¿Qué es la norma 40 de los Juegos Olímpicos? | Vídeo

¡Bienvenido una vez más al blog! Si llevas siguiendo nuestra actividad desde hace un tiempo, te habrás podido dar cuenta de que me indigno con ciertos temas. Tal es así que en su momento me expresé contra la caída de Peter Sagan el año pasado en La Vuelta, el incidente de Antoine Demoitié o el encontronazo de Froome con un aficionado durante el Tour de 2016. En esta ocasión centro el foco de mi atención en una situación que para muchos ha pasado completamente desapercibida: la norma 40 de la Carta Olímpica, que afectará frontalmente a los deportistas durante los juegos de Río. En este vídeo te explico de qué va todo este asunto:

Para terminar

¡Espero que te haya gustado el vídeo! Lo cierto es que estoy especialmente interesado en lo que me tengas que decir con respecto a este tema, ya que por lo que he podido ver en los comentarios de Youtube hay muchos campistas que piensan igual que yo, aunque conocer el enfoque que tienen todos y cada uno de entre quienes vean el vídeo resultará siempre más enriquecedor. En cualquier caso si tienes interés por leer los enlaces de los que hablaba antes y después del vídeo, en la descripción del mismo los dejé dentro de Youtube.

¡Un abrazo y gracias por estar ahí!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar