7 Formas económicas de darle un toque personal a tu bicicleta | Ciclismo

2
4306

¡Bienvenido a un nuevo post en el blog! En esta ocasión querría hablarte sobre algunos trucos que podrías aplicar para darle un toque más personal a tu bicicleta y así tenerla a tu gusto. Los ciclistas y triatletas somos muy particulares y la relación con nuestra bici es muy especial, por lo que no somos pocos los que buscamos la forma de que nuestra máquina sea única con respecto a la de los demás. Personalizarla en muchos casos no es una tarea barata, por lo que en este artículo querría enseñarte algunas formas en las que puedes lograr este fin sin arruinarte en el proceso.

Cómo personalizar tu bicicleta

1. La cinta del manillar o los puños

Es una de las formas más notorias de darle un toque personal a la bicicleta. Además del color de base que tenga y de los motivos que incluya (hay cintas del manillar que tienen formas y dibujos especiales que le dan un toque muy particular al acabado final), tienes a tu alcance diferentes calidades en estos productos que afectarán a tu rendimiento y comodidad sobre tu bici (acabados de gel o corcho en carretera, de silicona, espuma o ergonómicos en montaña…). Aunque sobre las cintas del manillar aún no escribí nada, sobre los puños elaboré esta entrada hace un tiempo.

 

2. El cierre de la tija del sillín

Los cierres de la tija del sillín pueden ser una manera de darle un toque especial a tu bicicleta. Suelen ser metálicos (aunque de diferente composición), pueden manipularse o bien de forma manual o con llaves allen y en algunas marcas los tienes en colores diferentes. Normalmente de por sí no crean una gran diferencia en el impacto visual de la bicicleta, pero sí que combinado con otros elementos pueden reforzar el aspecto que le quieras dar.

3. La tapa de la potencia

Las tapas de la potencia (y sus espaciadores) son una forma de darle un aspecto más personal a tu máquina. Particularmente creo que es uno de los que más fácilmente notarás, ya que es una de las cosas que tienes más a la vista en cada salida (tanto en carretera como en montaña). Hasta hace unos años solo tenías a tu alcance algunas marcas que ofrecían diferentes opciones de color, pero en los últimos tiempos están destacando más y más marcas que incluyen mensajes o dibujos especiales grabados como sucede con BPart o Maldita Buena Suerte.

4. Los cierres de las ruedas

Sucede algo similar que con los cierres de las tijas. Si bien son componentes que de por sí no crean un impacto visual especialmente notorio, combinados con otros elementos en la bici sí le darán un toque diferente a la bicicleta. Hay que tener cuidado con escoger las más apropiada por calidad y tamaño para la rueda en concreto que estés montando.

5. Una pegatina personalizada

Las pegatinas personalizadas son una forma muy especial de hacer tuya a tu bicicleta. Normalmente empresas de vinilos o pegatinas especializadas son las encargadas de ofrecer esta clase de productos. Lo más habitual es que en la pegatina incluyas tu nombre y la bandera de tu país, aunque hay algunas otras que te dejan incluir tus propios logos. Con la eclosión de internet y la popularización del ciclismo, cada vez hay más marcas que muestran estos productos (hace unos años hice este post con algunos ejemplos).

6. Los portabidones

Los portabidones son un perfecto ejemplo de personalización de tu bicicleta. Bien sean metálicos, de algún componente plástico o de carbono, lo más normal es que tengas que instalar alguno, ya que de serie no vienen montados e hidratarse cuando entrenas y compites es fundamental. De tal manera, son una compra prácticamente obligada ya sea que practiques ciclismo de carretera, montaña o triatlón, por lo que tener unos portabidones de los colores o motivos más adecuados, harán que tu bicicleta adquiera mucha más personalidad.

7. Las fundas de los cables

Salvo las bicis de más alta gama, prácticamente todas tienen bastantes cables que son muy visibles. Si bien normalmente son blancos o negros los que vienen montados de fábrica, hoy en día tienes a tu disposición opciones de muchos otros colores. Personalmente no te recomendaría cambiar estas fundas nada más tengas a tu bici, pero con el paso del tiempo y conforme tengas que realizar tareas de mantenimiento o sustitución de ciertas piezas, en tu taller de confianza, podría ser conveniente el sustituir las fundas antiguas por otras nuevas que te gusten más. Será algo que se note mucho y si aciertas con el color lograrás un acabado único.

Para terminar

¡Hasta aquí ha llegado la entrada de hoy! ¡Espero que te haya gustado! Sinceramente creo que este tipo de campos (el de la personalización de material en general) puede tener muchos enfoques diferentes y obviamente cuanto más inviertas en él, más a tu gusto será el material que elijas. Sin embargo, con estos pequeños trucos creo que puede ser genial el tenerlo bastante personalizado (al menos en lo que se refiere a tu bicicleta, ya sea de carretera o montaña) y eso siempre supone un plus de motivación a la hora de competir y entrenar. ¡Si tienes trucos o recomendaciones de tu propia cosecha me encantaría que lo dejases por escrito en la zona de comentarios!

¡Nos vemos en la siguiente entrada!

¿Te gustó el artículo? ¡Échale un vistazo a nuestras entradas sugeridas!

2 Comentarios

  1. Con algo de paciencia y una inversion minima, se le puede dar un poco de color a nuestra bici, personalizandola a nuestro gusto. Ya he comentado mi brico en el manillar. Ahora quiero poner un cierre de sillin a juego y cuando tenga que cambiar el sillin, montare un modelo con algo de color en un tono similar al de la bici. La pegatina con el nombre, puede ser la guinda del pastel.

  2. Yo acabo de darle un toque de color al manillar de mi bici. Es un manillar plano de carbono para la practica del X country. Lo he lijado para quitarle el barniz y las calcas. Luego lo he encintado para dejar libre la zona que tenia que colorear y en un rato he obtenido un manillar a juego con el cuadro. No cuesta mucho. En una mañana tenia el manillar preparado para pintar. Darle color es cuestion de unos minutos. Dejar que se seque y si queremos recuperar el aspecto brillante ( que no es mi caso) darle un poco de barniz o laca. Ya esta! Manillar nuevo con un look muy conjuntado!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here