Tijas telescópicas | Análisis Componentes MTB

¿Eres de los que no tienen mucha técnica bajando? Cuándo el terreno pica hacia abajo ¿te entran muchas dudas? Si quieres mejorar en las bajadas el mejor sistema es entrenar. Cuantas más veces bajes, y más trabajes la técnica buscando caminos con ciertas dificultades, mejor será tu capacidad y habilidad de descenso. Aún así, hay elementos que pueden ayudar a mejorar o por lo menos a aportar mayor seguridad en las bajadas. Uno de ellos es la tija telescópica.

qué son las tijas telescópicas

 

En los últimos tiempos, la tija telescópica o “tija pija” (como se conoce entre los bikers) se puede ver cada vez más en las bicis. Si bien no hablamos de un accesorio barato, su uso se está extendiendo y cada vez son más ciclistas de montaña los que optan por poner este sistema en sus bicicletas.

Qué proporcionas las tijas telescópicas

Este tipo de tijas hacen algo que tú mismo puedes hacer sin tener una: subir y bajar la altura del sillín. Quién no tenga una tija de este tipo, para afrontar una bajada con más seguridad, puede optar por bajar el sillín y de esta manera ganar en estabilidad y seguridad. El centro de gravedad baja, permite afrontar el descenso con mayor determinación y el agarre en curvas aumenta de una manera considerable. Como es evidente, una vez haya terminado la bajada, deberá volver a colocar el sillín a la altura adecuada para pedalear de forma correcta. Estas operaciones se tienen que hacer bajándose de la bici con el engorro que lleva.

La tija telescópica permite modificar la altura del sillín en marcha, sin bajarse de la bici. Por lo tanto, yo diría que su mayor prestación es la comodidad.




Cómo funcionan

Estas tijas permiten bajar la altura del sillín pulsando un mando bajo el sillín o como muchas del mercado, remotamente desde el manillar. El sillín baja aprovechando el peso de biker. En algunas únicamente se tiene una posición intermedia como veremos luego y en otras el ajuste de la altura es totalmente personalizable en cada momento (hidráulicas).

Para subir de nuevo la altura del sillín y posicionarlo en la medida idónea de pedaleo, simplemente hay que ponerse de pie y accionar el mando. De esta manera la tija retorna a su “medida – altura normal”.

Tipos de tijas telescópicas

En la clasificación de las tijas se puede hablar de dos tipos basándose en sus mecanismos de funcionamiento: hidráulicas y mecánicas.

  • Tijas mecánicas: Al no tener pistones hidráulicos, aceite ni retenes, requieren menos mantenimiento. Por contra, presentan una limitación: solo cuentan con una posición intermedia fija de recorrido. En cuanto a la velocidad de retorno no tienen la misma suavidad que las hidráulicas pese a que se puede controlar la misma con la presión de aire. En cuanto a su precio, son más baratas precisamente por la falta de elementos de precisión.
  • Tijas hidráulicas: En estas tijas, la altura se modifica de una forma gradual y con mayor precisión. Además se pueden colocar en posiciones intermedias. Aún así, pueden fallar con más facilidad, y requieren un mantenimiento mucho más complejo. En cuanto al retorno del sillín es mucho más progresivo y suave. Para mi es la mejor opción ya que permite colocar la altura en la posición deseada, sin limitaciones. El precio es más elevado debido a la mayor complejidad del sistema.

Consejos a tener en cuenta

 

A la hora de comprar una tija telescópica, es importante tener en cuenta algunos factores que pueden ser importantes para hacer una correcta elección:

  • Recorrido de la tija: Si tu técnica no es muy buena, el recorrido tendrá que ser mayor para tener más margen. En los más experimentados con un recorrido de 100-110 mm puede ser suficiente.
  • Diámetro de la tija: Las medidas van desde los 21,15 milímetros a los 31,80 milímetros. Dependiendo de la medida del cuadro, igual es necesario poner un espaciador para que la tija quede correctamente fijada.
  • El avance del sillín: Puede ser que por el anclaje de la tija, el avance del sillín varíe (algunas tienen la fijación retrasada). Esto es muy importante porque cambiará la posición sobre la bicicleta por completo.
  • Cableado: En mi opinión es el punto más negativo de las tijas (aparte de posibles holguras y problemas que puedan surgir con el tiempo). Algunas tienen el cable muy largo y puede originar “enganchones”. Este aspecto lo tienes que tener en cuenta.

Para terminar

En futuras entradas te hablaré de diferentes modelos que hay en el mercado. De todas maneras, te invito a compartir con todos tu experiencia con las tijas telescópicas ¿Has probado alguna vez una? ¿Recomendarías su compra?

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Sergio Moreno Merino

Soy licenciado en periodismo, aficionado al MTB y dibujante realista. Si quieres seguir mis trabajos puedes seguir la cuenta de Instagram: @sergiodibujosrealistas y la fan page de Facebook: Sergio Moreno Dibujos Realistas

5 Respuestas

  1. nisti dice:

    Yo lo veo interesante para bicis de enduro o descenso. En bicis de rally ya no tanto. No hay la misma necesidad en una ruta de x country, aunque se puede montar el sistema de Orbea, que no añade peso y permite variar la altura de sillin a unos puntos prefijados, con suma facilidad. Habra que parar un segundo, antes de hacerlo, pero nos evitamos la complejidad de los sistemas hidraulicos.

  2. pablo dice:

    Yo sólo he ganado en una cosa con la “tija pija” y no es precisamente una cuestión de 2 segundos en una bajada, he ganado en DIVERSIÓN, que es para lo que uso la bici.

    Para mí una buena inversión, con retorno en diversión.

    Lo aconsejo si usas la bici con el mismo objetivo que yo.

  3. alfredo dice:

    Pues ni tengo, ni creo que la vaya a usar en la vida.
    No se, lo veo ya una “frikada” (sin ningún ánimo de ofender a nadie, eh!!).
    como dices, no son nada baratas (como nada en este mundo del ciclismo), y no creo que aporte tanto beneficio. Que te ganes la vida compitiendo, en la que ganar 2 segundos en una bajada sea importante, pues vale, pero para el 99,999999 % de los bikers, es un capricho.

    En cambio, añades otro elemento mas susceptible de mantenimiento, y de averiarse en plena ruta.

  4. BOLLITO dice:

    Buenas Sergio….
    Yo no las he probado pero cuando salgo por trialeras me he encontrado a bastantes bikes que las llevan montadas y es una pasada. Además mi a veces me iría de coña bajar el sillín pero como comentas es un engorro pararse y bajarlo. La única pega que yo veo es que para xc no merece la pena, aunque si no te va de unos gramos más es buena opción…
    Un Saludo y gracias por tu artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar