Fat Bikes ¿Qué son y para qué sirven? Ventajas y Características | Ciclismo

6
974

¡Bienvenido a un nuevo artículo por el blog! Hace unos años las Fat Bikes pasaron de ser unas completas desconocidas a una de las modas más fuertes dentro del mundillo del mountain bike. En estos momentos esta moda ha perdido fuelle pero no por ello ha dejado de tener adeptos, ya que estas bicis parecen haber encontrado su sitio entre diferentes tipos de compradores. Ya que nunca he elaborado un post específico para Fat Bikes con anterioridad (salvo por los listados de bicicletas), en el día de hoy querría explicarte qué son, qué características tienen y qué ventajas o inconvenientes  presentan frente a otro tipo de bicis.

Fat Bike con amortiguador delantero

¿Qué son las Fat Bikes y para qué sirven?

En esencia las Fat Bikes son bicicletas diseñadas específicamente para circular por terrenos que requieren de una especial tracción, tal y como sucede en condiciones de desierto y nieve (por la arena y la nieve). Para ello se valen de unas cubiertas particularmente anchas: entre 3,8 y 5 pulgadas aproximadamente (por ello no se deben confundir con las bicis “plus” cuyo ancho no suele superar las 3 pulgadas) que pueden contar con unas presiones especialmente bajas.

Particularmente con su erupción en el mercado, hubo muchas marcas que procuraron darle un uso mucho más general a estas bicicletas que la mencionada por mí en el párrafo anterior, lo que llevó a una polarización en las opiniones de los diferentes usuarios (ya que la opinión pública se dividió entre seguidores acérrimos y detractores de esta tendencia), pues ya había varios tipos de bicicletas que, salvo por la estética, cumplirían con el mismo cometido que estas Fat Bikes.

Puntos a favor de las Fat Bikes

  • Tienen la capacidad de rodar en terrenos con mucha más facilidad como lo son las zonas arenosas, de nieve o de hielo. De esta manera presentan un agarre extremo para zonas en las que por norma general no se podría uno mantener sobre la bici.
  • Son unas de las bicis más estables del mercado. Su ancho de rueda les permite pasar obstáculos y descender con gran facilidad, haciendo que corredores inexpertos puedan correr con más seguridad.
  • Precisamente esta estabilidad, unido al balón de la cubierta (que en circunferencia se asemeja al tamaño de las 29″, a pesar de que las ruedas de las Fatbikes suelen ser de 26″) y a su peso, hacen que sean unas grandes bajadoras del mercado (además de muy divertidas de llevar).
  • Al poder llevar las cubiertas con presiones muy bajas se gana mucho en comodidad, haciendo que la bicicleta no siempre deba llevar una horquilla con suspensión.
Fat Bike completamente rígida

Puntos en contra de las Fat Bikes

  • Son unas bicicletas especialmente pesadas. Esto, unido al hecho de que cuenten con tanta tracción hace que en zonas de asfaltollano y subidas se lleve mucho lastre y cueste mover la bicicleta.
  • Relacionado con el punto anterior habría que destacar que no son bicis ágiles y especialmente manejables (sobre todo comparándolo con otras alternativas del mercado).
  • Debido a los dos puntos anteriores, de cara a un uso convencional (trail, paseos algo de XC) resultan muy exigentes físicamente hablando.
  • El precio de sus cubiertas y cámaras puede superar el doble con respecto a las tradicionales. Este factor hay que valorarlo de cara al día a día en una compra por capricho.

Algunas impresiones de estas bicicletas

Como habrás podido ver la versatilidad no es algo que haya destacado en ningún punto, pues según se vea puede ser un punto a favor o en contra. Todo dependerá del estado de forma del ciclista, del uso que quiera darle y de los circuitos por los que quiera correr. Realmente para senderos y caminos, una bici de trail o de XC lo hará mejor que una Fat Bike y en descensos muy acusados, hay modelos como los de enduro o DH que están mejor pensados para ello. Por ello para mi gusto estas bicicletas siguen cumpliendo una función más específica, como es la de permitir al ciclista el circular por nieve y arena, terrenos más difíciles e inhóspitos para otros modelos.

La estética, yo la habría incluido como un punto a favor pero eso resulta muy subjetivo, a pesar de que haya sido una de las grandes claves de su éxito durante estos últimos años.

Fat Bike de doble suspensión

Tipos de Fat Bikes

Podríamos dividir a las Fatbikes en tres categorías principales diferentes, en función del número de suspensiones que incorporan:

  1. Completamente rígidas. Son aquellas en la que la horquilla delantera no presenta ningún sistema especial de amortiguación. Son realmente las que están mejor preparadas para nieve o arena, ya que en ninguna de esas situaciones se requiere de una horquilla con suspensión, a la par que presentan menos problemas mecánicos.
  2. Con suspensión delantera. Son aquellas bicis que cuentan con una horquilla delantera con suspensión. Están más diseñadas para un uso trail y XC, aunque siguen siendo muy versátiles.
  3. De doble suspensión. Son aquellas que cuentan con horquilla delantera con suspensión y amortiguador trasero. Son las más enfocadas a un uso de todo tipo (XC, trail, descenso, etc.), aunque se aleje del sentido original del diseño de las fatbikes.

Al margen de ello podremos ver a Fat Bikes que podrán variar en función de:

  • Su material. Al igual que la mayoría de modelos de la actualidad, puedes ver que los cuadros pueden estar hechos de carbono, aluminio, acero o titanio.
  • El número de platos en su transmisión. En la actualidad trabajan con los tres tipos principales: monoplato, biplato y triplato.
  • Los frenos. En la inmensa mayoría de casos son hidráulicos, aunque también los hay mecánicos.

Estos últimos tres puntos solo hacen que varíe la gama y rango de precios en los que se mueva la fatbike.

Para terminar

¡Hasta aquí ha llegado el artículo de hoy! ¡Espero que te haya gustado! La verdad es que este post llega con algo de retraso, ya que no dije nada al respecto de este tema cuando estuvo más de moda, aunque como se suele decir “nunca es tarde si la dicha es buena“. Ya que hace poco traté el tema de las bicis de tipo gravel y ciclocross, y era algo que tampoco había hecho nunca, es posible que continúe centrando mi atención en algunas categorías hasta ahora ignoradas por la bitácora.

¡Un abrazo!

6 Comentarios

  1. Hola Ricardo yo soy un enamorado de las Fat, tengo una rígida de Alu con horquilla de carbono y buenas ruedas (12,700) y me encanta también tengo una xc de 29″ son totalmente diferentes para mi si tuviera que tener solo una tendría una Fat, inconvenientes no puedes salir con un grupo de 29″ te funden a la primera de cambio, tienes que salir solo o con otras Fat, en dos horas te haces como mucho 32/36 km depende del terreno acabas fundido como si te hubieras hecho 80km pero son divertidas, seguras y creo que tienen la esencia del BTT clásico para pasarlo bien, hacer incursiones por sitios desconocidos, te da igual que haya camino o no, para la mayoría de los biker que quieren ir a volar por el campo y subir rápido las rutas al strava, no valen. A mi la Fat me robó el corazón el primer día y disfruto como un enano por pinares y playa.

    • ¡Muchísimas gracias crack por escribir y compartir con todos tu experiencia personal! 😀 ¡Un abrazo enorme! Me encantan estos comentarios porque aportan muchísimo.

  2. Hola! Una pregunta: Si la saco a rodar por senderos escarpados, al tener baja presión y mucho contacto con la superficie debido a su ancho de rueda, no es mas propensa a pinchazos? Porque en la nieve o arena esto, por más baja presión que lleves, es muy difícil que suceda, pero en terrenos pedregosos no. Gracias!

    • Potencialmente puede pillar más pinchos, espinas y cosas así, pero también es más difícil que sufra un pellizco la cámara de aire 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here