Cómo elegir una mochila de hidratación de mountain bike | Ciclismo

¡Bienvenido a un nuevo artículo en el blog! Hace relativamente poco tiempo se me pidió de forma reiterada a través de Youtube, que hablase sobre las mochilas específicas para la práctica de mountain bike, así que terminé elaborando un vídeo. De esta manera, me gustaría aprovechar que todavía tengo algunas ideas frescas para contar por aquí qué criterios seguiría yo para determinar la compra de una pieza de este tipo.

cómo saber si una mochila mountain bike es buena

Qué son las mochilas de mountain bike, para qué sirven y principales marcas

Este tema precisamente ya lo traté hace un par de años en un artículo que publiqué por el blog, por lo que no lo repetiré en esta ocasión. Si aún no tienes claro qué son este tipo de material, cuál es su utilidad y cuáles son las principales marcas del mercado, te sugeriría que leyeses el post anterior pinchando en el siguiente enlace. ¡Espero que te resulte de utilidad!

Qué características has de mirar

Si ya has llegado a este punto del artículo, me gustaría pasar a comentarte las principales características que no deberías perder de vista, de cara a comprar una mochila de MTB. Soy consciente de que cada uno puede estar más o menos interesado en algunos puntos clave, por lo que los expuestos por mí evidentemente responden a gustos personales.




Bolsa de agua

La bolsa de agua es uno de los aspectos críticos por los que se compran estas mochilas. La capacidad es muy variable pudiendo ir, normalmente, desde un litro hasta tres. En función del clima que haya por dónde salgas, la capacidad que tengas para reabastecerte de agua, si tu bicicleta permite que lleves uno o dos bidones, si cuentas con bidones grandes y de la distancia que suelas cubrir, puede interesarte el usar una mochila que sea capaz de soportar una carga u otra.

Capacidad de carga

Para mi gusto éste es el segundo de los aspectos críticos. Normalmente la capacidad de carga se mide en litros, y suele ir a la par de la bolsa de agua (es decir, las mochilas con grandes bolsas de agua, luego suelen poder almacenar bastantes cosas por volumen). A partir de los séis litros ya puedes contar con una mochila que se adapte a rutas largas, para la mayor parte de los usuarios. Todo lo que sea por encima de eso (10, 12, etc.) serán ya mochilas ideales para realizar etapas y entrenamientos muy largos, que requieran de que cargues con mucho material (una muda de ropa, comida, herramientas, mapas, etc.)…

Distribución de bolsillos

La distribución de los bolsillos es algo que desde mi punto de vista resulta muy importante. Una mochila puede contar con una gran capacidad de carga pero luego tener muy mal asignado cada espacio, mezclando incluso el reservado para la joroba de agua y el resto de utensilios. Teniendo en cuenta qué tipo de uso le quieres destinar (aventura, viajes, entrenamientos o competición) y la clase de objetos que quieres portar en ella, deberás atender a cosas tales como:

  • Número y tamaño de bolsillos.
  • Presencia de zonas especialmente reservadas para herramientas y nutrición.
  • Minibolsillos específicos para llaves, tarjetas identificativas o dinero.
  • Mallas especiales externas, especiales para llevar cortavientos u objetos similares.

Almohadillas

Las almohadillas que refuerzan a cada mochila son esenciales, ya que harán que la zona que entre en contacto con la espalda resulte menos molesta con el paso de los kilómetros, así como la zona de las asas, y también favorecerán que resulten unos bultos más o menos frescos. En este sentido las piezas de más alta gama suelen destacar sobre aquellas más sencillas. Las almohadillas, para mi gusto personal, no han de resultar ni excesivamente blandas (ya que tienden a deformarse) ni excesivamente duras (ya que resultan incómodas), por lo que buscar un tacto intermedio sería lo más conveniente.

Materiales utilizados

Al igual que cualquier otro complemento o pieza de vestuario, los materiales empleados son un elemento a tener en cuenta. En los últimos años han mejorado bastante las piezas de gama baja, haciendo que cada vez sean menores las diferencias entre las distintas gamas y marcas. Eso sí, sigue habiendo algunas barreras que separan a las mejores mochilas de las peores, en términos de transpiración, durabilidad y facilidad de limpieza entre otras.

Vídeo

Consejos personales

Antes de terminar, me gustaría realizar algunos consejos personales que me gustaría darte si estás buscando algunas mochilas de esta clase:

  • Hoy en día, muchos ciclistas nóveles (y no tan nóveles) tienden a considerar que las mochilas de mayor capacidad (de carga y agua) son mejores que el resto y que por lo tanto son las que más conviene utilizar. Esto no es del todo verdad, ya que si bien muchas marcas ponen especial énfasis a la hora de fabricar y vender sus mochilas más grandes (entre otras cosas porque son más caras), no siempre éstas han de ser las mejores para cada uno. Antepón tus intereses personales al tamaño de la mochila en sí.
  • Normalmente con una joroba de agua de tres litros serás capaz de hacer rutas muy largas sin tener que preocuparte de estar avituallándote (ten en cuenta que los bidones de agua suelen tener una capacidad máxima de 750 ml). Estas mochilas son las mejores para hacer etapas muy largas, en climas muy áridos, para bicis de doble suspensión que no admiten dos bidones o para viajes. Las de dos litros suelen ser las que se ajustan para un mayor número de usuarios, ya que resultan ligeras, válidas para competir, hacer rutas largas, ideales para climas calurosos y en definitiva valiendo un poco para todo. Las de un litro o menos, son para aquellos usuarios que realmente quieren un poco de hidratación (sin que estos líquidos se vean tan afectados por la temperatura ambiente), aunque ésta no es su mayor preocupación. Son ideales para quien realmente quiera competir en carreras, llevando algunos utensilios de reparación y líquidos extra, y así no tener que pararse demasiado en los avituallamientos.
  • Las almohadillas, si bien han de estar bien diseñadas para la espalda, para mí son especialmente críticas en la zona de las asas, ya que es ahí donde muchos modelos y marcas de gama baja suelen defraudar. Cuanto peor sea ese acolchado, más molesta resultará la mochila conforme se vaya llevando más peso.
  • Hoy en día, y cada vez más, hay muchísimas marcas que trabajan en el sector (Poc, Evoc, Scott, Osprey, Mavic, Zefal, Fox, Shimano, B’Twin, etc.) dando resultados excelentes, pero realmente la que se sigue llevando el gato al agua es Camelbak. Es la más famosa, la más extendida en tiendas y también la más utilizada en la actualidad. No estoy sugiriéndote que te compres una mochila de esta marca, pero si no conoces demasiado bien el mercado ése es un muy buen punto de partida.
  • Al menos yo le doy mucha importancia a que estas mochilas de hidratación cuenten con secciones independientes y bolsillos auxiliares específicos para las herramientas y también para las llaves, ya que así se facilita mucho su localización y hace que todo resulte más ágil y fluido.
  • En cuanto a los cierres necesarios para que la mochila resulte segura y cómoda, basta con que cuente con dos (uno a la altura del pecho y otro en la cintura), cosa que suelen tener la mayoría de mochilas actuales.

Para terminar

¡Hasta aquí ha llegado el artículo de hoy! ¡Espero que te haya gustado! Tratar este tipo de temas creo que siempre es interesante, ya que pueden surgir muchas dudas y preguntas y sobre todo cuando uno está empezando puede no tener muy claro qué ha de considerar. Además, más adelante me gustaría hacer algunos tops de material, referido precisamente a mochilas de mountain bike, así que hacer esta entrada más introductoria me parecía fundamental.

¡Un abrazo!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

Ricardo Sánchez Baamonde

Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. En mis ratos libres soy blogger, triatleta popular, redactor en Triatletas en Red y colaborador con el Club Triatlón Isbilya - Sloppy Joe's.

6 Respuestas

  1. FREDY CAMACHO POTES dice:

    BUENAS NOCHES SOY CICLISTA AFICIONADO ESTUVE OBSERVANDO LOS CAMELBACK QUIERO SABER DONDE LOS PUEDO CONTACTAR.

  2. Como siempre muy interesante el enfoque que das a los artículos. Para mi la mochila es indispensable, sobre todo en verano para poder llevar una buena cantidad de agua.
    Se que hay gente que no se siente del todo cómodo en la bici con algo en la espalda, pero a mí me va fenomenal…. llevo de todo y me ha salvado de quedarme en medio de ninguna parte en alguna ocasión.

    saludos
    Wences.

    • Ricardo Sánchez Baamonde dice:

      ¡¡Gracias por escribir crack!! Siempre será más cómodo no llevar nada en la espalda, pero luego llegan los imprevistos y… estamos en mitad de la nada completamente desatendidos. Creo que por seguridad al igual que tú son indispensables 🙂
      ¡Un abrazo crack!

  3. Juan Antonio dice:

    Una vez más un gran artículo y de grandísima utilidad, gracias por los aportes.

    Solo te falta uno de GPS jejeje

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar