¿Funcionan los electroestimuladores para ciclismo y mountain bike? | Consejos

1
2863

Antes de analizar qué es un electroestimulador hay que recalcar que este aparato no puede ni debe sustituir el ejercicio físico. Alguien que quiera coger una buena forma para afrontar con garantías un maratón de mountain bike, un ironman de triatlón, una cicloturista de las duras o un ultratrail no puede basar su preparación en la electroestimulación. Tendrá que entrenar a conciencia cada disciplina y como complemento (no es obligatorio ni mucho menos) podrá utilizar esta técnica.

Análisis electroestimulación en ciclismo y mountain bike

 

¿Qué es la electroestimulación?

En la EMM, se colocan unos electrodos en lugares determinados y envían unos impulsos microeléctricos a las terminaciones nerviosas de los músculos provocando contracciones en los mismos. Lo que se consigue es una contracción muscular similar a la que se realiza en la práctica deportiva. En el caso de la electroestimulación, el trabajo muscular es pasivo y las contracciones no son voluntarias sino provocadas . Tanto la frecuencia como la intensidad de estos impulsos se controlan mediante un aparato. En este dispositivo se elige un programa que puede ser bien de entrenamiento o bien de recuperación (la electroestimulación se emplea mucho por parte de fisioterapeutas y osteópatas para tratar diferentes lesiones).

¿Puedo sustituir un entrenamiento de calidad con un electroestimulador?

Como he indicado antes, la respuesta es no. La ganancia en el organismo se obtiene mediante el entrenamiento. Hay que tener en cuenta que con la electroestimulación no se hace ningún trabajo cardiovascular. Únicamente se trabajan las fibras musculares (el sistema articular tampoco se ejercita). Y si esto no fuera poco, la percepción de haber entrenado no se tiene en ningún momento. Ahora bien, como complemento del entrenamiento (de cara a nadar, correr o salir en bicicleta) es perfecto.

¿Puedo utilizar un electroestimulador sin ser experto en la técnica?

La respuesta es , aunque con matices. Estos dispositivos suelen venir con unas instrucciones muy precisas. Y además, marcas como Compex (líder en aparatos de electroestimulación) suelen organizar clínics de formación para aprender a utilizarlos con ciertas garantías. De hecho mucha gente adquiere un aparato de estos y lo utiliza en su propia casa. Ahora bien, mi opinión es que la persona que mejor puede emplear un electroestimulador es alguien que tenga conocimientos en la materia. Estoy hablando de médicos deportivos, fisioterapeutas, osteópatas, etc. Profesionales de la salud y que además tengan formación complementaria en esta técnica.

Entre las contraindicaciones de uso están los siguientes casos:

  • Está prohibido su uso en personas que tengan marcapasos o desfibriladores intracardíacos. No se deben usar tampoco en personas que sufran epilepsia.
  • La estimulación abdominal en embarazadas o personas con hernias abdominales o hinguinales.
  • La estimulación torácica en personas con alguna patología cardíaca.
  • Estimulación de las piernas en personas con trombosis venosas o isquemía (obstrucción arterial grave).
  • Además de estos casos, no se pueden poner los electrodos en la parte posterior ni en los laterales del cuello. Y en caso de padecer alguna enfermedad que no esté indicada en las otras contraindicaciones, es necesario consultar con el médico el uso de la electroestimulación.

Electroestimuladores para el mountain bike, ciclismo, running y triatlón

El empleo de los electroestimuladores en la práctica deportiva y como complemento para los entrenamientos está aumentando de forma considerable. Hay muchos modelos en el mercado. La diferencia entre ellos suele estar en estos puntos:

  • Potencia de los impulsos eléctricos. Los más avanzados son capaces de dar corrientes más potentes sin afectar a la comodidad. No está relacionada la potencia del impulso con la capacidad de aguante del mismo por parte de la persona.
  • Comodidad. Los más modernos son incluso inalámbricos. Esto evita el estar lleno de cables con la molestia que supone.
  • Tipos y cantidad de programas. Algunos modelos traen programas de relajación y recuperación. Otros en cambio, adjuntan a estos, programas específicos de entrenamiento, lo que los hace mucho más completos.

Por ello, de cara a entrenar la bicicleta, correr o nadar es un complemento ideal, ya que son muchas las funciones que tienen y muchos los usos que les podremos dar.

Me interesa uno. ¿Cuál compro?

Como he dicho, hay muchos modelos en el mercado y varias marcas. La marca líder es Compex con infinidad de modelos (y es además la que yo más conozco y he utilizado). Cada uno para un uso determinado. Lo que tienes que tener claro es para qué lo vas a utilizar. Si únicamente lo quieres para fitness tienes modelos que se ajustan bastante de precio. Por contra si quieres algo mucho más completo que tenga función de masaje, recuperación y entrenamiento, te tocará rascarte el bolsillo.

¡Nos vemos en la siguiente entrada!

1 Comentario

  1. Yo prefiero el entrenamiento de toda la vida. Hago kickboxig, Abdominales., fondos de lagartija… Sin sufrimiento no se consigue nada. Un saludo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here