona.

  3. Wenceslao Sanahuja dice:

    Hola Julio, eres un verdadero campeón….Como bien dices no hay nada imposible si pones empeño en ello. Gracias por compartir tu historia, a mi personalmente me anima mas a seguir disfrutando de la bici. Te puedo decir que hacía unos 8 años que tenía abandonada la bici y el verano pasado comencé a darle de nuevo a los pedales, he perdido unos 12 kilos y estoy mas en forma, pero lo principal ha sido la mejora mental que me ha aportado, esta puñetera crisis y los problemas laborales me estaban desestabilizando, y gracias a las salidas en bici he conseguido ser mucho mas positivo, no te puedes imaginar lo que disfruto perdido rodando por los caminos , vaya solo o en compañía…
    Un saludo y a disfrutar de la bici.
    Wences

  4. Impresionante el post y preciosa la historia. Bravo por Julio!!

  5. Julio Alberto dice:

    La verdad, que estoy muy impresionado, no pensé que iba a gustar tanto, pero me alegró de que le sirva a la gente de inspiración, muchas gracias chicos 😉

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Eres un crack Julio Alberto! 😀
      De verdad, fue un honor poder compartir tu historia 🙂
      ¡Un abrazo amigo!

  6. Regina dice:

    ¡Qué gran historia de superación! ¡Felicidades! Yo no sé por qué pedaleo. O sí. Porque me relaja, me ayuda a pensar, me divierte, me engancha, porque me lleva a sitios nuevos, porque sé cuándo salgo pero voy improvisando la ruta, porque son mis momentos, sola en la montaña, o los momentos con buenos amigos….vaya, creo que también pedaleo por VIVIR 🙂

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muchísimas gracias por escribir Regina!
      Desde luego cada uno tiene sus motivos para pedalear. A mí por ejemplo, simplemente me hace feliz. Ya vaya rápido, lento, por caminos nuevos o ya conocidos pedalear me hace muy feliz 🙂
      ¡Un abrazo!

  7. Grego dice:

    Que grande!! Y que historia!! Felicidades y a seguir pedaleando en la vida!!

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Desde luego! Ésta es una historia que merece mucho la pena, sobre todo porque Julio Alberto es todo un crack como persona.
      ¡Ya verás cuando se ponga a leer los comentarios! 😛

  8. LU dice:

    EXCELENTE VIVENCIA. EJEMPLO DE VIDA PARA AQUELLOS QUE NOS DEJAMOS DERROTAR POR COSAS MÍNIMAS. GRACIAS PÓR COMPARTIR LA EXPERIENCIA Y A LA VEZ MOTIVARNOS DE QUE LOS SUEÑOS SE PUEDEN REALIZAR CUANDO UNO PONE EL 200% COMO LO DICE EL ARTÍCULO.

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡Muchas gracias Lu!
      Desde luego la historia merece la pena. Me hizo muchísima ilusión poder publicarla 🙂
      ¡Un abrazo crack y gracias por escribir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar